Domingo, 16 de Mayo 2021
Jalisco | La Semadet prepara un programa para el correcto destino de los desechos

Lidian con abandono de llantas; alistan plan

Ante los riesgos y contaminación que generan, la Semadet prepara un programa para el correcto destino de las toneladas que se desechan

Por: EL INFORMADOR

Oblatos es una de las zonas en donde este problema es más recurrente. EL INFORMADOR / M. Vargas

Oblatos es una de las zonas en donde este problema es más recurrente. EL INFORMADOR / M. Vargas

GUADALAJARA, JALISCO (05/OCT/2016).- El incremento en el parque vehicular detona caos vial en las principales calles, pero las autoridades municipales reportan efectos secundarios: el tiradero de llantas es cada día más frecuente en la vía pública.

La Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet) registra 80 empresas que acopian, reciclan y procesan llantas en Jalisco. El director de Manejo de Residuos, Eduardo Parra, resalta que cada año se desechan mil toneladas de este material (una llanta pesa en promedio 14.5 kilogramos), por lo que la dependencia ya trabaja en un diagnóstico con el fin de reunir y regularizar a todos los participantes de este negocio para, en una segunda etapa, arrancar con un plan de manejo de residuos, que se aplicará en 2017. El objetivo es integrar a empresas importadoras, distribuidoras y las cámaras que se dedican a la venta de neumáticos para que garanticen el buen manejo de este producto.

Hoy, las estimaciones son que 80% de estos desechos llega principalmente a las cementeras ubicadas en Zapotiltic (Jalisco) y Tecomán (Colima); sin embargo, el resto queda en tiraderos (oficiales o clandestinos) y en las calles y lotes baldíos.

Los ayuntamientos de la metrópoli tienen programas de recolección (Guadalajara recoge hasta 10 mil piezas al año), pero el problema es que algunos no tienen los recursos suficientes para enviar las llantas a las cementeras (el flete implica un costo adicional) y tienen periodos de acumulación de neumáticos, lo que incrementa los riesgos de incendios y sanitarios (por ejemplo, por la generación de moscos en el temporal por la acumulación del agua).

Por eso, para ayudar a las alcaldías, el plan del Gobierno estatal prevé el desarrollo de centros de acopio y de transferencia para acortar los trayectos y hacerlos más económicos.

Ricardo Martínez, propietario de una de las empresas recolectoras, comenta que muchos de los neumáticos que terminan en las calles son recogidos por trabajadores que, tras utilizar algunas partes, desechan el resto en cualquier sitio. Su propuesta es, además de la regularización de los recolectores, que se cobre un impuesto a los distribuidores que sirva para generar un programa de retiro de neumáticos en la vía pública.

René Solinís, investigador del ITESO, agrega que es necesario incluir una norma que mejore el proceso de desecho final de las llantas, que involucre a más personas y que otorgue mejores herramientas a los que ya se dedican a este negocio. “Se debe aprovechar una norma sencilla para que todo mundo tenga conocimiento de cómo manejar este tipo de residuos”.

Temas

Lee También