Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 12 de Noviembre 2019
Jalisco | Por falta de presidente, el organismo no ejerció 16.4 MDP en 2009

Frenan Justicia Alternativa

Instituto tiene presupuesto asignado, pero diputados jaliscienses dan largas a la designación de su director. El organismo mediará entre acusado y víctima

Por: EL INFORMADOR

GUADALAJARA, JALISCO.- A pesar de la exigencia de organizaciones de juristas e integrantes del Poder Judicial de Jalisco, diputados locales frenan que inicie operaciones el Instituto de Justicia Alternativa, el cual tendrá la responsabilidad de mediar entre el acusado y la víctima en algunos delitos. En el presente año se le asignaron 16.4 millones de pesos, pero el Congreso del Estado retrasa el nombramiento del titular del organismo.

“El Instituto es un tema trascendente, urge que el Congreso nombre al director para que inicie funciones”, pide Celso Rodríguez González, presidente del Poder Judicial del Estado de Jalisco, pero el titular de la Comisión de Justicia en el Poder Legislativo, Juan Carlos Márquez Rosas, responde que no hay prisa. Y no descarta heredar la designación del responsable del organismo hasta la siguiente Legislatura.

Con la aprobación de la Ley de Justicia Alternativa en Jalisco, que se publicó el 30 de enero de 2007 y entró en vigor en enero de 2008, se dio paso a la creación del Instituto. El ordenamiento pretende conciliar y resolver de manera gratuita los conflictos en materia civil, penal (sólo de querella de parte o reparación del daño), mercantil y familiar de los jaliscienses, sin la intervención de un juez y sin acudir a los abogados. La intención es que el procedimiento sea sencillo, ágil, económico y flexible, en donde un mediador escuchará de manera individual a las partes involucradas y posteriormente de manera conjunta, para finalmente celebrar un convenio. En este aspecto importante, refieren diputados, es que no habrá términos con materia judicial y los involucrados no estarán sujetos a formalidades como en los juicios contenciosos.

El Instituto tendrá facultades de elevar los convenios a categoría de sentencia ejecutoriada, es decir, ya no se admitirán otros recursos y la resolución será definitivamente para una de las partes. De haber incumplimiento, se podrá acudir con dicha sentencia al Supremo Tribunal de Justicia o a los juzgados para que se lleve a cabo en forma coactiva el cumplimiento de las prestaciones. Incluso, la conclusión de un conflicto podría darse en una sola sesión, y como máximo, la ley determina tres meses para emitir una resolución final, aunque en casos excepcionales se podría ampliar hasta un mes más.

Los mediadores, árbitros o conciliadores, es decir, aquellos que impartirán la justicia alternativa, tendrán que estar especializados según la materia que atiendan, además de que deberán obtener la certificación que el Instituto de Justicia Alternativa otorgará anualmente por medio de un curso y la evaluación de sus conocimientos y su perfil.

José Trinidad Rentería Dávalos, del Colegio Democrático de Juristas Mariano Otero, enfatiza sobre el tema: “Deben designar ya al director del Instituto, pero las autoridades estatales, en el Congreso y en el Gobierno, deben explicarnos qué pasó con el dinero asignado este año al Instituto”.

El Instituto de Justicia Alternativa continúa acéfalo

La Ley de Justicia Alternativa para el Estado de Jalisco se publicó el 30 de enero de 2007, por el entonces gobernador interino, Gerardo Octavio Solís Gómez. Después de entrar en vigor en enero de 2008, sufrió una modificación en su redacción en abril pasado, pero el presupuesto asignado en este año para el Instituto de Justicia Alternativa (16.4 millones de pesos) no se ha ejercido porque el Congreso del Estado todavía no designa al director general de esta dependencia.

El gobernador Emilio González Márquez contempla 16 millones 975 mil 430 pesos para el Instituto en 2010, en el proyecto de presupuesto de egresos del Poder Ejecutivo; es decir, cerca de medio millón de pesos más, en comparación con el presente año. Sin embargo, a pesar de la proyección presupuestaria, los diputados locales no han lanzando una nueva convocatoria para nombrar al director del Instituto.

El presidente de la Comisión de Justicia en el Congreso del Estado, Juan Carlos Márquez Rosas, considera que a dos meses de que concluya la actual Legislatura, “existe tiempo suficiente” para lanzar una nueva convocatoria y nombrar al titular, pero no descarta dejar la responsabilidad a los próximos diputados, que entrarán en funciones el primero de febrero de 2010.

“El tema se puede dejar para después, quizá el siguiente año, y no pasa nada. Existe el interés de que salga el tema, no tenemos que hablar de crear una partida presupuestal porque ya existe. El proceso nos podría llevar una semana y hay tiempo en estos dos meses y medio que quedan de la Legislatura”, confía el diputado de Acción Nacional.

Márquez Rosas recuerda que meses atrás se lanzó una primera convocatoria y se registraron 30 interesados. En esa ocasión “no existieron las condiciones por parte de las fracciones parlamentarias para nombrarlo, así que se dejó sin efecto esa convocatoria”.

