Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 19 de Noviembre 2019
México | PALESTRA 20 POR JORGE O. NAVARRO

Alianza Aristóteles-Peña Nieto

La fugaz aparición del gobernante priista en la Plaza Juárez aquel 28 de junio no fue un gesto de buena voluntad

Por: EL INFORMADOR

Cuando las campañas políticas de la elección que se resolvió el 5 de julio tocaban a su fin, el candidato del PRI a Guadalajara dio la campanada: consiguió traer al gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, con todo y la Gaviota (Angélica Rivera), al mitin de cierre.

La fugaz aparición del gobernante priista en la Plaza Juárez aquel 28 de junio no fue un gesto de buena voluntad, pues el aspirante mexiquense a la Presidencia del país en 2012 atendió nada más a los cálculos profesionales de sus asesores: el peor escenario era la derrota de Aristóteles, pero aún así no habría daño a su imagen. Fuera de eso, el resto era ganancia. Hizo una apuesta segura y ganó.

Ahora, en la imparable carrera por el poder que padece nuestro país a causa de un sistema electoral que es, al mismo tiempo, motor económico trianual, el mismo Aristóteles se dispone a explotar la alianza. No se trata sólo del ingenuo y primario aprovechamiento del parecido físico entre ambos políticos, sino de un acuerdo de más largo aliento, que incluye la actuación de los miembros de “Fuerza Mexiquense”, quienes se han distribuido a lo largo y ancho del país para dar asesorías a potenciales candidatos que, una vez en los cargos públicos, son socios seguros de las causas políticas de Peña Nieto.

El punto es harto sencillo: avanza la candidatura de Aristóteles para competir por la gubernatura de Jalisco en 2012 y su soporte político fundamental será la campaña misma del gobernador del Edomex.

¿Ficción política? No parece.

En la red de Facebook ya está abierto el grupo denominado “Aristóteles para gobernador 2012-2018”. Y el creador de éste es el mismo Aristóteles, o cuando menos quien administra su sitio particular en la red. Hasta donde se conoce, el próximo alcalde de Guadalajara no ha negado el proyecto.

Pero si no es ficción, sí es una completa ironía que cuando falta más de un mes para que inicie su gestión como presidente municipal de la que gusta ostentarse como segunda ciudad del país, ya se hayan echado a andar los mecanismos de la siguiente campaña.

Aclaración: todo ello es válido. Legal al menos.

Pero en la carrera hay más competidores y para ejemplos bastan dos:
Uno, Ramiro Hernández García, el senador y aspirante declarado. Dos, Rafael González Pimienta, el presidente del PRI Jalisco, quien edifica sus posibilidades desde la discreción de su experiencia y con el sólido bastión de Puerto Vallarta a su favor (en aquella ciudad será alcalde uno de sus hijos, mientras el otro es presidente del PRI municipal).

Y la lista se alargará tanto como las ambiciones (aspiraciones, dirían los entendidos).

Sin embargo, además de Peña Nieto, otras “vacas sagradas” del PRI, como Beatriz Paredes, pujan para inclinar la balanza.

Aristóteles dio la campanada en junio 28 y luego en julio 5. La cuestión es si le bastará con el aliado del Edomex.

Temas

Lee También

Comentarios