Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 19 de Noviembre 2019
México | Entrevista

El enemigo está en casa… y se debe reconocer

“El enemigo en casa”, su libro que abarca desde el consumidor primario hasta el gran negocio que representa traficar con drogas

Por: EL INFORMADOR

GUADALAJARA, JALISCO.- Ana María Salazar y Jorge Fernández Menéndez hablan sobre “El enemigo en casa”, su libro que abarca desde el consumidor primario hasta el gran negocio que representa traficar con drogas

Aunque el Gobierno federal está haciendo un esfuerzo para combatir a los grandes cárteles de la droga, el periodista y escritor Jorge Fernández Menéndez ve muy difícil que las calles se puedan limpiar para que los estupefacientes no lleguen a los jóvenes. Asegura que es un objetivo que se debe plantear, pero que es muy complicado que se pueda cumplir.

La analista Ana María Salazar agrega que el objetivo del Estado Mexicano a mediano o largo plazo no debe ser el tratar de erradicar a los cárteles, sino otorgar herramientas a la sociedad y a la juventud para poder prevenir adicciones.

En entrevista con EL INFORMADOR, ambos autores hablaron sobre “El enemigo en casa”, su libro que trata el tema del gran negocio que es el traficar con drogas, pero que también aborda un tema en muchas ocasiones opacado por las grandes historias de narcotraficantes: los consumidores.

¿Por qué decidieron titular así su libro?

Jorge Fernández Menéndez:
Cuando comenzamos a hacerlo, hace como cinco años, teníamos la convicción de que uno de los mayores problemas que había sobre las drogas no era solamente el tráfico y la producción, sino el consumo, que cada vez es más alto y llegamos a la conclusión de que el enemigo está en casa y esa es la idea que permea toda la obra.

Ana María Salazar: Creo que todavía hay quienes perciben o quieren pensar que el problema no está en México, que los consumidores están en Estados Unidos o en países como Colombia, pero desafortunadamente somos un país consumidor, debemos reconocer que hay un incremento en las adicciones y este también es uno de los objetivos fundamentales del libro.

Además de hacer un análisis de los cárteles y saber cuáles son las nuevas tendencias en las drogas, también es un libro en donde el lector va a obtener información para enfrentar un problema de adicción, es como un manual que incluye el tipo de drogas que se consumen en México y qué tipos  de tratamientos existen, entre otras cosas.

Los autores dicen que uno de los datos más reveladores fue el descubrir la edad en la que los adolescentes empiezan a consumir drogas.

“Aproximadamente empiezan a consumir a los 11 años, es una edad demasiado temprana, eso significa que algo está muy mal y desde ese punto de vista quizás es dentro de todo el panorama lo más preocupante” afirma Fernández Menéndez, quien agrega que la situación se agrava cuando son muy pocos los que terminan tratando su adicción.

“La Encuesta Nacional de Adicciones reveló que 63% de las personas tiene acceso a las drogas, antes era difícil comprar drogas y ahora están en escuelas, calles. Hay muchas más razones por las que se están consumiendo drogas pero quizá el acceso es lo que las vuelve mucho más atractivas”.

Salazar dice que por ello creyeron importante incluir información sobre tratamientos en su obra, “el libro ofrece información sobre la dinámica que está viviendo la juventud actual en términos de lo que está pasando en su entorno… de una forma u otra anticipó lo que el Gobierno tal vez no quería poner en papel, que se venía una ola de adicciones, que los muchachos  empezaban mucho más jóvenes a consumir y que había incrementado de forma alarmante el consumo en mujeres”.

Al preguntarles si creen que las iniciativas perredistas presentadas en la Asamblea capitalina por Víctor Hugo Círigo y en el Senado por René Arce de legalizar el consumo de mariguana ayudarían a controlar el consumo, ambos son contundentes:

“En el mundo real no solamente es inaplicable sino que sería profundamente contraproducente. El argumento (de ellos), y es un argumento en parte válido, es que el alcohol y el tabaco hacen mucho daño y son legales, es verdad pero no hay ninguna justificación para agregar otro producto que haga daño, y menos cuando estamos en una guerra,  pero no encuentro otra palabra más adecuada para referirme a lo que está ocurriendo.
Salazar coincide y agrega que le molesta cuando se habla de un tema tan serio de una forma tan simple. “Cuando ven o creen que la estrategia no está funcionando, lo único que se les ocurre decir es: ‘pues vamos a legalizar’… no piensan en otras alternativas o en otras propuestas”.

Fernández dice que en “El enemigo en casa” hay un capítulo referente a la despenalización de las drogas. “Es un debate que se debe realizar, pero plantearlo en esas condiciones y de esa manera nos parece una locura”.

(Sergio Cázares)


“Este libro está escrito para todo tipo de lectores, desde los que buscan un análisis de las políticas gubernamentales, hasta los papás que están preocupados porque sus hijos tienen un problema de adicción”
Ana María Salazar, escritora y analista.

“Lo más grave de todo esto es que la lucha contra el narcotráfico tiene una historia de continuidad que llega hasta el chavo de 11 años que consume por primera vez alguna droga”
Jorge Fernández Menéndez, escritor y periodista.

Temas

Lee También

Comentarios