Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 19 de Noviembre 2019
México | Ignoraron advertencias

Notable degradación en las Fuerzas Armadas

Obsolescencia en el Ejército

Por: SUN

CIUDAD DE MÉXICO.- Las advertencias hechas en octubre de 2007 por el secretario de la Defensa Nacional (Sedena), Guillermo Galván, sobre la urgencia de contar con un mayor presupuesto para detener el acelerado deterioro de las capacidades defensivas del Ejército y frenar la “degradación” de las Fuerzas Armadas no fueron atendidas a fondo.

A pesar de haberle autorizado a la Sedena el mayor ejercicio presupuestal en su historia —con 43 mil 623 millones, 321 mil 860 pesos—, la dependencia se quedó sin la activación de los programas considerados por el alto mando como vitales para garantizar la soberanía del país, la seguridad interior y sobre todo, su vigencia y modernización como institución armada.

“La degradación de nuestro poder militar es tan notable, que en los próximos cinco años este proceso puede tornarse irreversible”, les dijo en ese momento el general Galván a los legisladores citando el estudio “Agenda. Panorama General del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos”, del cual tiene copia este diario.

El documento interno de la Sedena presentado a los legisladores y clasificado con carácter de “muy confidencial”, advierte sobre el grave rezago histórico que arrastran por décadas el Ejército y la Fuerza Aérea, y la necesidad de destinar un mayor presupuesto para rubros estratégicos.

“Su desarticulación y accionar manifiestan tal desproporción y desajuste, que se traducen en limitaciones tácticas y técnicas tan graves que los inhabilitan para actuar en operaciones de defensa del Estado mexicano”.
La composición de las demandas militares contrastadas con lo otorgado en el presupuesto, indican que el esfuerzo legislativo para impulsar a la Sedena se quedó corto una vez más.

Por ejemplo, la Sedena mencionó a legisladores la necesidad de comprar 12 aviones F-16 para integrar un escuadrón de pelea. Estos aparatos tienen “muy superiores prestaciones técnicas y tecnológicas a las que poseen los F-5 con que contamos actualmente”.

Otra urgencia planteada por la Sedena fue la creación de cuatro baterías antiaéreas (una por año) que iban a ser instaladas en igual número de lugares en el Sureste del país. Su costo total se estimaba en tres mil 40 millones de pesos, y se esperaba la autorización del Congreso para la aprobación de cuatro partidas por 760 millones de pesos que iban a ser ejercidas desde 2008 hasta 2011. Nada de esto se autorizó.
El combate al crimen organizado y el cumplimiento de la agenda de seguridad interior a partir de la activación del Cuerpo de Fuerzas de Apoyo Federal (CFAF) fue presentado también como una necesidad a cumplir por el general Galván.

TELÓN DE FONDO

Obsolescencia en el Ejército

Por primera vez en la historia moderna de las Fuerzas Armadas, la Secretaría de la Defensa Nacional planteó públicamente al Gobierno y al Congreso mexicanos la necesidad de cambiar las políticas de Gobierno que han llevado a la degradación del poder militar y a la existencia de unas Fuerzas Armadas incapaces de ejercer la defensa nacional.

El aspecto más dramático de ese planteamiento realizado en el documento Panorama General del Ejército y la Fuerza Aérea, presentado a los senadores del país, se refiere a la incapacidad de mantener la guerra contra otra fuerza armada más allá de 25 días. En términos hipotéticos, esto significaría que una invasión militar al territorio mexicano podría consumarse en menos de un mes.

Los aviones de la Fuerza Aérea sólo librarían una batalla del honor, los buques de guerra mexicanos estarían en desventaja con sus naves obsoletas e insuficientes y las tropas tendrían que convertirse en una fuerza guerrillera para defender al territorio nacional.

El documento entregado sintetiza el estado real del Ejército y la Fuerza Aérea, caracterizado por la operación caótica de los sistemas de operación, logística, administración y educación militar, así como por un impacto de la escasez histórica de recursos en la moral y condiciones de vida de las tropas, y por la obsolescencia del material de guerra.

¿Por qué presentar este documento?

Según el análisis presentado por el alto mando militar, el Ejército y la Fuerza Aérea entrarían en una etapa de degradación irreversible en un plazo estimado de cinco años, lo que implica que el próximo Gobierno habría heredado un aparato prácticamente inservible de defensa nacional.

Es posible que la política actual de utilizar intensivamente a las Fuerzas Armadas haya profundizado el proceso de degradación del poder militar.

Resulta evidente que al tomar la decisión de utilizar el máximo de fuerza militar posible contra la delincuencia organizada, el Gobierno actual no tomó en cuenta el rezago acumulado en el Ejército y la Fuerza Aérea, ni consideró tampoco la imposibilidad logística de mantener esa política sin un incremento significativo en el presupuesto militar.

Por otra parte, la Secretaría de la Defensa Nacional habría aceptado la profundización de su papel en la lucha contra la delincuencia organizada, sin advertir al poder civil de la inexistencia de recursos suficientes para mantener ese combate. Si acaso realizó la advertencia, el Gobierno de Calderón hizo caso omiso de ella.
Jorge Luis Sierra/El Universal

Temas

Lee También

Comentarios