Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 22 de Enero 2019
Jalisco | Comisario reconoce mala imagen de la corporación

Despiden a 180 policías viales por irregularidades

La dependencia señala que los concretados hasta el momento se realizaron con apego a la legalidad

Por: EL INFORMADOR

Vialidades. Un agente de la Policía Vial durante una jornada laboral. EL INFORMADOR / F. Atilano

Vialidades. Un agente de la Policía Vial durante una jornada laboral. EL INFORMADOR / F. Atilano

GUADALAJARA, JALISCO (20/OCT/2014).- Por corrupción, abuso de autoridad, malos tratos, entre otras faltas, durante el año pasado y lo que va de 2014, 180 elementos de la Policía Vial fueron dados de baja (representan 9% de la corporación), mientras que hay 166 casos en proceso de investigación, por incurrir en presuntas irregularidades.

En lo que se refiere a quejas hacia elementos de tránsito muestran una alza, durante poco más de nueve meses de este año suman 492, mientras en la anualidad pasada la estadística se ubicó en 430. Todas se investigan y se sancionan cuando procede, aseguró el comisario general de la Policía Vial, Francisco Poe Morales.

Con respecto a las causas de los 180 despidos ejecutados hasta el momento, el funcionario estatal apuntó: “De todo. Los motivos son: abuso de autoridad, dádivas, prepotencia, malos tratos, extravío de documentos, faltas al reglamento, inasistencias. Todo ese tipo de situación se toma en cuenta. Son criterios que te norma ley y los tienen que cumplir; no los cumplen, se van y así se han ido en esta dependencia”.

Al llegar como titular de la Policía Vial, los primeros despidos que aplicó fueron entre 30 y 35, en estos casos los motivos fueron por no aprobar los exámenes de control de confianza y encontrarse los elementos en una situación grave, “porque consumían drogas, porque tenían nexos… ese tipo de cosas”. Con relación al dato preciso de cuántas bajas fueron por dádivas, no se proporcionó.

El funcionario apuntó que durante los 12 años de las anteriores dos administraciones estatales, los despidos por corrupción fueron “pobres”, hubo únicamente 53 bajas en el área.

Al revisar la información al respecto encontraron que en los últimos dos sexenios se despidieron a 53 agentes, por control de confianza fueron 32 personas y por corrupción, 21.

Poe Morales reconoció que la corporación tiene mala imagen, la cual están tratando de cambiar. Se han tomado medidas para inhibir la corrupción y hay en puerta proyectos como la adquisición de 500 cámaras y micrófonos, para vigilar a los elementos durante el ejercicio de su labor.

El funcionario añadió que los 180 despidos se realizaron con apego a la legalidad, y muestra de ello es que de los cesados, un centenar presentó amparos, pero la resolución final fue a favor de la Policía Vial. Además, dijo, no hay juicios laborales pendientes en esta administración.

DÁDIVAS
Castigo a la corrupción y la prepotencia


Entre automovilistas hay numerosas historias sobre solicitud de dádivas por parte de algunos elementos de la Policía Vial, o presiones para entregarles dinero y evitar la expedición del folio cuando faltan a su responsabilidad al volante.

Francisco Poe Morales, comisario general de la Policía Vial, reconoció que la corporación tiene mala imagen, la cual están tratando de cambiar en un proceso que es paulatino. Se han tomado medidas para tratar de inhibir la corrupción y hay en puerta proyectos como la próxima adquisición de 500 cámaras y micrófonos, para vigilar a los elementos durante el ejercicio de su labor.

El funcionario añadió que los 180 despidos concretados hasta el momento se realizaron con apego a la legalidad, y muestra de ello es que de los elementos cesados, un centenar presentó amparos, la resolución final fue a favor de la Policía Vial. Además, dijo, no hay juicios laborales pendientes en lo que le corresponde a esta administración.

Aunque la corrupción, en general, se asocia con dádivas, en su caso, Poe Morales la vincula también con un ejercicio inadecuado de su función o excederse en ésta, por lo que para él los 180 despidos de la corporación fueron por corrupción.

“No siempre el tema de corrupción tiene que ver con dádiva o con extorsión. Tiene que ver con que te detengan sin aparente multa y te empiezan a exigir documentos que saben que no vas a cumplir y te empieza a hacer un tipo de extorsión, o te empieza a hacer un mal trato te empieza a hablar golpeado y ese tipo de prepotencia es la que estoy castigando”, explicó.

CORPORACIÓN
Despidos de policías viales


94 en 2013

86 en lo que va del año.

180 el total.

166 elementos en proceso de investigación.

Quejas

430 quejas en 2013.

