Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 14 de Diciembre 2019
Jalisco | El agresor habría reaccionado ante la falta de seguimiento a su denuncia

Venganza, motivo detrás del ataque en edificio de la Fiscalía estatal

El agresor, un hombre de 56 años, habría reaccionado ante la falta de seguimiento a su denuncia

Por: EL INFORMADOR

GUADALAJARA, JALISCO (15/SEP/2016).- El fiscal general del Estado, Eduardo Almaguer, informó que el responsable del ataque la mañana de ayer en las instalaciones de la Fiscalía en la Calle 14 fue identificado como Luis Homero Águila, de 56 años de edad, apodado “El General Águila” y quien “ya tenía problemas de conducta de acuerdo a la revisión ministerial que se ha hecho en su domicilio”.  Tres de las mujeres agredidas eran trabajadoras sociales y una más agente del ministerio público.

La fallecida fue identificada como Verónica García Carmona de 58 años de edad. Las tres mujeres que se encuentran lesionadas de gravedad recibieron impactos en el cráneo, y fueron identificadas como Elizabeth Flores Sánchez de 43 años de edad, Araceli Baustista Rocha de 47 años y Laura Castañeda Amaral de 45 años. La primera está siendo atendida en la Clínica 46 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y las otras en un hospital privado.

“Las tres fueron lesionadas en la cabeza y se encuentran con neurocirujanos”, detalló Eduardo Almaguer.

El agresor se dedicaba a realizar trámites jurídico administrativos en la dependencia e ingresó con dos armas, de acuerdo al fiscal. El ataque se dio a las 10:03 horas.  

“Era conocido ya por muchos de los servidores públicos, se dirige a un agente del MP (Ministerio Público), llevaba uno de sus asuntos, pregunta por el agente, le dijeron que no se encuentra y al regresar ingresa al área de restricción y con un arma calibre 22 dispara en contra de cuatro compañeras”.

Señaló la fiscal que inmediatamente después de que el atacante accionó su arma, entró personal de seguridad de la fiscalía y abatió al agresor.

El sujeto traía dos armas, una calibre .38 oculta en sus ropas y otra calibre 22 que fue la que disparó, con sus respectivos cargadores y 36 tiros útiles en sus bolsillos.

“Fue evidente la decisión con la que venía para atacar al personal de la Fiscalía y a las compañeras que son quienes dan la atención al público (…) Él se había preparado para una agresión directa contra personal de la Fiscalía”, mencionó el fiscal.

Se supo que el agresor, quien afirmaba ser ex militar, padecía de depresiones debido a dolores en su maxilar. Dicho padecimiento se habría derivado de una negligencia médica, razón por la cual había denunciado a un dentista. Trascendió que la querella que mantenía este hombre contra el dentista habría tenido varios reveses y ello derivó en su intento de atacar a los trabajadores de la Fiscalía.

PERFIL

“Era un hombre muy tranquilo y amable”

Como todos los días, Luis Homero Águila llegó desde temprano para instalar su oficina, una mesa con una sombrilla que guarda en un puesto de lámina del Sitio 4, casi en la esquina de Calle 14 con la Calle 5, a un costado de la Fiscalía, según apuntó una mujer que vende tacos justo junto a su lugar de trabajo.

De hecho, el hombre hacía llamar a su improvisado despacho “Escritorio Público El Paraguas”, donde ofrecía los servicios de gestoría y orientación de trámites en la Fiscalía, desde robos de placas y celulares hasta denuncias.

La señora lo describió como una persona muy tranquila y amable: “Pasaba por la mañana, lo saludaba, sacaba su mesita, su sombrilla, su letrero y hay veces en los que ya había gente esperando”. Y sí tenía clientes, pues en ocasiones lo esperaban antes de que se instalara. “A veces venían y preguntaban, ‘¿oiga, y el señor de aquí?’, ‘No, pues no ha llegado’”. Y siempre levantaba todo a las tres de la tarde y lo guardaba en el puesto.

En una fonda frente a su lugar también se extrañaron que hubiera protagonizado aquel hecho violento. “Ahí estaba siempre haciendo sus escritos el señor, y muy amable. Era tranquilo el señor. Yo me sorprendí de haber visto ese movimiento”, dijo el cocinero, que en más de una ocasión le sirvió.

En la zona existen muchos negocios que ofrecen servicios de trámites legales, pero gestores en la calle como éste sólo había unos dos o tres, refirieron los vecinos.

Denunció presunta negligencia de dentista; su querella no avanzaba

El “General Águila”, como se hacía llamar Luis Homero Águila, quien disparó contra trabajadores de la Fiscalía la mañana de ayer, tenía un problema de salud, derivado presuntamente, de una mala atención odontológica.

El fiscal Eduardo Almaguer afirmó que Águila, desde 2002, se quejaba de una mala práctica realizada por un dentista y es una de las principales líneas de investigación sobre el ataque: los errores del dentista provocaron dolores intensos a su paciente, quien se quejó ante la Comisión de Arbitraje Médico de Jalisco (Camejal) y en 2014 se querelló en la Fiscalía.  Al ver que la denuncia que interpuso en 2014 no avanzaba de forma satisfactoria, habría tomado represalias contra los trabajadores de la dependencia.

“Él lo que quería era que unas muelas que le habían extraído le fueran pagadas. Estaba en un proceso de conciliación y en ese sentido estamos con Ciencias Forenses revisando el caso”, señaló Almaguer.

De lo que el fiscal conoce del expediente, aseveró que sus demandas no llegaban a buen término para él porque no había elementos que lo sustentaran.

El fiscal señaló que el ataque derivó además de que el agresor  tenía comportamiento conflictivo, según evidencias que encontraron en su vivienda.

Cabe señala que Aguila llegó a mandar escritos al Congreso demandando que atendiera su caso de “negligencia médica”.

Temas

Lee También