Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jalisco | El programa Jalisco sin Hambre prevé resultados contundentes en 2021

Crean modelo contra la inseguridad alimentaria

Diversas instituciones se unen para mejorar el marco legal y operativo de los bancos de alimentos
El programa piloto arrancará a mediados del próximo año. En su primera etapa se apoyará a cerca de 130 mil personas. EL INFORMADOR / ARCHIVO

El programa piloto arrancará a mediados del próximo año. En su primera etapa se apoyará a cerca de 130 mil personas. EL INFORMADOR / ARCHIVO

GUADALAJARA, JALISCO (15/AGO/2017).- Con el modelo logístico para el aprovechamiento, manejo y conservación de alimentos, denominado Jalisco sin Hambre, se proyecta que los beneficiarios de los bancos de alimentos (que formen parte de este proyecto) superen la pobreza alimentaria en menos de tres años.

Debido a que el programa piloto arrancará a mediados del próximo año, sería en el 2021 cuando se tenga al primer grupo de graduados.

Francisco Urrutia, coordinador de Investigación y Posgrado del ITESO, informa que en una primera etapa se apoyará a las cerca de 130 mil personas beneficiarias del Banco Diocesano de Alimentos de Guadalajara, el Banco de Alimentos de Tepatitlán y el de Zapotlanejo.

Para febrero de 2019 se estima que se eleve a 160 mil y de manera gradual se sume a los jaliscienses que reciben ayuda del resto de las instituciones, hasta cubrir los 15 bancos de alimentos que hay en Jalisco.

El director de Ciencia y Desarrollo Tecnológico de la Secretaría de Innovación Ciencia y Tecnología (Sicyt), Morris Schwarzblat, comenta que se busca erradicar la inseguridad alimentaria que actualmente padecen 1.2 millones de jaliscienses.

“Quisiéramos graduar al menos 500 mil personas, pero en lugar de dar cifras, lo que estamos haciendo es trabajar muy duro, porque si logramos graduar a un millón de personas, pues vamos a estar todos felices”.

Comenta que se hará una campaña de mercadotecnia para incentivar a los industriales para apoyar el proyecto, “todos los industriales producen cereales, avena, huevos. Ya nos acercamos a productoras de huevo de todo Jalisco, solicitándoles también que nos ayuden donando alimentos”.

Aunque no hay un estudio a nivel local que revele cuánto comida se desperdicia en Jalisco, se estima que la tendencia es la misma que se tiene a nivel mundial y nacional; es decir, 30% de los alimentos producidos.

Si se toma en cuenta estos números, subraya, en el Estado hay suficientes excedentes como para alimentar a todos los que padecen el problema, “hay cosechas que se quedan sin levantar porque el precio en el mercado está muy bajo; por ejemplo, cuando hay una alta producción de mango, hay mucho mango que se queda sin cosechar, hay excedentes alimenticios en las centrales de abasto, en los supermercados”.

Para que los bancos recuperen más alimento, el ITESO trabaja en la plataforma informática de logística para la distribución, recolección y almacenamiento de los donativos, que operará como una aplicación móvil similar a la de Uber.

El director de Desarrollo Institucional del Banco Diocesano de Alimentos, Naftalí Martínez Abúndis, destaca que se trata de identificar dónde está la comida, “es optimizar… conocemos las zonas agrícolas, tenemos bases de datos. Aquí es aplicar tecnología para mapear correctamente todo lo que hay. Tener una mejora la información, qué se produce, quién lo produce y cuándo. Si sabemos más sobre el tema, vamos a poder aprovechar más”.

CREARÁN BANCOS DE TERCERA GENERACIÓN

De modelo asistencialista a la superación de la pobreza

El Tecnológico de Monterrey Campus Guadalajara se encarga de diseñar la plataforma tecnológica (Match-Making Toll) para acercar a la población beneficiada de oportunidades de capacitación, de empleo y de emprendimiento, lo que permitirá contar con bancos de tercera generación, debido a que migrarán de un modelo asistencialista a uno de superación de pobreza.

César Cárdenas, director del Centro de Diseño Electrónico del Tec, explica que en la plataforma también habrá un módulo, en el que las empresas podrán subir información sobre ofertas laborales, “esas demandas se les reenviarán también a las personas que cumplan con ese perfil. Entra toda una plataforma de desarrollo social sustentable, que sería un nombre que podríamos poner para este tipo de plataforma”.

Remarca que luego de estos procesos las familias comenzarán a adquirir bienes de consumo, lo que será una muestra de mejora en su calidad de vida. Además, habrá asistentes sociales que entrevistarán a las familias de manera continua, “por ejemplo, visitarán a las familias cada mes, o cada dos, tres meses, e irán registrando qué es lo que tienen, qué ha cambiado”.

Al observar la evolución que tengan las familias, permitirá a las autoridades detectar cuáles son las áreas en las que se deberán asignar más esfuerzos para que logren superar la inseguridad alimentaria.