Por ello, de acuerdo con lo que refiere la ley, sería necesario lanzar una nueva convocatoria, pero el diputado advierte que “pretendemos dejar a salvo los derechos de los ya inscritos, recibir nuevos aspirantes y con ese conjunto de expedientes poder evaluar, dictaminar y mandarlo al pleno”.

Primer paso hacia la oralidad: Celso Rodríguez 

Para el presidente del Poder Judicial del Estado de Jalisco, Celso Rodríguez González, la aplicación de la Ley de Justicia Alternativa, a través del Instituto respectivo, “es fundamental”.  

Explica que es el primer paso para desahogar todos los pendientes que existen en los juzgados. También para que, a través de la mediación, se pueda implantar la oralidad en los juicios.  

Por ello, lanzó un exhorto a los diputados para aprobar a la brevedad al titular del Instituto.  

“Es un tema trascendente, hago el llamado al Congreso para que nombre al director. Estamos hablando de entrar a los medios alternativos, pero no sale por falta de consenso y de voluntades. En cuanto se designe al director, tendrá que seleccionar hacia abajo (a todo el personal), quizá con el visto bueno del Poder Judicial y del Ejecutivo, que no me interesa, lo que es urgente es que nazca”.

El Instituto, cuya responsabilidad será mediar entre el acusado y la víctima en algunos delitos, estaría conformado por un director y un consejo, el cual tendrá representantes de los tres poderes de Gobierno y del Consejo Económico y Social de Jalisco.

¿Qué harán con el recurso no ejercido?: Juristas  

José Trinidad Rentería Dávalos, del Colegio Democrático de Juristas Mariano Otero A.C., consideró que el Gobierno estatal y en especial el Congreso del Estado deben dar una explicación puntual de qué pasará con el recurso no ejercido en 2009 por el Instituto de Justicia Alternativa.
 
“No nos explican qué pasó con el dinero. Esta figura (el Instituto) es importante porque hay que reunir a las partes que están en controversia para que resuelvan esto. Es necesario crear el Instituto porque algunas autoridades no han sabido hacer ese trabajo, ya que la Procuraduría General de Justicia podría conciliar esos intereses sin que existiera el Instituto”.


¿Qué dice la Ley?  


¿Cuál es la función del Instituto de Justicia Alternativa?  

Artículo 2


El objeto de esta ley (a través del Instituto) es promover y regular los métodos alternos para la prevención y, en su caso, la solución de conflictos.  

Artículo 9


Los métodos alternos podrán tener lugar como resultado de:  Un acuerdo asumido antes o después del surgimiento del conflicto. Un acuerdo para someterse a un método alterno, derivado de una remisión de autoridad judicial, o a sugerencia del Ministerio Público en los términos establecidos por la ley, o por cláusula compromisoria.  

¿Cómo se nombra al director del Instituto?  


Artículo 27


El director general será nombrado por el Congreso del Estado, y deberá reunir los requisitos que establece la Constitución Política del Estado para ser magistrado del Supremo Tribunal de Justicia.  

I. El Congreso, a través de la Comisión de Justicia, deberá convocar a la sociedad en general, con excepción de los partidos políticos, para que propongan candidatos.  

II. La Comisión de Justicia podrá aplicar a los candidatos exámenes de aptitud para reconocer su perfil profesional.  

IV. El director general será nombrado con el voto de cuando menos las dos terceras partes de los diputados presentes.  V. El director general durará en el cargo cuatro años, pudiendo ser reelecto por una sola ocasión, en igualdad de circunstancias con todos los aspirantes, para desempeñarlo por otro periodo igual.  

VI. En caso de que el Congreso rechace la totalidad de los candidatos propuestos, se deberá realizar una nueva convocatoria que deberá aplicarse para proponer nuevos aspirantes; si también fuera rechazada, ocupará el cargo la persona que dentro de dichas listas hubiere obtenido mayor número de votos.  

¿Cómo se conformaría?  


I.  El director general, quien lo presidirá.  

II.  Un representante del Poder Ejecutivo, que será el gobernador o quien éste designe.   

III.  Un representante del Poder Judicial, que será el presidente del Supremo Tribunal de Justicia del Estado de Jalisco o quien éste designe.   

IV. Dos representantes del Poder Legislativo, que serán los presidentes de las comisiones legislativas de Justicia y Puntos Constitucionales, Estudios Legislativos y Reglamentos.  

V. Un representante del Consejo Económico y Social del Estado de Jalisco. A propuesta de cualquier integrante se podrá invitar, con derecho a voz, a instituciones públicas, sociales o privadas, o a personas que tengan que ver con el asunto a tratar.  

Además se nombrarían cuatro direcciones:   


1.- Métodos Alternativos de Solución de Conflictos y Validación.  

2.- Acreditación, Certificación y Evaluación.   

3.- Administración y Planeación.  

4.- Capacitación y Difusión.  De acuerdo con el presidente de la Comisión de Justicia del Congreso del Estado, el Instituto requiere de entre 40 ó 50 personas para entrar en funciones. 

Textos: Zaira Ramírez

Temas

Lee También

Comentarios