Domingo, 09 de Mayo 2021
Jalisco | Enrique Alfaro anuncia que revisarán otros puntos del municipio por prevención

Hoy prevén concluir labores de limpieza en San Miguel Cuyutlán

El alcalde de Tlajomulco, Enrique Alfaro, anuncia que revisarán otros puntos del municipio para prevenir afectaciones por el presente temporal

Por: EL INFORMADOR

Uno de los afectados, tras el deslave del Cerro Viejo el sábado pasado. A. HINOJOSA.  /

Uno de los afectados, tras el deslave del Cerro Viejo el sábado pasado. A. HINOJOSA. /

TLAJOMULCO DE ZÚÑIGA,  JALISCO (28/JUN/2011).- Tras el desgajamiento de una parte del Cerro Viejo, que afectó varias viviendas el sábado por la noche en San Miguel Cuyutlán, el presidente municipal de Tlajomulco de Zúñiga, Enrique Alfaro, dijo que hoy podrían quedar concluidas las labores de limpieza en la zona siniestrada.

“Los problemas que tuvimos ya están prácticamente resueltos; estimo que en la parte de hoy (ayer) ya estén resueltos 100% los temas relacionados con servicios públicos, y que los trabajos de limpieza, si el clima nos lo permite, estar terminados, cuando menos en la parte gruesa que es la remoción de lodo, mañana (hoy) en el transcurso del día”.

Con el objetivo de evitar una situación similar a la que se registró en San Miguel Cuyutlán, el Ayuntamiento de Tlajomulco revisará a detalle otros “puntos de atención” del municipio, que pese a estar incluidos en el programa de prevención del temporal de lluvias, serán sometidos a una reevaluación.

Alfaro Ramírez refirió que son “muchos puntos en los que se debe estar atentos”, pues si bien todas las zonas de riesgo identificadas ya se atendieron previo al inicio de las lluvias, nunca es posible acabar con los problemas que se presentan ante tormentas de gran magnitud, como la que causó el deslave del Cerro Viejo.

Las otras zonas de atención inmediata, adelantó, se ubican en La Alameda, Los Eucaliptos y San Sebastián: “Son tres puntos que estamos atendiendo, porque aún con las labores preventivas y obras que se construyeron, hay algunos detalles que se tienen que corregir”.

Subrayó que la nueva revisión no significa que el programa de precipitaciones 2011 fracasara, pues San Miguel Cuyutlán padeció un desastre natural “totalmente imprevisto”, y que se trata de una comunidad sin riesgos registrados que no estaba contemplada para la estrategia anual.

“Lo que sucedió no es una inundación, es un desgajamiento del cerro; un alud que llenó de lodo al pueblo”.
 
Labores de reforestación

 
Enrique Alfaro reconoció que una estrategia de reforestación masiva en la zona más afectada por los incendios en el Cerro Viejo serviría como paliativo para evitar que se presenten eventos de tal magnitud en el futuro. Sin embargo, expuso que se trata de una medida que, de funcionar, lo hará en el largo plazo, aunque el momento de actuar, dijo, sí es este.

“Se tiene qué hacer, aprovechando el temporal de lluvias, un trabajo de reforestación en el Cerro Viejo, en el que le vamos a entrar, por supuesto”.

Y aunque recalcó su preocupación por la estabilización de taludes y diques de contención es primordial, expuso que sí se debe hacer una recuperación del Cerro Viejo.

Requieren equipo de bombeo


Previo al temporal de lluvias, el Gobierno de Tlajomulco de Zúñiga ya había hecho una solicitud formal a la Comisión Estatal del Agua ( CEA) para que autorizara e instalara un equipo de bombeo en las proximidades de la zona afectada con el talud de lodo que alcanzó San Miguel Cuyutlán.

Enrique Alfaro detalló que si bien es cierto que existe una agenda intensiva de coordinación con la dependencia estatal (la red de colectores de la Cuenca de El Ahogado, por ejemplo), las autoridades de esa instancia de repente “se atoran” en ciertas peticiones. Por ello es que, en vista de que el secretario general de Gobierno, Fernando Guzmán, ha mostrado disposición para apoyar al municipio, el primer edil solicitará una reacción, ya sea de su parte, o bien, de César Coll, titular de la CEA.

Explicó que ha habido ciertas trabas para la puesta en marcha del colector Tlajomulco, vital para “evitar los riesgos en la zona”, por lo que invitó a la dependencia a tener “un poco de atención” y no desentenderse de las cosas.

Además, se tuvo otro problema en una obra coordinada en La Alameda, en donde no se hizo la limpieza adecuada a tiempo.

En referencia al equipo de bombeo, mencionó que éste se solicitó desde hace un mes; varios funcionarios que acompañaron a Alfaro Ramírez en una reunión en San Miguel Cuyutlán, le mencionaron que lo único que se requiere es la autorización, pues el equipo “se encuentra en los patios de la CEA”.

" En el recorrido vi mucha preocupación de la gente, pero las acciones que se hicieron han permitido detener el riesgo"
Enrique Alfaro Ramírez, alcalde de Tlajomulco.


Informan que 14 casas deben ser demolidas

Balance final arroja 24 viviendas afectadas

Una vez retirada la mayor parte del lodo en las calles afectadas por el deslave, autoridades de Protección Civil del Estado y de Tlajomulco confirmaron que son 24 las fincas que resultaron con afectaciones, y que 14 de éstas presentan daños en su estructura que las hacen completamente inhabitables. Por ello, habrán de ser demolidas y reconstruidas.

El alcalde Enrique Alfaro refirió que la prioridad es atender las necesidades básicas de la población (como los servicios de agua potable y alumbrado, además de la limpieza en calles), y aunque el albergue se habilitó desde la tarde del domingo, ninguna persona ha hecho uso de éste; todos han optado por resguardarse con amigos, vecinos o familiares.

El primer edil reconoció que declarar que no existe riesgo de que un evento similar se pueda volver a presentar es aventurado, toda vez que los sobrevuelos realizados por personal del Gobierno del Estado revelan que “hay problemas de estabilidad en los taludes”, y es por ello que en esas zonas se ha dispuesto a personal operativo para que haga lo pertinente a fin de controlar un nuevo deslave.

“Riesgo hay, por lo pronto (quedó) controlado, pero hay que estar muy atentos y tranquilos; no hay situación de riesgo mayor y hay que dejar bien claro que no fue una inundación, no es un asunto previsible, sino una contingencia que no se podía prever”.

Temas

Lee También