Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 18 de Abril 2019
Jalisco | Hay tolerancia por parte de la Secretaría de Salud estatal

Operan 12 hospitales sin licencia en Jalisco; la mitad está en la metrópoli

Al igual que el Hospital General de Zapopan (“Hospitalito”), existen en Jalisco otros 11 hospitales que se encuentran en funcionamiento sin licencia sanitaria

Por: EL INFORMADOR

Al igual que el Hospital General de Zapopan (“Hospitalito”), existen en Jalisco otros 11 hospitales que se encuentran en funcionamiento sin licencia sanitaria avalada por la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ), según información proporcionada por la Dirección de Regulación Sanitaria de Servicios de Salud.

Es requisito para los hospitales en los que se realizan actos quirúrgicos y obstétricos obtener una licencia sanitaria de la SSJ, pues está considerado como un “giro de alto riesgo”. Si no realiza esos tipos de actos, entonces solamente tiene que dar aviso de su funcionamiento a la dependencia estatal (es cuestión de llenar una forma).

El motivo por el que los 12 hospitales –incluyendo al “Hospitalito”– no han obtenido una licencia sanitaria, es porque no han cumplido con los lineamientos establecidos en la norma oficial mexicana NOM-197-SSA1-2000, que establece los requisitos mínimos de infraestructura y equipamiento de hospitales y consultorios de atención médica especializada.   

Ésta fue publicada en el Diario Oficial de la Federación el 17 de abril de 2000, y entró en vigor al día siguiente.

“La Norma Oficial Mexicana es obligatoria para todos los hospitales de los sectores público, social y privado, cualquiera que sea su denominación, que realicen internamiento de enfermos para la ejecución de los procesos de diagnóstico, tratamiento médico o quirúrgico, o rehabilitación y para los consultorios que presten atención médica especializada”, dice el documento.

Ernesto Cisneros Madrid, jefe del Departamento de Regulación de Servicios e Insumos para la Salud de la SSJ, explica que la llegada de la norma referida representó para los responsables de los hospitales, tanto públicos como privados, grandes erogaciones, principalmente para las labores de reconstrucción por los lineamientos que establece.

De ahí que previeron un “periodo de gracia” para la regularización de los nosocomios en el país.

La norma especifica: “Los establecimientos que ya estén funcionando a la fecha de la publicación de esta norma tendrán hasta un máximo de dos años contados a partir de la fecha de su publicación para cumplir todos los mínimos de equipamiento establecidos; un máximo de cuatro años contados a partir de la fecha de su publicación para la remodelación o construcción a fin de cumplir los requisitos de infraestructura”.

El plazo terminó el 18 de abril de 2004.

De acuerdo con Cisneros Madrid, uno de los cambios de mayor relevancia que trajo la norma –y que representa mayores dificultades para los hospitales–, es la separación de la sala de expulsión del área de los quirófanos. Antes se permitía que estuvieran prácticamente divididos por una pared. En la sala de expulsión se realizan los partos que no requieren de cesárea –partos eutócicos–.

La separación se debe a que la sala de expulsión puede contaminar al área de quirófanos cuando se atienden partos en los que las mujeres no tuvieron previamente un lavado de estómago, lo que evita el excremento durante el nacimiento.

Otro punto muy importante, acentuó, es la instalación de sistemas de aire acondicionado con filtros absolutos, lo que reduce la carga bacteriana al mínimo en los quirófanos, y que reemplazan a los antiguos coolers que ingresaban aire a esa área desde el exterior.

No hay fecha para regularización

¿Por qué la Secretaría de Salud tolera el funcionamiento de los hospitales que incumplen con la norma? Cisneros Madrid argumentó:

“Lo que pasa es que nos tenemos que ir a los mínimos indispensables para poder funcionar dentro de la norma. Tenemos que ir del cero al 10. Los hemos llevado así por las inversiones. Hay hospitales con buen apoyo económico y pueden comprar un equipo y todo de la noche a la mañana. Pero hay hospitales que deben hacer una inversión bastante fuerte y andan viendo de dónde están invirtiendo. ¿Qué se hace?, pues se busca que mientras no haya un riesgo a la salud directa al paciente, entonces sigan operando”.   

Para Felipe Lozano Kasten, director del Instituto Regional de Investigación en Salud Pública, garantizar el cumplimiento de la norma en el Estado debe ser una de las acciones prioritarias de la SSJ. Hizo particular énfasis en los hospitales privados, que representan la mayoría de nosocomios sin licencia sanitaria en Jalisco.

“Se les tiene que exigir porque los (hospitales) privados están en el mercado de la salud, en la oferta y la demanda, por lo tanto, en la exigencia de la calidad en sus servicios. A cualquiera que acuda a un hospital privado, no se tentarán el corazón para cobrarle, por lo que tendría que recibir calidad (conforme) a lo que le están cobrando. Por eso deben exigir (la licencia), los precios están muy altos en los hospitales privados”.

Lozano Kasten aseveró que la SSJ debería contar con un programa de tiempos establecidos para exigir el cumplimiento de la NOM-197-SSA1-2000 en Jalisco, basado en la consecución de etapas de trabajo.

Pero la Dirección de Regulación Sanitaria de la SSJ no cuenta con un proyecto de tales características, es decir, no hay fechas establecidas para que los hospitales cumplan con la norma. A Cisneros Madrid se le preguntó cuál era la meta en la presente administración hacia la regularización de los nosocomios sin licencia sanitaria:

“No podemos establecer metas en cuanto a qué número de hospitales estarán  regularizados, ya que depende de los ingresos económicos de los propietarios y la inversión que deseen hacer”, respondió.     

El conocimiento sobre el listado de hospitales que no tienen licencia sanitaria es un derecho de la sociedad, opinó, para poder elegir entre recibir atención médica en ellos o no.

“En los hospitales de primer mundo se sabe hasta qué medico tiene más infecciones hospitalarias”.  

La regularización de los hospitales debería ser una tarea prioritaria de la Secretaría de Salud Jalisco

Felipe Lozano Kasten, director del Instituto Regional de Investigación en Salud Pública.



Temas

Lee También

Comentarios