Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 23 de Abril 2019
Jalisco | Deficiente gestión del agua amenaza a urbes del país

Subsidio al agua, una política equivocada

En el mundo la tendencia es eliminar los subsidios al agua. Pero en México se paga menos de la quinta parte de su costo real.

Por: EL INFORMADOR

Mientras que para la OMS bastan entre 50 y 100 litros de agua por persona al día; los tapatíos consumen hasta 210 litros diarios. EL INFORMADOR / F. Atilano

Mientras que para la OMS bastan entre 50 y 100 litros de agua por persona al día; los tapatíos consumen hasta 210 litros diarios. EL INFORMADOR / F. Atilano

GUADALAJARA, JALISCO (08/DIC/2014).- El alto costo del agua sigue, en muchas ciudades de México, sin reflejarse en el bolsillo del consumidor. Lo que abona a su desperdicio y a que el consumo por habitante duplique la recomendación de la Organización Mundial de la Salud.

En la última década, las tarifas han venido al alza: en ocho de cada 10 de las principales urbes del país registraron un incremento. La lista la encabeza Morelia, que vio crecer su tarifa 17 veces y el Distrito Federal, 10 veces; no obstante, debido al subsidio, el poblador llega a pagar hasta la quinta parte, o menos, del costo real por metro cúbico.

“El pago del servicio nunca se ha cubierto de la manera en que debería cubrirse”, estima Roberto Olivares, director de la Asociación Nacional de Empresas de Agua y Saneamiento (ANUES). Añade: “Los organismos operadores del agua han quedado a expensas de tarifas controladas por cabildos o congresos locales, que determinan los precios sin conocer las dificultades”.

A esto, explica, se debe el desfase actual entre el costo de llevar un metro cúbico al ciudadano y el cobro por éste: “Existe un promedio de siete u ocho pesos de tarifa a nivel nacional, en un concepto de gestión integrada del agua cada metro cúbico está costando arriba de 30 pesos”.

Por ello, y para estimular en la población un uso más sustentable del agua, considera necesario el incremento de la tarifa. “La gente no está enterada del valor que tiene el agua, del costo que representa para quien la produce… El agua en el país no tiene valor y mucho menos económico”.

Cada localidad enfrenta el problema de abasto en diferentes niveles, pero sobre todo, con diferentes grados de responsabilidad según su situación privilegiada o escasez. Así, tenemos extremos: en Tabasco se cuenta con la tarifa más baja del agua a nivel nacional con 0.86 centavos (promedio) por metro cúbico, pero al municipio le cuesta 8.50 pesos llevar ese litro al ciudadano. La población, al tener agua barata y en abundancia (concentra 30% del recurso hídrico del país), dilapida con un consumo medio superior a 300 litros de agua por habitante al día.

La Ciudad de México, con graves problemas de abasto de agua, registra un consumo de 170 litros al día por habitante, cantidad que se reduce a 20 litros por los estratos de bajos ingresos. En la capital del país el costo real promedio, en 2014, de llevar un metro cúbico de agua a una persona es de 20 pesos, pero al ciudadano se le cobran únicamente 2.38. Es decir, el subsidio es de 17.62 pesos.

Para Ron Sawyer, miembro del Consejo Consultivo de la Asociación Internacional del Agua en México, el escalonamiento de las tarifas del agua es “necesario y realista”.

El subcoordinador del Instituto Mexicano de Tecnología del Agua, Petronilo Cortez Mejía, explica por qué se han incrementado las tarifas: “La mayoría de los organismos operadores no tiene el recurso suficiente para cubrir sus altos costos de operación, las tarifas deben cubrir esos costos”.

La ANUES propone un sistema financiero del agua que atienda el desfase y atraso de inversión en el sector. “No solamente tenemos que impactar la tarifa, sino también el presupuesto federal, estatal y municipal, reconociendo que el agua es un asunto de seguridad nacional”.

En las últimas seis décadas, la disponibilidad de agua en el país pasó de 49.4 metros cúbicos por habitante al día en 1950 a 10.9 en 2013. Ante esta realidad y, debido a que cada vez resulta más costoso extraer, potabilizar y dotar de agua a la población, especialistas apremian conveniente incrementar las tarifas.

