Lunes, 10 de Mayo 2021
Jalisco | El problema es el manejo del presupuesto universitario, insisten

Dudan que se cumpla entrega de 87 MDP a UdeG

Académicos disidentes temen que el recurso faltante del programa de estímulos de la SEP, no sea otorgado en su totalidad

Por: EL INFORMADOR

Martín Vargas fue quien dio a conocer el sábado pasado el aumento del programa de apoyo a docentes. S. NÚÑEZ.  /

Martín Vargas fue quien dio a conocer el sábado pasado el aumento del programa de apoyo a docentes. S. NÚÑEZ. /

GUADALAJARA, JALISCO (11/JUL/2011).- El resultado de la negociación entre representantes de la Secretaría de Educación Pública ( SEP) y de la Universidad de Guadalajara ( UdeG), que derivó en una ampliación presupuestal de 87 millones de pesos (MDP) al Programa de Estímulos al Desempeño Docente (Proesde), no es definitivo, aseguran los académicos que en un principio fueron excluidos de dicho esquema.

“La SEP sólo declaró que apoyará a la Universidad, pero no se aclara cuánto, cuándo y cómo se distribuirá la ampliación de recursos. El Sindicato (de Trabajadores Académicos de la UdeG) ha difundido como un hecho que la SEP otorgará el recurso, lo cual es muy bueno, pero tenemos las sospechas —y ojalá me equivoque— de que quizás el recurso no se entregará completo”, estimó el profesor Enrique Cuevas Rodríguez, representante de los docentes inconformes.

“Me parece que es una estrategia para neutralizar las muestras de descontento por parte de la comunidad académica”.

Comunicó que el movimiento de profesores disidentes de las políticas que toman los altos mandos universitarios en materia presupuestal ha crecido de 400 a 700 integrantes. Reiteró que “el problema del Proesde no es lo fundamental, seguimos señalando los bajos sueldos de los profesores y administrativos, así como la necesidad de la recategorización de los trabajadores”.

No confían totalmente en la mediación que lleva a cabo el Sindicato universitario entre los profesores y las autoridades. Prefieren ser ellos mismos quienes, como un movimiento autónomo, exijan un cambio radical en la gestión de los recursos.

“Las autoridades hicieron mal en subestimar esta capacidad crítica de los universitarios. Seguramente pensaron en que una vez más iban a llevarnos a las calles a exigir más presupuesto para luego, como todos sabemos, gastarlo, como siempre, con criterios dispendiosos”.

Insisten en la necesidad de que la atención no se desvíe hacia el déficit de 87 millones de pesos del Proesde; sino que se enfoque en la “injusticia” en la asignación de recursos a proyectos “no prioritarios” cuyo gasto no corresponde al aporte que otorgan a la sociedad, así como a los altos sueldos de la burocracia universitaria, que ascienden en algunos casos a 100 mil pesos mensuales a diferencia del tope de 12 mil pesos al que puede aspirar un académico.

Por este motivo, sigue en pie la convocatoria a un foro entre los diferentes actores de la comunidad universitaria para debatir la situación. En el curso de los próximos días, organizarán diversos foros de análisis en algunas de las sedes universitarias para “calentar motores” para el gran encuentro general a realizarse a inicios del próximo calendario escolar.

Temas

Lee También