Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 23 de Noviembre 2017
Jalisco | Pese a que el reglamento prohíbe su venta a menos de 100 metros de los planteles

Puestos de comida chatarra cercan escuelas

El ofrecimiento de este tipo de alimentos persiste pese a que el reglamento prohíbe su venta a menos de 100 metros de los planteles
Venta de comida con alto contenido calórico afuera de la escuela primaria 'Basilio Vadillo'. EL INFORMADOR / F. Atilano

Venta de comida con alto contenido calórico afuera de la escuela primaria 'Basilio Vadillo'. EL INFORMADOR / F. Atilano

GUADALAJARA, JALISCO (08/JUN/2016).- “¡Pizzitas a 10 pesos!”, “¡Tejuino!”, “¿De a cuánto tu nieve?”... No, no se trata de la venta en un tianguis. Son las 16:00 horas y en la escuela Primaria “María C. Reyes y Reyes”, en la esquina de Federalismo y Ávila Camacho, municipio de Guadalajara, es la hora de la salida. Niños y niñas corren hacia sus padres y les piden dinero para comprar algún ‘antojito’ de los que ofrecen en alguno de la decena de puestos que se instalan junto a la puerta del plantel.

Desde el 22 de febrero pasado, según el Reglamento del Funcionamiento de Giros Comerciales, Industriales y Prestación de Servicios, en su Artículo 100 Bis, está prohibido vender comestibles con alto contenido calórico a una distancia menor a 100 metros a la redonda de las escuelas.

Sin embargo, en un recorrido de esta casa editorial, se pudo apreciar que dulces, papas, churritos, nieves, salchichas, refrescos, pizzas y todo tipo de comida con altos niveles de grasas, sal y azúcares se venden a menos de tres metros de la entrada de la escuela antes mencionada, además de la Secundaria “Laura Rosales Arreola”, ubicada en Baeza Alzaga 263, y en la Primaria “Basilio Vadillo”, que se encuentra en Garibaldi 21; éstas últimas dentro del Centro Histórico de Guadalajara.

La señora Laura, quien tiene un puesto afuera de la “Basilio Vadillo”, comenta que hace 10 años que vende en ese mismo lugar y que recientemente inspectores del Ayuntamiento se acercaron con ella: “Me dijeron que estaban haciendo un censo, pero nada más”.

Mientras tanto, Joel ofrece pizzas pequeñas a menos de cinco metros de la entrada de la Primaria “María C. Reyes y Reyes”, él no cuenta con un permiso de vendedor ambulante, pero aun así sale a ofrecer. “Ya han venido varias veces los de Guadalajara y nos recogen las cosas, pero uno tiene que vivir de algo y aquí me va bien, vendo en todas las escuelas que me quedan cerca”.

Cuatro de cada 10 menores en edad escolar en Jalisco tienen problemas de sobrepeso u obesidad, de acuerdo con la Secretaría de Salud Jalisco, y para intentar combatirlo la Secretaría de Educación estatal prohíbe a las escuelas vender comida chatarra, sin embargo, sólo les compete lo que pasa dentro de los planteles, de lo que se ofrece afuera es responsable cada Gobierno municipal.

Este medio solicitó entrevista con el Ayuntamiento de Guadalajara para saber si realizan inspecciones afuera de los centros educativos con el fin de hacer cumplir el reglamento, sin embargo, no se obtuvo respuesta.

Temas

Lee También

Comentarios