159 por probable abuso de autoridad y dádivas.

278 por prepotencia, malos tratos, extravío de documentos, faltas al reglamento, inasistencias.

492 quejas en lo que va de 2014.

95 por probable extorsión, dádivas y corrupción.

En Jalisco hay mil 959 policías viales.

Mujeres para mejorar la imagen

La contratación de mujeres en la Policía Vial desde el año pasado, que hasta el momento suman 150 y está en puerta la incorporación de otras 30 en noviembre, le está dando “muy buen valor” al área, contribuyen a mejorar la imagen con un actuar en el que no ha tenido cabida la dádiva, de acuerdo con el comisario general de la Policía Vial, Francisco Poe Morales.

Contra las mujeres de la Policía Vial, que se enfocan básicamente al operativo Salvando Vidas y a la supervisión del transporte público, hasta el momento se han recibido seis quejas en el caso del dispositivo de alcoholimetría, al investigarlas se ha corroborado que no se sustentan los dichos de los quejosos.

Por corrupción no ha habido ninguna queja contra agentes mujeres, “el día que una niña agarre un peso se nos acaba el programa” Salvando Vidas, consideró.

FRASE

"
Si él (policía vial) actúa bien y la sociedad nos entrega los documentos correctamente, yo creo que no debe haber más diálogo más que: Te entrego tus documentos, te hago tu folio y adiós "

Francisco Poe Morales,
comisario de la Policía Vial del Estado.

TESTIMONIO
Presión y negociación

Rodrigo sufrió un choque cuando transitaba por la lateral de Patria a la altura de Acueducto. El vehículo causante del percance se dio a la fuga. El joven decidió detenerse en las cercanías del lugar del accidente, llamó a la compañía de seguros y durante la espera fue más rápido en arribar un policía vial. Era una noche de julio pasado.

El joven explicó lo sucedido al agente. Al sitio también acudieron algunos familiares entre ellos su madre y hermano.

En presencia de sus familiares el agente de tránsito pidió al conductor que se alejarán y comenzó el siguiente diálogo: “Me comentó: A ver, yo olí a alcohol. Le dije, sí pero él (creyendo que se refería a su hermano) no venía manejando, viene otra persona. (Continuó) A mí se me hace que proviene de usted el aliento alcohólico. Le contesté: tomé hace tres o cuatro horas; y le dije, tráigame el alcoholímetro. (Insistió el agente) Joven, usted huele a alcohol, no lo va a pasar ¿no entiende? Ahí pensé: Ya valió”, relató Rodrigo.

Luego de que el joven pidiera el alcoholímetro el agente insistió en que evaluara la situación, porque si no pasaba la prueba sería enviado al Centro Urbano de Retención Vial por Alcoholimetría (CURVA), el vehículo al corralón, tendría que pagar grúa, además de los daños que sufrió su auto dado que el causante del accidente huyó.

El mensaje que te dan es: “Como sea, yo de aquí voy a sacar dinero con, sin o a pesar de ti, hayas tenido o no la culpa”, lamentó Rodrigo. “No es que estés a favor de la corrupción”, dijo, pero te sientes presionado y accedes a ofrecer y entregar dinero.

Comenzó la negociación, el agente preguntó al joven: ¿Cómo cuánto traes? La respuesta fue que podía entregarle 400 pesos. El elemento, según dijo, le pidió redondear la cantidad a 500 pesos. El muchacho no accedió; acordaron la primera cantidad. El conductor pidió tiempo al agente para ir un cajero a retirar efectivo; el servidor público aceptó.

Ya con el dinero disponible para la entrega, el policía vial le comentó: “Haz como que estás firmando este papel y ponlo por debajo (el dinero); y ponte de espaldas porque aquí hay una cámara (de videovigilancia)”.

Además de un choque, por el que tuvo que cubrir cinco mil pesos del deducible del seguro, Rodrigo pagó los 400 pesos que se sintió presionado a entregar al elemento de tránsito. En el percance su acompañante sufrió una contractura de espalda.

QUEJAS
Denuncie con una llamada


Las quejas de ciudadanos contra elementos de tránsito suman 922 entre 2013 y lo que va del año; los motivos son por probable abuso de autoridad, dádivas, prepotencia, malos tratos, extravío de documentos, faltas al reglamento e inasistencias, principalmente. Las inconformidades contra elementos se pueden reportar a: @PoliciaVial o acudir al despacho del comisario de la Policía Vial, en la Secretaría de Movilidad; otras alternativas son acudir a la Dirección de Asuntos Internos, o al 3819 2409.

Temas

Lee También

Comentarios