Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 16 de Noviembre 2018
México | Reyes Heroles descartó cualquier propuesta de bursatilización de la empresa

Urge Reyes Heroles a no cancelarle el futuro a Pemex

Según el director de Petróleos Mexicanos no liberar a la paraestatal para que crezca sería un acto de injusticia con futuras generaciones.

Por: NTX

MÉXICO.-  El director general de Petróleos Mexicanos (Pemex), Jesús Reyes Heroles, asegura que es urgente actuar en beneficio de la paraestatal, porque de lo contrario los costos serán muy altos para el país, al tiempo que se pronuncia por "no cancelarle el futuro a Pemex". 

Cercenarle el futuro -explica- significaría dejarla sin una perspectiva de desarrollo, ni de crecimiento y empleo, lo cual traería graves afectaciones a la industria en su conjunto. 
"No liberar a Pemex para que crezca, sería un acto de una gran injusticia con los jóvenes y con las futuras generaciones", advierte. 

En momentos en que el debate sobre el futuro del petróleo sube de intensidad, subraya que una posible reforma a este sector pasa necesariamente por un cambio en la ley de obra pública, la cual califica de restrictiva.  Y descarta, tajante, cualquier propuesta de bursatilización de la empresa, porque una colocación podría interpretarse como una venta de los activos de Pemex, y eso es inadmisible. 


Reyes Heroles dice que la paraestatal ya no puede seguir dejando escapar oportunidades para reformarse.  "Pemex desparrama recursos, trabajo y actividad en todo el territorio nacional". Su impacto es tremendo. Merece un futuro mejor, precisa. 


Al hacer un breve balance acerca de las condiciones que han contribuido a que Pemex enfrente su actual crisis, el funcionario refiere que en los años 90 se bajó mucho la actividad exploratoria.   "La prioridad era la producción de crudo y se dejó de lado el descubrimiento de nuevos yacimientos. Eso ocasionó que la relación entre producción y reservas se fuera deteriorando, y que pasara de 14 años de reserva a 9.2, que es lo que se reportó en 2007". 

El director de la petrolera asegura que es necesario reorientar la estrategia y volver a poner los ojos en las tareas de exploración.  Economista de profesión, ex secretario de Energía, ex embajador de México en Estados Unidos, Reyes Heroles admite que la relación con las empresas de servicios ha sido fructífera para Pemex.

La exploración en aguas someras, en profundidades de 80 o 100 metros -asegura- es algo que Pemex ha hecho; tiene la experiencia, los recursos humanos y las tecnologías relativamente maduras, que se pueden utilizar. No hay duda, se pueden contratar empresas de servicios que hacen lo que la empresa les dice. 

Sin embargo, la situación se complica en aguas profundas. Ahí las condiciones son totalmente distintas. Más allá de 500 metros ya no hay luz, la temperatura del agua disminuye abruptamente y eso hace que se necesiten mecanismos para calentar los centros de los tubos, para permitir que estos sigan fluyendo. 

Explica que incluso hay que recurrir a técnicas de control remoto, de robótica, submarinos controlados a distancia. Y añade: cuando se opera un campo a dos mil, dos mil 500 metros, todo es incertidumbre. 

"Lo recomendable es que varias empresas con experiencias distintas, pero complementarias, puedan ir juntas a hacer esas exploraciones en aguas profundas, a fin de enfrentar los retos que se van encontrando durante la exploración".  Desde esta óptica, precisa el director de Pemex, es necesario hacer una revisión de la experiencia de colaboración de terceros, es decir, de las empresas de servicios. 

 Identifica como uno de los principales obstáculos para desarrollar y ejecutar los contratos de servicios, lo restrictivo de la ley de obra pública vigente.  Ejemplifica: cuando se firma un contrato se tiene que especificar con lujo de detalle el tipo de tecnología a utilizar, pero al tratarse generalmente de contratos a mediano o largo plazo, esto se convierte en una limitante, en virtud de que la tecnología cambia día a día, y la norma jurídica no admite la posibilidad de modificación a fin de utilizar tecnología de punta. Es absurdo. 

