Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 18 de Noviembre 2017
Jalisco | Un corto circuito detonó un incendio en una vivienda en Lomas de Independencia

'Los sorprendió el infierno'

Un corto circuito detonó un incendio en una vivienda en Lomas de Independencia. Fallecieron nueve personas en el siniestro
Las llamas arrasaron con todo en el interior de la vivienda en Monte Blanco. ESPECIAL /

Las llamas arrasaron con todo en el interior de la vivienda en Monte Blanco. ESPECIAL /

GUADALAJARA, JALISCO (17/MAY/2017).- Desde las ventanas de la casa de los Pérez Peña salían gritos y golpes. Pasaban de las cuatro de la mañana cuando Marcos Palomera, quien vive a un lado, los escuchó. El estallido de los vidrios le arrebató por completo lo que le quedaba de sueño y comprobó que algo grave sucedía en el domicilio contiguo.

Saltó de la cama y despertó a sus hijos. Después de ponerlos a salvo y de mover los automóviles, intentó ayudar, pero de la finca de los Pérez Peña, que estaba completamente incendiada, salían revoltosas lenguas de fuego.

Seis horas más tarde, Marcos miraba en silencio la fachada gris de sus vecinos. Recargado en un cancel observaba los camiones, las camionetas, el trajín de los bomberos que caminaban con los trajes sucios y la parsimonia de los policías tapatíos, quienes evitaban que las personas, apiñadas en las esquinas de la calle Monte Blanco, entre Belisario Domínguez y Cerro Viejo, en la colonia Lomas de Independencia, se acercaran a la zona de la tragedia, en la que los trabajadores del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF) ya se disponían a sacar los cuerpos de los cinco menores y los cuatro adultos que fallecieron en este hecho.

Uno de los curiosos, al ver el esqueleto sombrío de la casa, los muros quemados, las ventanas sin vidrios, el rostro de uno de los sobrevivientes y al paladear el sabor tiznado del aire, pronunció: “Ahora sí que los sorprendió el infierno”.

Marcos se puso de nuevo el cubrebocas que le dieron las autoridades y se acercó junto con su esposa a los límites del perímetro acordonado. Allí contó que una de sus vecinas todavía alcanzó a escuchar la voz de “don Peña”, quien comunicó que se estaban quemando y pidió que llamaran a los bomberos.

Mientras unos atendieron esta petición, otros, desesperados, decidieron conectar mangueras y combatir el fuego con un exiguo chorro de agua que no ayudó.

Marcos también comentó que escuchó a Ulises, uno de los tres sobrevivientes que estaba atrapado en la parte alta de la construcción y se disponía a saltar desde una ventana. Él lo animó a que brincara o que saliera por la azotea, que se comunicaba con su propiedad y, a través de la cual, ya se había salvado otra persona. El menor decidió arrojarse y cayó sobre un automóvil estacionado en la cochera.

Otro que le gritó fue Marco Antonio González, quien vive enfrente. Al ver que se aventó, Marco Antonio y su hijo se acercaron para auxiliarlo y lo llevaron hasta el otro extremo de la calle, en donde lo recogió una ambulancia. Al oler el humo, José Montaño, otro testigo, salió de su casa y vio el fuego, pero creyó que podrían apagarlo. Más tarde escuchó que sus vecinos gritaban a un hombre que subiera a la azotea y abandonó su domicilio junto con sus familiares, pues creyó que un tanque de gas explotaría. “Yo pensé que sí lo iban a apagar. Pero de volada se hizo más fuerte. Cuando salí ya estaba todo en llamas. Los vidrios truene y truene”.

Un bombero detalló que sus compañeros hicieron una entrada forzada en la casa. Pero no pudieron echar agua, pues hacerlo sería como cocinar al vapor a las personas que se encontraban atrapadas en el interior.

El director de Protección Civil y Bomberos de Guadalajara, Felipe de Jesús López Sahagún, acentuó que recibieron el reporte a las 4:48 horas. Cuando ingresaron en el domicilio encontraron a nueve personas sin vida. Por las labores de rescate, tres bomberos resultaron lesionados de forma leve. Destacó que una de las causas posibles del fuego fue un corto circuito que se nutrió de enseres domésticos, plásticos y ropa.

“Fueron tres familias: el papá y la mamá, que tienen alrededor de 54 o 52 años. En otra habitación encontramos a una persona mayor y tres menores de edad. En la otra encontramos a una persona aparentemente mayor con otros dos menores. Cada uno con sus muebles, con sus ropas, sus enseres. Esto genera que se acumule rápido el fuego, el calor, y se pueda propagar. Además de esto encontramos dos botellas de oxígeno hospitalario”.

RECOMENDACIONES

Evite una tragedia

• Verificar la instalación eléctrica. Ningún cableado tiene una vida permanente, por lo que la posibilidad de un corto circuito crece dependiendo los años que lleve instalado.

• Preste atención a los ductos de gas. Siempre esté atento de no dejar las llaves de paso abiertas si no hace uso de la estufa o el calentador.

• “Desconecte” su hogar al salir o por las noches.

• Por las noches se recomienda sólo dejar enchufado el refrigerador.

• Limpie su hogar de material obsoleto. Los plásticos, cartón y otro material reciclable representan focos de alerta.

• Especial atención a productos químicos. Además de identificarlos debidamente con etiquetas y alejarlos del alcance de los niños, lo mejor es mantenerlos en un lugar especial y lejos de cualquier chispa.

• Aleje los cerillos o encendedores del alcance de los niños.

• Establezca una estrategia ante cualquier eventualidad en el hogar; realice simulacros periódicos para inculcar la cultura de protección civil.

