Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 16 de Noviembre 2018
Jalisco | Verifican que se haya ejecutado la orden judicial

Efectúan clausura simbólica de las obras en El Bajío

Las actividades en el predio que albergará la Villa Panamericana sí fueron suspendidas, como lo ordenó el Juzgado Quinto de lo Civil

Por: EL INFORMADOR

GUADALAJARA, JALISCO.- Representantes de las organizaciones Conciencia Cívica y el Parlamento de Colonias, así como del propio Ayuntamiento de Zapopan, confirmaron el día de ayer, presentes en el lugar, la suspensión de la construcción de la Villa Panamericana en la zona de El Bajío, como lo ordenó el juez Quinto de lo Civil en Jalisco, Jesús Checa Contreras.

No obstante, no encontraron ningún sello de clausura en los accesos del predio que se encuentra enrejado, como generalmente se procede con las construcciones, destacó Salvador Cosío Gaona, de Conciencia Cívica, precisamente para impedir el ingreso de maquinaria y trabajadores que continúen con las edificaciones.

Cosío Gaona sacó deducciones al respecto: La primera, que la suspensión provisional del juez que llegó al Ayuntamiento de Zapopan como autoridad demandada, pudo haber sido notificada por la instancia municipal directamente al desarrollador para que detuviera sus actividades.

La segunda, que el mismo desarrollador haya decidido por sí mismo no continuar con la construcción del inmueble luego de que la suspensión judicial fuera expuesta en los medios de comunicación desde el día 23 de diciembre.

De cualquier forma, los asistentes al lugar, entre ellos el regidor zapopano Manuel Villagómez Rodríguez, del PRD-PT, decidieron clausurar de manera simbólica el predio poniendo algunas cartulinas y listones amarillos, a los que incluso les dieron forma de un árbol de Navidad, por eso de la temporada y el aire frío que corría en El Bajío.

Son cuatro los actos o autorizaciones sobre los que solicitaron la nulidad estas organizaciones: Los primeros tres son el dictamen de trazos, usos y destinos del proyecto, el permiso provisional para el movimiento de tierras y la licencia de urbanización cuyas emisiones corresponden a la Dirección de Obras Públicas de Zapopan; y por último, el dictamen que elaboró la Secretaría de Medio Ambiente para el Desarrollo Sustentable (Semades) de Jalisco con respecto a la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) del inmueble.

Las demandas de nulidad se presentan ante el Tribunal de lo Administrativo del Estado (TAE), no obstante, al encontrarse de vacaciones, las organizaciones recurrieron al Juzgado Quinto de lo Civil pues es una alternativa contemplada legalmente cuando los magistrados del primero tienen descanso.

Las densidades


El principal argumento de estas organizaciones para oponerse a la construcción de la Villa Panamericana en El Bajío es que el plan parcial de desarrollo urbano vigente le confiere a esa zona una densidad máxima de 75 habitantes por hectárea, sin embargo, bajo las características actuales del proyecto, éste albergaría 940 habitantes por hectárea, pues se trata de ocho mil residentes en un predio de 8.5 hectáreas.

Alejandro Cárdenas Ochoa, encargado de la Comisión de Desarrollo Urbano del Parlamento de Colonias, indicó: “En este lugar hay un plan superior que es el plan de centro de población, que establece estas zonas como áreas de transición (el Bosque La Primavera es vecino directo) y áreas de protección a acuíferos, esas dos connotaciones son muy importantes y están estipuladas en el Reglamento (Estatal de Zonificación) que sólo puede haber una densidad baja y que están prohibidos –así lo dice textualmente– los usos de suelo de alta densidad; está impedido el municipio para hacer una modificación”.

Según lo que expuso, luego de la realización de los Juegos Panamericanos en el año 2011, este desarrollo inmobiliario tendría adecuaciones para disminuir la cantidad de residentes pero quedará en aproximadamente cuatro mil personas, por lo que de cualquiera manera su densidad seguirá siendo muy alta y fuera de lo permitido por el plan parcial.  

La medida cautelar que impide seguir con las obras es sólo provisional, y será hasta los primeros días de enero de 2010 cuando comience el estudio legal del caso por parte del TAE, entonces se definirá si la construcción puede seguir mientras se desarrolla el juicio o si la suspensión debe permanecer.

La protección de El Bajío

“Se está tardando mucho”, dijo Jaime Eloy Ruiz Barajas, profesor e investigador de la Universidad de Guadalajara, con respecto a la labor de la Semades en la preparación del decreto de protección hidrológica a nivel estatal que incluirá tanto a la Cuenca Hidrológica de Atemajac como la de El Bajío.

Ese decreto en cuya promoción ha participado Ruiz Barajas busca como principal fin la preservación del acuífero de Atemajac, cuyas aguas afloran en los manantiales que se encuentran en los dos polígonos de Los Colomos (Guadalajara y Zapopan). Los estudios técnicos justificativos para configurar esta área natural protegida señalan que la zona deprimida de El Bajío funciona como un captador de los escurrimientos cuyas aguas se infiltran al subsuelo para alimentar precisamente al acuífero de Atemajac (EL INFORMADOR 17/11/2009).
“Es inconcebible que la misma Semades se preste para que esto sea factible (la Villa) y que luego, por otro lado, nos diga que viene próximamente a anunciarse un decreto de protección de la cuenca, yo no le veo congruencia, no es que seamos suspicaces, pero sabemos que a veces algunos gobernantes juegan con los sentimientos de la población, con sus deseos y anhelos y que lamentablemente ya ahorita es muy tarde, se está tardando mucho para hacer esta declaratoria”, agregó Ruiz  Barajas quien también funge como asesor ambiental del Parlamento de Colonias.   

Existen otras perspectivas en este tema como la del especialista Luis Valdivia Ornelas, del Departamento de Geografía y Ordenación Territorial de la UdeG, quien participó en los estudios técnicos justificativos y que advierte la posibilidad de implementar adecuaciones técnicas al desarrollo inmobiliario y al sitio para preservar ciertas condiciones que preservarían la infiltración del agua al subsuelo.

Entre estas medidas está la adecuación de presas de retención de agua en el lugar, la instalación de sistemas de drenaje que promueven la filtración sólo del agua de lluvia, pero todo esto con aditamentos que liberen a estos líquidos de contaminantes como el alquitrán para que no afecten la calidad de agua del acuífero.

Valdivia Ornelas también ha señalado la necesidad de establecer máximos posibles de urbanización en El Bajío, así como la restitución del suelo en el área de socavones (bancos de materiales inactivos) ahí próxima pues actualmente intercepta los escurrimientos que podrían llegar al área deprimida, evitando una adecuada infiltración.  

Finalmente, Ruiz Barajas llamó al Ayuntamiento de Zapopan para que apruebe el Programa de Ordenamiento Ecológico Territorial de Zapopan (POETZ), un instrumento de planeación que se anunció concluido en 2006, y ahora, tres años después, no ha sido aprobado por la administración de Juan Sánchez Aldana.

Temas

Lee También

Comentarios