Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jalisco | Entrevista con Carlos Álvarez del Castillo, director-editor de El Informador

Los periódicos son el presente y el futuro

El director-editor de EL INFORMADOR, Carlos Álvarez del Castillo platica sobre el legado del periódico y la relación de los medios impresos con las nuevas tecnologías

GUADALAJARA, JALISCO (05/OCT/2016).- Es el director-editor de un periódico que, afirma, trabaja a diario por refrendar su compromiso con toda una ciudad y que todos los días descubre cosas por mejorar. Pero Carlos Álvarez del Castillo valora sobre todo que EL INFORMADOR mantenga la confianza de la comunidad de Guadalajara tras las muchas transformaciones que ha compartido con ella a lo largo de 100 años.

¿Y ya cumplió EL INFORMADOR sus objetivos iniciales? Según el nieto del fundador de este diario, la verdadera preocupación está en el día de mañana, con independencia de los retos que impliquen los cambios en el mundo o las innovaciones tecnológicas.

 

Si tuvieras que explicarle a tu abuelo, fundador del periódico, en qué se ha convertido EL INFORMADOR 100 años después, ¿cómo lo describirías?

“Tenemos tres legados: ser positivos, ser constructivos y ser orientadores. La capacidad que ha tenido EL INFORMADOR de conservarse en el ánimo del promedio del ciudadano de Guadalajara durante estos 100 años es, yo creo, la gran clave. Estamos en la ciudad de una manera importante: seis de cada diez lectores de periódico de la ciudad son nuestros lectores, lo cual es un compromiso extraordinariamente atractivo”.

 

¿El objetivo del periódico sigue siendo ofrecer un servicio a la ciudad?

“Definitivamente, y ha sucedido algo mucho más interesante, porque ahora la ciudad, a través de nosotros, también está hablando consigo misma. Nosotros fuimos promotores de un observatorio ciudadano que se llama Jalisco Cómo Vamos, porque necesitamos observarnos para poder decirle a nuestros gobernantes qué necesitamos los ciudadanos. Fuimos parte también de un ejercicio que se llamó Guadalajara 2020, que hizo posible la Vía RecreActiva, por ejemplo, que es tomar la ciudad para los ciudadanos por lo menos una mañana a la semana. Yo creo que la influencia que hemos tenido en la comunidad es real, porque la comunidad ha recibido muy bien esas propuestas”.

“Los periódicos no somos el pasado: somos el presente y el futuro. A nosotros nos toca tener la reflexión de cómo lo que sucedió nos va a impactar mañana, no cómo nos impactó ayer”

 

Para ti, ¿se ha cumplido este objetivo, a lo largo de los 100 años?

“Se está cumpliendo. Aquí no hay pasado. Nosotros, en el periódico, vivimos para mañana: yo estoy construyendo el periódico de mañana. El descanso no existe para nosotros: es un placer trabajar a diario porque quiero estar con la confianza de que mis conciudadanos vayan y paguen sus cinco pesitos, recojan su periódico, disfruten el trabajo de todos nosotros y, después, tengamos la enorme recompensa de que mañana vuelvan por él”.

 

¿Cuáles dirías que son los momentos más importantes en que el periódico ha dialogado con la ciudad?

“Como es día con día, para mí el más importante es hoy: vivamos en EL INFORMADOR como si éste fuera el día más importante. Eso es lo que nos ha mantenido vigentes, porque toda nuestra comunidad, nuestros lectores y anunciantes, sienten esa vibra y la viven. Siendo positivo, constructivo y orientador, EL INFORMADOR tiene un reto enorme de hablar de las cosas que no son lo deseable, con una enorme oportunidad de rehacerlo, componerlo, intentarlo de una nueva manera, proponer personas que lo hagan bien. Porque ésa es otra: lo que nuestros gobernantes encuentran en EL INFORMADOR es un reflejo de lo que piensa la ciudad de ellos. Ellos no nos usan para decirle a la ciudadanía lo que piensan: nosotros somos de los pocos periódicos en el mundo que no llegan a 7% de inversión publicitaria de los gobiernos. Es la ciudad, que nos compra, nuestros clientes, los que hacen posibles que EL INFORMADOR esté circulando. Tenemos toda una comunidad que nos dice: oye, estoy inconforme con cómo está la ciudad, no me gusta el tema del bacheo, el transporte, la sensación que tengo de inseguridad. Ésa es nuestra chamba. A nosotros los leen los gobernantes para poder digerir con qué se van a encontrar el día de mañana en la ciudad”.

 

¿Qué va a pasar en 2017, cuando tengamos un periódico con 100 años de vida?

“Primero, si mantenemos la confianza de nuestros lectores, que yo veo muy claro que sí, será redoblar el compromiso; que las necesidades sociales sean muy relevantes en el diario vivir del periódico y que se transmitan a quienes conduzcan la ciudad. Yo no me siento de 100 años: yo nomás llevo 33 en el periódico y siento que me faltan 30 años más allí. A mí me gusta hacer lo que hago: el impreso sí me gusta, está para quedarse un buen rato. Lo digital no es una alternativa que yo vea todavía clara; lo que sí sé es que convive con el periódico. Ya tenemos una edición digital extraordinariamente fortalecida, pero a mí lo que me emociona es ver el periódico en papel”.

 

¿Qué tiene que hacer EL INFORMADOR para mantener la lealtad y la confianza de la ciudad con el uso de internet?

Mi opinión es muy vaga, porque entro muy poco a internet. Personalmente considero que su influencia ha ido modificándose en los jóvenes de 20 a 35 años: ellos ya son usuarios naturales. ¿Por qué estos internautas nos eligen? Porque somos 100 personas en la Redacción y otras 500 personas que nos dedicamos a hacer EL INFORMADOR con una responsabilidad enorme, y que a la hora en que hacemos saber por esas vías lo que percibimos de los sucesos y del diario vivir de la ciudad, lo hacen con un sentido de confianza: si lo publicó EL INFORMADOR, hay alguien a quien le puedes hablar y decirle: oye, están equivocados. En cambio, si lo publica El Deforma, ¿qué quieres que te diga? Pueden mandar cualquier “borrego” y no les importa, una mentira que genera sensación social y finalmente no tiene forma. Nosotros tenemos el fondo: tenemos personas comprometidas con la comunidad por la vía que sea, tanto por el impreso como por las vías digitales.

 

Estás hablando de más millón y medio de seguidores en redes sociales.

Y más de 20 mil suscriptores. Si lo juntas con todo este asunto de las personas que tienen acceso vía la computadora y el smartphone, ¿qué te puedo decir? Yo creo que vamos en muy buen camino.

 

¿Qué es lo que más te gusta hoy de EL INFORMADOR?

Que seguimos con pequeñas equivocaciones diarias que hay que corregir. Mi diario trabajo es leer el periódico con el ánimo de hacernos mejores: siempre podemos mejorar, y siento que estamos en el camino correcto; 100 años no son nada: quiero muchos más.

+Descubre más especiales del 100 Aniversario Informador en www.informador.mx/100aniversario

Temas

Lee También

Comentarios