Viernes, 26 de Noviembre 2021

Dalí toma forma en PALCCO

Desde ayer y hasta el 21 de octubre los tapatíos podrán disfrutar de más de 40 obras originales del pintor surrealista

Por: El Informador

“Minotaure” no. 8, 1936. Lápiz sobre papel, filigrana española 33 por 22 cm. Colección privada. EL INFORMADOR / E. Barrera

“Minotaure” no. 8, 1936. Lápiz sobre papel, filigrana española 33 por 22 cm. Colección privada. EL INFORMADOR / E. Barrera

“Aparición de Cristo en la cruz sobre el cielo de Ampurdan”, 1960. Óleo sobre tela, 18 x 14.2 cm. Firmado y fechado en la parte inferior derecha “Dalí / 1960”. Según los evangelios, la oscuridad de la crucifixión habría durado la mitad de una tarde. Dalí relata en su cuadro este evento de la Biblia en el cielo de su país natal. Aquí Cristo figura gracias a la disposición de las nubes que crean una imagen doble, práctica preferida del artista. Colección privada. EL INFORMADOR / E. Barrera

“Aparición de Cristo en la cruz sobre el cielo de Ampurdan”, 1960. Óleo sobre tela, 18 x 14.2 cm. Firmado y fechado en la parte inferior derecha “Dalí / 1960”. Según los evangelios, la oscuridad de la crucifixión habría durado la mitad de una tarde. Dalí relata en su cuadro este evento de la Biblia en el cielo de su país natal. Aquí Cristo figura gracias a la disposición de las nubes que crean una imagen doble, práctica preferida del artista. Colección privada. EL INFORMADOR / E. Barrera

“Iglesia colgante” (“Suspended Church”). Proyecto para la arquitectura de una iglesia en el desierto de Texas, 1959. Tinta, acuarela, bolígrafo negro, lápiz, dos fondos de reproducción arriba a la izquierda, sobre cartón, 102 x 76.5 cm. Firmado y fechado con bolígrafo negro “GALA / DALI / 1959”. Colección privada. EL INFORMADOR / E. Barrera

“Iglesia colgante” (“Suspended Church”). Proyecto para la arquitectura de una iglesia en el desierto de Texas, 1959. Tinta, acuarela, bolígrafo negro, lápiz, dos fondos de reproducción arriba a la izquierda, sobre cartón, 102 x 76.5 cm. Firmado y fechado con bolígrafo negro “GALA / DALI / 1959”. Colección privada. EL INFORMADOR / E. Barrera

Uno de los iconos mundiales más importantes en el arte es Salvador Dalí, el español que impulsó la corriente surrealista y que al día de hoy sigue siendo objeto de estudio y referente de los nuevos valores dedicados a la plástica, la escritura y todas las corrientes artísticas en general.

El público tapatío tendrá la oportunidad de acercarse un poco más al legado de este personaje, gracias a la exposición “Dalí Místico”, la cual se desarrolla desde ayer, en el Palacio de la Cultura y los Congresos (Palcco) y que estará montada hasta el próximo 21 de octubre. La organización de la muestra corre a cargo de TexoArt Broker Of Museums.

Son más de 40 obras las que pertenecen a la exhibición, las cuales son expuestas bajo el manifiesto místico de Dalí. La mayoría viene de colecciones privadas de algunos países de Europa y un par más de Nueva York. Entre ellas destaca la pieza “El nacimiento intrauterino”, que sería la primera pintura surrealista de Dalí, la cual hizo en 1921. El dueño es Tomeu L’Amo, un historiador que ha seguido puntualmente el trabajo del artista desde hace más de 30 años.

“Yo sobre Salvador Dalí sé lo mismo que los demás mirando Wikipedia, el personaje sobre el cual me he especializado es sobre ‘El Divino Dalí’”, comparte en entrevista. De hecho, subraya el también pintor, que en “El nacimiento intrauterino” se destacan los elemento futuros del Método paranoico-crítico de Dalí, “de manera que esta obra tiene que figurar en los próximos libros de arte”, agrega. Después de 100 años que fue pintada esta obra en particular, es la primera vez que se expone y es aquí en Guadalajara.

“El nacimiento intrauterino” fue una obra que compró Tomeu en 1988 en dos mil 500 pesetas, “que era poco en aquel tiempo, la tenían abandonada, yo la miré en un almacén de cosas viejas, la tenían detrás de un colchón junto a la pared y con un montón de humedad y como yo desde hace 50 años me dedico a pintar, cuando vi los colores, pues tengo más elementos de juicio, me dije: ‘esto es un Dalí’, así que la compré y me tardé 25 años en demostrarlo, me costó un poco (risas), me dejé gran parte de mi vida y esto ha sido recogido en un documental que se llama ‘La llave Dalí’ y que se está proyectando en los cinco continentes”.

Ernesto Texo, uno de los curadores de la muestra, dijo que traer la exposición a Guadalajara de manera inédita tiene que ver con el respeto que le tiene a la ciudad; por ejemplo, por su Feria Internacional del Libro (FIL) y por el mural de José Clemente Orozco en el Instituto Cultural Cabañas, entre otras cuestiones.

LEER TAMBIÉN: Los títeres se van de fiesta

Temas

Lee También