El costo verdadero del agua: un mal negocio

Costo medio de llevar Cobro medio al ciudadano

Ciudad un metro cúbico de agua por un metro cúbico
al ciudadano (pesos) (pesos)


Guadalajara 14 12.68

Veracruz 9 7.30

Torreón 6.20 7.40

Distrito Federal 20.0 2.38

Durango 7.12 6.96

Mazatlán $5.5 3.75

Mérida $3.6 3.6

Culiacán $7 10.076

Gómez Palacio 7.10 8.90

Villahermosa 8.50 0.86

Hermosillo 6.50 5.20

FUENTE: Organismos locales operadores del agua

Consumo por encima del estándar mundial

Ciudad* Consumo per cápita en litros al día


Guadalajara 210

Torreón 300

Distrito Federal 170

Durango 250

Mazatlán 180

Mérida 288.6

Cualiacán 185

Gómez Palacio 200

Villahermosa 300

Hermosillo 421.72

Mexicali 233.07

Tijuana 233.07

FUENTE: Organismos locales operadores del agua

LAS MISMAS FUENTES, PERO MÁS CONSUMIDORES
A la baja, suministro en la metrópoli


La Zona Metropolitana de Guadalajara padece ya un serio problema de desabasto, al mantener un déficit de cuatro mil litros de agua por segundo. En Jalisco, el agua suministrada al día por habitante para consumo humano disminuyó 30%, al pasar de 320 a 224 litros diarios, en los últimos tres lustros (1996-2012).

El titular del SIAPA, Aristeo Mejía Durán, atribuye la caída a la instalación masiva de medidores desde los años ochenta; a los incrementos tarifarios; la sectorización de las redes para evitar fugas; así como a un uso más racional del agua.

Pero también lo adjudica al incremento poblacional: de 2005 a 2014 el número de cuentas del organismo operador pasó de 929 mil a un millón 118 mil. “Lo ideal es que baje el agua suministrada para consumo humano, eso sucede en los lugares de primer mundo”.

“Somos más tapatíos con las mismas fuentes de abastecimiento”, explica el Secretario Técnico de la Comisión Tarifaria del SIAPA, Rodrigo Flores Elizondo. Por ello la baja en el suministro.

Para el presidente del Consejo Académico del Agua, Manuel Montenegro Fragoso, la disminución se entiende por el déficit de agua en la metrópoli. También por la crisis y sobreexplotaciónn de los cuerpos de agua.

A pesar de lo anterior, el consumo per cápita de agua al día en la urbe viene a la baja desde 2005, cuando se mantuvo en 222 litros diarios. Este año, la cifra descendió a 210 litros por habitante. Sin embargo, aún está lejos de la meta de 170 litros diarios que se ha planteado el SIAPA en este sexenio.

“La ZMG puede quedarse sin agua si no atiende el problema de suministro que tiene”, estima Montenegro Fragoso. Por ello sugiere más planeación en la gestión del agua y limitar el crecimiento de las grandes ciudades. “Debemos detonar el desarrollo de otras regiones con recursos hídricos abundantes para que la metrópoli deje de crecer”.

Enfatiza la necesidad de buscar otras fuentes de abastecimiento, y pide hacer un uso más eficiente al aplicar nuevas vías de ahorro; activar la captura de agua de lluvia; reusar y tratar las aguas residuales.

Además de las medidas ya planteadas, Flores Elizondo plantea un mayor control y disminución de las fugas con más equipo y capacidad de respuesta; instalar más medidores; subsidiar el buen consumo y castigar económicamente el sobreconsumo.

Rezago en cultura del agua

Desde los años noventa, los organismos locales operan, con presupuesto federal y estatal, el programa Cultura del Agua, que tiene como propósito concientizar a la población sobre el uso racional y pago oportuno del agua. Sin embargo, los esfuerzos son insuficientes para disminuir el consumo per cápita de agua al día. Incluso éste se incrementó entre 2013 y 2014, al pasar de 205 litros a 210 en la ZMG.

Aunque Aristeo Mejía, titular del organismo local operador del agua, aclara que hubo una mayor demanda por el calor de abril y mayo.

El Coneval, por su parte, señala que el programa carece de un diagnóstico sobre las conductas de uso ineficiente y contaminación del agua por la población. El encargado del programa en Jalisco, Daniel Guzmán Rodríguez, rectifica la ausencia de un diagnóstico.

Admite que su impacto se evalúa por el número de personas que asiste a los eventos de cultura del agua realizados en toda la Entidad: “En 2014 asistieron 323 mil 679 personas a un total de tres mil 882 eventos”.

