Domingo, 19 de Mayo 2024
Jalisco | Las calles aledañas a los tianguis, están resguardadas en su mayoría por los franeleros

Estacionamientos, problemática constante alrededor de tianguis tapatíos

Las calles aledañas a los tianguis, están resguardadas en su mayoría por los franeleros, quienes indican a los automovilistas dónde y cómo estacionarse

Por: EL INFORMADOR

El tianguis de Santa Tere, se instala por las calles de Andrés Terán y Ramos Millán y desde Angulo hasta Juan Álvarez ARCHIVO /

El tianguis de Santa Tere, se instala por las calles de Andrés Terán y Ramos Millán y desde Angulo hasta Juan Álvarez ARCHIVO /

GUADALAJARA, JALISCO (09/FEB/2014).- Los domingos, algunos de los puntos más concurridos por los tapatíos son los tianguis que se instalan en algunas calles de la ciudad. Dos de estos sitios que tienen relevancia son el tianguis del barrio de Santa Tere y el  Baratillo. En ambos lugares, por la aglomeración de gente que acude, se dan distinta clase de problemas, entre ellos los viales; de éstos, encontrar estacionamiento seguro se convierte en una problemática constante para quienes acuden a los ya mencionados sitios.

En el barrio de Santa Tere el tianguis se instala por las calles de Andrés Terán y Ramos Millán y aquellas que van desde Angulo hasta Juan Álvarez; en los alrededores de éste es común observar algunas irregularidades en materia de estacionamientos. Vehículos en doble fila o estacionados en batería hacen más angosto el camino de los automovilistas, que pasan algunos apuros para sortear los vehículos estacionados, sobre todo en calle Angulo.

En la zona donde inicia el Baratillo no es la excepción, pues a lo largo de la Calzada Juan Pablo II y en un tramo de la calle Puerto Melaque, también se pueden observar gran cantidad de vehículos estacionados y unos más que se colocan en doble fila o en sentido contrario.

Para los comerciantes de estos dos importantes tianguis de la ciudad la vialidad no representa mayor problema, pues a ellos solamente les interesa la gente de a pie que visita los pasillos de estos sitios. Dicen, en el caso de Santa Tere, que se han presentado algunas situaciones aisladas en las que han pedido la intervención de la autoridad para resolver el problema y que el tráfico en la zona llega a ser más intenso entre semana que en domingo; mientras, en el Baratillo, algunos tianguistas llegan a tener conflictos con los llamados 'aparta lugares', pero que no han recurrido a llamar a la autoridad para que intervenga.

Visitantes de tianguis dicen que las zonas son seguras para sus automóviles


A los tianguis tapatíos llegan personas de distintos puntos de la ciudad y para llegar utilizan su vehículo, haciéndolo con la confianza de que su automotor esté seguro si encuentra algún lugar para estacionarlo. Abordados algunos ciudadanos, éstos coincidieron en que los alrededores del tianguis como el de Santa Tere y el Baratillo no presentan mayor riesgo para la seguridad de sus coches, pues procuran ir a los puestos cercanos del lugar donde se estacionaron.

Uno de ellos, César Ramírez, visitante del Baratillo, dijo que él no ha observado afectaciones hacia los vehículos que se estacionan a los alrededores y que "afortunadamente tampoco me ha tocado", indicó.

Los franeleros se mantienen al pendiente de la seguridad de los vehículos

Las calles aledañas a los tianguis de Santa Tere y del Baratillo están resguardadas en su mayoría por los llamados franeleros, quienes a lo largo de la jornada en la que se instala el tianguis están dando indicaciones a los automovilistas de dónde y cómo estacionarse.

En Santa Tere, Pepe García, uno de los franeleros de la zona, dijo que todos los que se dedican a esa labor en el popular barrio son originarios de ahí, lo que les facilita sus labores si identifican a algún sospechoso que quiera cometer un atraco contra los vehículos. El mismo Pepe señaló que por la labor de cuidar los coches reciben una propina "la que sea a voluntad del dueño del carro", dijo; añadió que si el automovilista quiere que le laven el coche, por este servicio cobran de 20 a 30 pesos.

Caso similar es el de los franeleros del Baratillo, quienes además de cuidar los coches están al pendiente de la seguridad de los usuarios de la Vía RecreActiva que está trazada por la calzada Juan Pablo II. En este sitio también se encuentran algunos 'aparta lugares' quienes cobran una cuota fija de los 15 a 20 pesos a cada coche, pero que algunos automovilistas no pagan y en su lugar dejan una propina menor a esa cantidad.

La policía vial realiza rondines en los alrededores del Baratillo

Una patrulla de la policía vial rondaba las inmediaciones del Baratillo al mediodía de este domingo. El agente Jorge Jiménez, tripulante de la misma, dijo que en la zona y a lo largo de todo el tiempo que dura instalado el tianguis se realizan los procedimientos de rutina y que no existen operativos especiales. Dichas labores consisten en vigilar que no se rompan las leyes viales y en caso de que ocurra una violación, los agentes proceden con la sanción correspondiente; también, añadió, están al pendiente de algunos reportes que hagan los propios ciudadanos.

Jiménez comentó que ellos no tienen instrucciones de tomar acciones sobre los franeleros y aparta lugares, pues eso le corresponde a la policía. Indicó que reciben alrededor de 15 reportes ciudadanos cada domingo además de los 10 folios en promedio que levanta cada unidad. El agente vial dijo que son alrededor de cinco las patrullas que realizan los rondines a lo largo de las calles aledañas a este tianguis.

Se buscó tener contacto con mandos de la policía vial y preguntarles si este mismo procedimiento se implementa en la zona del tianguis de Santa Tere, pues al momento del recorrido por el lugar no se observó algún agente vial; sin embargo, no se obtuvo respuesta satisfactoria.

EL INFORMADOR / ALAN RODRÍGUEZ

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones