Miércoles, 20 de Octubre 2021
Jalisco | Un estudiante relata los hechos por las que se presentó a señalar a funcionar públicos

La CEDHJ acepta primera queja por disturbios de 1 de diciembre

Un estudiante relata los hechos por las que se presentó a señalar a funcionar públicos

Por: EL INFORMADOR

Pide a los medios investigar y no estigmatizar a los manifestantes. ARCHIVO  /

Pide a los medios investigar y no estigmatizar a los manifestantes. ARCHIVO /

GUADALAJARA, JALISCO (19/DIC/2012).- La Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco (CEDHJ) ya aceptó la primer queja contra funcionarios municipales por los disturbios ocasionados el pasado primero de diciembre, afuera de Expo Guadalajara. Uno de los jóvenes que participaron en la marcha y que fueron golpeados, pero no detenidos, relata qué pasó ese día. Por lo que ahora se abre un proceso particular para investigar los hechos.

Por su seguridad personal, el joven que contó su historia ha pedido que no se escriba su nombre. Estudiante del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (Iteso), ahora se encuentra inmiscuido en un proceso de investigación donde se indaga el comportamiento de funcionarios de la Secretaría de Seguridad Ciudadana del ayuntamiento tapatío, quienes a su parecer violaron el derecho a la libre manifestación.

Señala que lo golpearon con un tolete por defender a una muchacha que fue golpeada por policías, y con patadas y pisadas los gendarmes le ocasionaron un esguince en la rodilla y en el tobillo. Ahora tiene que ir a la escuela, a pesar de estar de vacaciones, a terapia de rehabilitación.

Cuenta que la manifestación que partió de la Plaza Juárez tenía como objetivo llegar a la Feria Internacional del Libro para organizar un mitin. Él acepta que hubo excesos "de personas que no conocíamos, que arrojaron piedras tanto en Televisa como en el (edificio) del PRI".

Cerca de las seis de la tarde del primero de diciembre, cuando el contingente llegó a la avenida Mariano Otero, este joven intuía que las cosas se iban a poner mal. La policía cerró calles y quienes quisieron diluirse no pudieron, era como si les hubieran puesto una trampa.

"Llegamos a Mariano Otero y ya había policías esperándonos. Cuando vimos que empezaron a golpearse, pues empezamos a correr, pero las calles estaban cerradas. Seguí caminando sobre Mariano Otero pero nos detuvimos al ver a una chica sangrando de la rodilla. Nos paramos a ayudar. Un compañero que estaba ahí les dijo que golpear mujeres no era de hombres, y se lo quisieron llevar detenido pero una amiga y yo lo abrazamos. Al ver que no lo soltábamos un policía sacó un tolete. Y cuando le iba a pegar a mi amiga yo me puse, fue cuando me pegó y empezó a patearme y luego a pisarme, ya tirado. Y pues me provocó esto".

Y se toca la rodilla, que a 19 días de los hechos, no se ha desinflamado del todo.

Con la asesoría del Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo (Cepad), el joven se realizó estudios médicos para presentarlos como pruebas en la Comisión Estatal de Derechos Humanos, donde lo hicieron esperar cerca de una hora para presentar su queja.

La democratización de los medios continúa

El 11 de mayo el entonces candidato a la presidencia de la república, Enrique Peña Nieto, se apersonó en la Universidad Iberoamericana del Distrito Federal, donde fue abucheado por alumnos. Al día siguiente los medios elogiaron la participación del priista, e incluso hubo quien tituló que el político había sorteado un boicot. De ahí nació el movimiento #yosoy132, que busca la democratización de los medios de comunicación.

Ahora parece una paradoja. El estudiante del Iteso cree que a los manifestantes se les estigmatizó, pues medios locales privilegiaron la voz oficial pero pocos periodistas investigaron si quienes resultaron detenidos -y que, a la postre, quedaron liberados 48 horas después pues no había pruebas contundentes contra ellos- fueron de verdad responsables de los actos vandálicos de ese día.

"Hubo una mala información. La gente sólo vio una parte, y los medios reprodujeron ese discurso, donde dice que los manifestantes son vándalos. Pero no sacan a relucir las violaciones a los derechos humanos, no sacaron los abusos de los policías que hicieron contra los compañeras, porque las empezaron a toquetear y hay vídeos de eso; tampoco salió que los detenidos estuvieron incomunicados. Sólo sacaron los daños, ocasionados por gente que no fue detenida".

Actualmente la lucha por la democratización de los medios continúa, pues de nuevo los jóvenes fueron señalados por su condición. "Queda claro que tenemos que seguir en la lucha, porque no es contra un individuo sino contra todo un sistema".

EL INFORMADOR / OMAR GARCÍA

Temas

Lee También