Este año tuvo un presupuesto de dos millones 600 mil pesos, que se vio reducido en 600 mil pesos respecto al año anterior. El número de asistentes a los eventos también cayó 15%.

Pero sin un diagnóstico e indicadores que permitan medir el impacto directo en el consumo doméstico, se dificulta la medición de su efectividad: “El impacto es complicado de medir, los resultados cuantitativos los vamos a ver próximamente en las generaciones futuras… A largo plazo veremos los resultados más tangibles”, reconoce el Gerente de Cultura del Agua de la Comisión Estatal del Agua.

En Jalisco, existen 127 espacios de cultura del agua encargados de la realización de talleres, pláticas y visitas a las escuelas. Pero con un escaso presupuesto y personal apenas se dan abasto.

La coordinadora de uno de estos espacios en Zapotlán el Grande, María de Jesús Guzmán Aguilar, admite que la falta de personal les ha impedido llegar a más población. El centro estuvo incluso inactivo durante tres años, anteriores a la administración actual. Mientras, han tenido que suspender las visitas a domicilios y reuniones en las colonias. “De momento ya no lo estamos haciendo porque somos dos empleados”.

Ahora sólo realizan visitas a las escuelas. “Este año hicimos 136 en total y atendimos un promedio de 22 mil 323 estudiantes de todos los niveles”.

El centro tiene un presupuesto anual de cien mil pesos.

NO BASTAN LOS INCREMENTOS EN LAS TARIFAS
El agua es “muy barata” en la ZMG


En los últimos 15 años, el bolsillo de los tapatíos ha visto crecer en más de cinco veces la tarifa del agua para uso doméstico. Entonces, lo más alto que se pagaba por un metro cúbico apenas llegaba a los 2.29 pesos. Hoy, la máxima tarifa es de 13.24 pesos.

Pero la tendencia al alza se mantendrá hasta el 2016, año en que el Siapa espera cobrar la tarifa a costo real a los hogares que consuman más de siete metros cúbicos al mes. El siguiente año el costo de llevar este líquido a su casa aumentará en 25%.

El aumento podrá ocasionar una capitalización de casi 400 millones de pesos para continuar con el programa de conexión a la red de agua y drenaje, dijo el mes pasado Francisco Ayón López, presidente del consejo de Administración del Siapa.

Sin embargo, los expertos consideran que la ZMG tiene tarifas muy bajas. El propio titular del Siapa, Aristeo Mejía Durán, lo reconoce. ¿Es una tarifa justa?: “Más que justa, hasta incluso baja”.

“El agua se cobra muy barata, por debajo de su costo real”, responde Rodrigo Flores Elizondo, Secretario Técnico de la Comisión Tarifaria del Siapa.

Al ser cuestionado respecto a si las tarifas están condenadas al aumento, acentúa: “Si no tuviéramos más para donde hacernos, entonces por el derecho humano al agua debemos procurar un segmento de consumo que atienda la recomendación de la ONU, pero hasta ahí, después que el precio se vaya al costo”.

Ante el mismo cuestionamiento, el presidente del Consejo Académico del Agua, Manuel Montenegro, asegura que éstas no seguirán aumentando, pues “lo que se procura de aquí al 2016 es nivelar las tarifas, una vez estabilizado el costo, entonces los aumentos serán mucho menores”.

El incremento, según explica Mejía Durán se debe a que la energía eléctrica no deja de subir, “representa el 12% del presupuesto de la institución”. Además, recuerda que durante tres años no hubo ningún incremento, por lo que el organismo no contaba con recursos para rehabilitar sus redes, emprender obras adicionales y dotar del servicio a nuevas colonias.

El objetivo con la creación de la Comisión Tarifaria es, dice, que en un lapso de cuatro años se lograra eliminar el subsidio para que el organismo alcance la solvencia para llevar a cabo las acciones y obras necesarias para asegurar el abasto de agua , cuando menos en los próximos 20 años.

Para Montenegro Fragoso, los recursos que entran a través de las tarifas son insuficientes para proveer el servicio, “se necesitan mejorar los servicios pero se requiere cobrar el costo real. No estamos acostumbrados a pagar el valor real de un metro cúbico”.