• Confíe sólo en profesionales. No contrate a gente que no esté debidamente capacitada para realizar labores delicadas, como cambio y/o renovación de ductos de gas.

• Adquiera detectores de humo.

CRONOLOGÍA

Accidentes

Por causas diversas, los accidentes provocados por incendios en el interior de las viviendas ha cobrado varias vidas en la Entidad. Estos son algunos de los casos de mayor gravedad registrados en los últimos años.

4 de julio de 2009
Una finca en Chulavista, en Tlajomulco, explotó cuando una persona que lavaba el tanque de combustible de su vehículo vertió la gasolina a una cubeta. Lo hizo adentro del domicilio, junto a una veladora encendida y con ventanas cerradas. Christian, un menor de cinco años, murió.

19 de abril de 2010
Seis miembros de una familia, tres niños entre las víctimas, fallecieron debido a que su vivienda, ubicada en Zacoalco de Torres, se incendió durante la madrugada. Todos dormían. La familia se dedicaba a la recolección de material reciclable.

4 de octubre de 2012
Tres mujeres mayores de edad, una adolescente de 14 años y un niño de entre cinco y siete, murieron adentro de una finca de la colonia Trinidad en La Barca. Se trató de un corto circuito. En la vivienda había varios bidones llenos de gasolina.

28 de abril de 2016
Bomberos de Guadalajara atendieron el incendio de una vivienda en la que se almacenaba cartón en El Retiro. Al final se localizaron dos cuerpos calcinados en una de las habitaciones y otro más en el baño.

8 de mayo de 2017
Dos niños murieron en el interior del cuarto en el que vivían en la colonia San Juan de Dios de Guadalajara. Su madre se encontraba afuera del edificio. El fuego comenzó con un corto circuito o una veladora.

Un incendio cada dos días

Ayer por la madrugada, nueve miembros de una familia perdieron la vida al registrarse un incendio en su domicilio en Guadalajara. La tragedia, según la deducción inicial de los bomberos, inició con un corto circuito. El estado en que se encontraban las instalaciones eléctricas permite hacer tal deducción, aún antes de que concluyan los peritajes oficiales.

En sus 22 años como bombero, el titular de la Unidad de Protección Civil Guadalajara, Felipe de Jesús López Sahagún, afirma no haber atendido un incendio con tal cantidad de víctimas. Aunque no es constante localizar a personas fallecidas en estos accidentes, los reportes de fuego al interior de domicilios que recibe la corporación a su mando son muy constantes.

“Creo que por semana recibimos 15 llamados de incendios en casa. Pero no todos con este saldo, afortunadamente”.

El evento de ayer, dice, guarda mucha similitud con el que ocurrió la semana pasada en un cuarto ubicado en el tercer piso de una finca de la colonia San Juan de Dios, donde se dedujo que había ocurrido un corto circuito.

“También había muchísimos enseres domésticos, ropas y plásticos en el interior del cuarto”. En aquella ocasión, dos niños -de uno y dos años- murieron. Este martes, un testigo le comentó que hace días escucharon “tronar” la corriente eléctrica.

POR DESCUIDOS EN LAS CASAS MUEREN 70 PERSONAS AL AÑO

Desde una caída o resbalón, y hasta una electrocución o incendio, las causas por las que se registran accidentes con saldo mortal en el hogar son por demás diversas.

En 2013 y 2016, el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF) ha practicado 276 autopsias a personas que fallecieron en accidentes del hogar: 70 por año en promedio. Y ocho de cada 10 de estas víctimas se encuentran en el rango de los menores de 17 años.

Sin embargo, hay tres casos por incendios que se suman a la estadística en este año: el registrado la semana pasada en el barrio de Analco, donde dos niños fallecieron en un incendio; los nueve familiares que murieron ayer en la colonia Lomas de Independencia y un joven de 26 años que murió calcinado en la colonia El Rosario, de Tonalá. Suman tres incendios en viviendas con 12 víctimas, sólo en una semana.

En Guadalajara se ha identificado que 35% de los accidentes involucran el fuego, según el titular de la Unidad Municipal de Protección Civil, Felipe de Jesús López Sahagún, aunque no necesariamente todos con víctimas mortales.

TESTIMONIOS

“Uno de los vecinos estaba en la parte de arriba completamente quemado. Le gritamos que se aventara porque no había otra forma de poderlo ayudar. Cayó sobre un carro. Lo llevamos hasta la zona de enfrente. Luego no pudimos hacer nada”.

Marco Antonio González, vecino.

“Había una persona que quería apagarlo (el incendio). Cuando quise ayudarlos todo estaba en llamas. Alguien que brincó dejó un sangrerío. Ya estaba quemado. Yo no lo vi porque estaba despertando a mi familia”.
 
José Montaño, vecino.

“Empezamos a escuchar los gritos, los golpes en las ventanas. Nos despertamos por el ruido de los vidrios que volaban. Todos salieron a ayudar y algunos trajeron mangueras, pero el agua no hizo nada contra el incendio”.

Marcos Palomera, vecino.

“Posiblemente fue un corto circuito, alguna fuente de ignición que tuvieran ahí y el gran cúmulo de enseres domésticos, de plásticos y de ropa que tienen en el lugar”.

Felipe de Jesús López Sahagún, director de Protección Civil y Bomberos de Guadalajara.

Sigue: #DebateInformador

¿Revisa periódicamente las instalaciones eléctricas o de gas en su vivienda?

Participa en Twitter en el debate del día @informador

Temas

Lee También

Comentarios