Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 16 de Octubre 2018
México | a Organización de las Naciones Unidas ha hecho un llamado urgente a la comunidad internacional

La crisis del hambre

Cuando el fin de la primera década del siglo XXI se perfila, la comunidad internacional se encuentra en el umbral la peor crisis alimentaria desde el fin de la Segunda Guerra Mundial.

Por: EL INFORMADOR

Nauhcatzin T. Bravo Aguilar*

Cuando el fin de la primera década del siglo XXI se perfila, la comunidad internacional se encuentra en el umbral de lo que los expertos y analistas califican ya como la que puede ser la peor crisis alimentaria desde el fin de la Segunda Guerra Mundial.

En los últimos tres años, el encarecimiento de los alimentos a escala mundial está teniendo efectos devastadores para regiones enteras. Rajat M. Nag, director del Banco Asiático de
Desarrollo, advirtió sobre el riesgo de que 400 millones de personas pasen a la pobreza extrema por el encarecimiento del petróleo y de alimentos como cereales y arroz.

Estos 400 millones de personas se sumarían a los 600 millones de pobres extremos que actualmente existen en la región (es decir, personas que sobreviven con menos de un dólar al día).

La situación que pone en riesgo de hambruna a millones de seres humanos en el mundo tiene que ver con diferentes factores, tales como los largos periodos de sequía, el cambio climático, el destinar cosechas para biocombustibles, así como el cambio de patrones de consumo de algunos países en desarrollo, entre otros. Por ejemplo, debido al mayor poder adquisitivo, la población china no sólo consume más, sino que su dieta incluye más carne y lácteos ahora que en antaño.
Entre 1990 y 2005, el consumo de carne per cápita se duplicó.

La Organización de las Naciones Unidas ha hecho un llamado urgente a la comunidad internacional a efecto de enfrentar la crisis que golpeará especialmente a los países en desarrollo más débiles.

El monto que el máximo foro internacional contempla como mínimo necesario para evitar la hambruna es de dos mil 500 millones de dólares aproximadamente.

De ellos, 755 millones son para apoyar al Programa Mundial de Alimentos (PMA) como fondos de emergencia ante la crisis. De esta suma, existe la promesa de cubrir por lo menos 471 millones de dólares, sin embargo, hoy día sólo se cuenta con 18 millones, de acuerdo al propio PAM.

Dado el incremento de precios de alimentos de consumo básico tales como el arroz y la falta de liquidez del PAM, 450 mil niños pobres de escuelas de Camboya han dejado de recibir desayunos, un apoyo que en muchísimos de esos casos es el único alimento al que pueden tener acceso al día.

Al igual que el arroz, cereales, carne, aceites, y azúcar incrementaron su costo.

El índice de precios del Fondo de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), fue 57% más elevado en marzo de 2008 que hace un año. Ello ha provocado que la ayuda alimentaria de proveedores como PAM disminuya en 40%.

Ante la escalada del costo de alimentos, países como Argentina Vietnam, India, Brasil y Egipto han limitado la exportación de productos alimenticios básicos a fin de garantizar el abasto interno, lo que ha recrudecido la crisis.

Los países que sin duda enfrentan el peor escenario son aquellos que han perdido su soberanía alimentaria.

En los últimos 30 años, los 49 países más pobres del mundo han pasado de exportadores a importadores netos de alimentos. De acuerdo con datos de la FAO, 37 países en el mundo requieren de ayuda externa a efecto de que la totalidad de su población cuente con alimentos.

México tiene que hacer un esfuerzo por recuperar su soberanía alimentaria, no arriesgar ahora la energética y solidarizarse con la causa internacional.

*Doctor en Derecho y profesor investigador de la Universidad de Guadalajara.

Temas

Lee También

Comentarios