Destaca la necesidad de cuidar a las clases más desprotegidas, pero “si se puede pagar, hay que pagar lo justo para que el organismo operador sea sustentable, para que haya recursos para seguir suministrado, sino siempre será deficitario”.

FRASE

"
Las políticas deben estar enfocadas a una escala de tarifas con medidores que incentiven, como la luz, para que se pague proporcionalmente el nivel del servicio que se tiene, pero eso no se ve adecuadamente "

Ron Sawyer,
director de Sarar Transformación

La tendencia mundial: subir las tarifas y bajar el consumo

Hoy son cada vez más las ciudades que buscan fórmulas para reducir el consumo del líquido vital. Entre las estrategias está el incremento del precio y los impuestos del agua, que en el caso de Copenhague (Dinamarca), consiguieron disminuir el consumo per cápita de 174 a 114 litros en dos décadas.

Con un consumo de agua de 105.8 litros por habitante, el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) mantiene uno de los estándares más sustentables en Europa. En los últimos 13 años logró reducir la cifra una cuarta parte, cuando a inicios de 2000 ascendía a 132.8 litros.

Según la Fundación Aquae, la disminución en el AMB se debe a la conciencia ciudadana y los esfuerzos en los hogares para evitar fugas y gastar menos agua, además de los avances tecnológicos. Resalta también el impuesto al agua para financiar las infraestructuras hidráulicas.

La tendencia mundial es el retiro de subsidios públicos, según el registro histórico de las tarifas. En Estados Unidos, éstas se incrementaron 7% en 2014, contra una tasa de inflación de 1.7%.

Christopher Gasson, editor de la revista Global Water Intelligence, que publica el Global Water Tariff Survey apuntó: “Los gobiernos de todo el mundo están empezando a darse cuenta de que subsidiar el agua es una mala idea. A pesar de que todos quisiéramos que fuera gratis, el hecho es que suministrar agua potable y lidiar con los costos de desperdicio es una terrible suma de dinero. Y costará más dinero en el futuro con la creciente frecuencia de sequías e inundaciones por el calentamiento global”.

De acuerdo con el Global Water Tariff Survey 2014, el agua más cara del mundo es la de Aarhus, en Dinamarca. Por un metro cúbico de agua se paga 141 pesos. El índice publicado este año determinó que, en 355 ciudades, el costo promedio del metro cúbico fue de 30.7 pesos.

Ejemplos de tarifas domésticas para un consumo de 15 m3 por mes

Ciudad Tarifa por m3


Copenhague (Dinamarca) $94.94

Sydney (Australia) $85.42

Berlín (Alemania) $80.70

Paris (Francia) $53.09

Washington DC (EUA) $48.80

Londres (Reino Unido) $48.71

Budapest (Hungría) $44.37

Estambul (Turquía) $38.89

Tokio (Japón) $34.49

Los Ángeles (EUA) $34.15

Madrid (España) $25.79

Roma (Italia) $20.42

Lisboa (Portugal) $18.66

Seúl (Corea del Sur) $9.57

Fuente: Global Water Tariff Survey 2012

En la ZMG...

Consumo diario per cápita de agua

Año Consumo*


2005 222

2006 221

2007 217

2008 218

2009 213

2010 213

2011 215

2012 206

2013 205

2014 210

*En litros. Fuente: SIAPA.

Consumo por casa en m3 por mes

Año Consumo


2005 18.25

2006 17.95

2007 17.55

2008 17.11

2009 16.87

2010 16.25

2011 15.65

2012 14.89

2013 14.23

2014 13.89

Fuente: SIAPA

FRASES

"
La mayoría de los organismos operadores no tiene el recurso suficiente para cubrir sus altos costos de operación, las tarifas deben cubrir esos costos "

Petronilo Cortez,
subcoordinador del Instituto Mexicano de Tecnología del Agua.

"Quisiéramos llegar a los 170 litros de consumo per cápita al día en lo que resta de la administración, eso sería una situación muy significativa "

Aristeo Mejía Durán, titular del Siapa.

"Una tarifa responsable debe considerar tres aspectos: los costos por el servicio diario, la sustitución de infraestructura y el crecimiento demográfico "

Roberto Olivares,
director de la ANUES.

Sigue: #debateinformador

¿Considera que el incremento de las tarifas del agua será suficiente para disminuir el consumo doméstico?

Participa en Twitter en el debate del día @informador

Temas

Lee También

Comentarios