Reyes Heroles expone que el asunto se complica cuando se trata de explorar en aguas profundas. Porque por lo regular se tiene claro qué actividades se van a desarrollar, pero en el curso pueden surgir otros caminos a inspeccionar, y ahí es en donde se deben encontrar otros esquemas de contratación.

Cabe señalar que de 2004 a 2007, Pemex ha perforado seis pozos en profundidades superiores a los 500 metros, y la apuesta es a incrementar estos trabajos.   Hijo de uno de los más importantes ideólogos del sistema político mexicano, Jesús Reyes Heroles abunda en las restricciones a las que se enfrentan a la hora de explorar en aguas profundas. 

"Tenemos limitantes en materia de recursos humanos, en la medida en que no se cuenta con gente con la experiencia de haber participado en este tipo de proyectos".  Otra dificultad tiene que ver con la tecnología. Señala que "los mercados internacionales están muy apretados para poder conseguir plataformas que puedan operar en esas profundidades".  Además, reconoce que otro factor es el relativo a las probabilidades de éxito exploratorio. En aguas profundas hay más riesgo de que algún pozo que se perfore resulte improductivo. 

En aguas someras -refiere- el éxito exploratorio puede ser del orden de 40 o 50 por ciento, eso quiere decir que falla uno de cada dos pozos, pero en aguas profundas el éxito exploratorio es más bien de 15 por ciento, lo que significa que se tienen que perforar entre ocho y diez pozos para que quede uno productivo. 

Reyes Heroles detalla que el costo de un pozo en aguas someras es del orden de unos 20 millones de dólares, mientras que en aguas profundas es de más de 100 o 120 millones de dólares.  De traje azul marino, corbata color vino, y con la bandera de México colocada en una base de madera a sus espaldas, el funcionario advierte ante este escenario: 

"La situación de México es totalmente inédita, no hay ninguna empresa petrolera en el mundo que enfrente tantas restricciones para hacerse acompañar en su territorio de otras empresas como las que tiene Pemex". 

 Añade: la paraestatal tiene por ejemplo una refinería muy importante en Texas, Deer Park, de la que es socia de 50 por ciento de sus acciones con la empresa Shell. Ha sido una inversión magnífica, toman los crudos pesados mexicanos, los refinan, y además es un proveedor estable de gasolinas para México.  La paradoja es que este mismo ejercicio de poder asociarse e ir con otra empresa a poner una refinería en el territorio nacional, no se puede. Pemex está imposibilitado de ir con otra empresa a perforar en el segmento mexicano, en el área del Golfo de México. 

Esto, comenta, son cosas que tenemos que reflexionar con toda franqueza y ver qué es lo que ganamos y qué perdemos ante este marco regulatorio tan rígido para la operación. 
En relación con la propuesta de bursatilizar Pemex, Reyes Heroles indica que no es un tema prioritario. El presidente Felipe Calderón ha planteado con toda claridad que Pemex no se vende, no se privatiza y obviamente en ningún momento tampoco está a consideración el afectar la propiedad de los hidrocarburos.


Abunda: una bursatilización, una colocación, podría interpretarse como una venta de los activos de Pemex. Entonces, insisto, no está dentro de las acciones que resultarían prioritarias en este momento. 
Y concluye: la situación no se puede postergar más. Pemex ha venido perdiendo oportunidades desde hace ya varios lustros para explotar mejor la riqueza petrolera del país. 

Se pronuncia por no cerrarle el futuro a Pemex, porque el futuro se tendría que traducir en más crecimiento, más empleos tanto para la paraestatal como para otras industrias y actividades del país. 

Lo más grave, remata, es que en todo esto hay un elemento de justicia o de injusticia puesto que varias generaciones de mexicanos nos hemos beneficiado o no de la venta petrolera, pero el hecho es que ha habido una producción importante, que se ha vendido a los mercados internacionales, que le han dado divisas al país, y que ha permitido más infraestructura, y darle más sustento a programas sociales. 

"Entonces no liberar a Pemex para que crezca, sería un acto de una gran injusticia con los jóvenes y con las futuras generaciones". 

NTX 15:29 03/04/08 ccms

Temas

Lee También

Comentarios