De acuerdo con el académico del ITESO, este modelo de generación de bancos de tercera generación fue creado por una fundación en Bangladesh, y la fecha ha sido probado en más de 20 países, como Colombia, Perú y Costa Rica.

ALISTAN PLANTA PROCESADORA DE ALIMENTOS

Otra de las herramientas con las que contará el proyecto de Jalisco sin Hambre es una planta procesadora de alimentos, en la que trabaja el Centro de Investigación y Asistencia en Tecnología y Diseño del Estado de Jalisco (Ciatej), con el objetivo de conservar los alimentos durante más tiempo y evitar que éstos se pierdan.

“Es una planta experimental, es un proyecto apoyado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, y la planta servirá para convertir fruta y verduras en puré, que puedan tener una mayor vida útil. Como se sabe, la fruta y la verdura (duran pocos días), entonces para que no haya mermas en los bancos vamos a producir estos purés”, informó el académico Francisco Urrutia, coordinador de Investigación y Posgrado del ITESO.  

A la fecha ya se han elaborados algunos productos, como puré de tomate, de papaya y de mango. Además se harán combinados de acuerdo con la temporada de producción, “son de los alimentos más saludables que podremos ofrecerles a los (beneficiarios) de los bancos”.

Presentará el ITESO este año iniciativa contra desperdicio

Antes de que concluya este año, el Observatorio Legislativo del ITESO presentará la iniciativa para crear la Ley para la Prevención de Desperdicio de Alimentos en Jalisco, que contribuiría no solamente a regular este problema sino que podrían aumentar las donaciones a los bancos de alimentos.

Las autoridades universitarias cuentan ya con una primera versión que será presentada a la Asociación Mexicana del Banco de Alimentos, para finalmente preparar su presentación. Esta iniciativa pretende que se establezcan incentivos fiscales y de reconocimiento social para los productores, industriales y comerciales de alimentos que realicen donativos, “que no se nos queden los alimentos desperdiciándose en los campos”, subrayó el doctor Urrutia.

Los bancos recogen sólo 5% de los alimentos que se desperdician en Jalisco y en México. El 95% del alimento se desperdicia sobre todo en los campos de cultivos, lo que es una pena, añadió el investigador.

“Si el alimento que se desperdicia en el mundo, conformara un país, estaríamos hablando del tercer país que genera más gases de efecto invernadero, porque la descomposición de alimento en los campos es muy contaminante. Solamente China y Estados Unidos contaminan más que el alimento que se desperdicia en el mundo, cuando se está descomponiendo”.

Aunque aclaró que la Secretaría de Hacienda ya ofrece un beneficio fiscal a quienes realizan donaciones, el director de Desarrollo Institucional del Banco Diocesano de Alimentos comenta que es conveniente revisar las legislaciones y ver cómo se puede favorecer a quienes de manera altruista apoyen a cualquier institución que le dé un aprovechamiento social a la comida.

GUÍA

¿Cómo operará la plataforma logística?

Los productores que decidan participar en este proyecto, notificarán a la plataforma cuando tengan un excedente de alimento (producto que no podrán vender). A través de ésta reportarán la fecha de caducidad y cuándo pueden ir los bancos de alimentos por el producto.

La plataforma avisará a los bancos en tiempo real con un sistema georreferenciado para que, a su vez, puedan comunicarse entre sí e informen quién necesita ese alimento y quién tiene una unidad de transporte para ir a recoger el alimento.

Además, la plataforma incluye un componente de control de inventario y de tratamiento de los alimentos donados, que se integrarán en despensas para las comunidades beneficiarias por estas instituciones.

CLAVES

Apoyo de comedores llega a 13 mil personas

El apoyo a través de comedores comunitarios llega a poco más de 13 mil personas en Jalisco. De 2013 a 2016, la Secretaría de Desarrollo e Integración Social (Sedis) ha puesto en marcha 105 comedores y tiene proyectados inaugurar 30 más durante este año con inversión de 51 millones de pesos.

Con éstos se beneficiarán a 11 mil 476 personas más, aunque la meta es alcanzar las 15 mil. Los comedores son atendidos por asociaciones civiles y ayuntamientos.

La directora de Seguridad Alimentaria de Secretaría de Desarrollo e Integración Social, María Antonieta Mariscal Ureña, subraya que el programa dedicado a reducir la pobreza alimentar también destina recursos a los bancos de alimentos. Este año se etiquetaron nueve millones de pesos para llevar a cabo la entrega de 31 mil despensas (cada 15 días), que de acuerdo con la funcionaria, beneficia a cerca de 150 mil personas.

Por su parte, el Sistema DIF Jalisco cuenta con 27 comedores en 18 municipios, que atienden a mil 591 personas. Además se entregan despensas a 68 mil personas con inseguridad alimentaria; desayuno frío a 65 mil y desayuno caliente a 137 mil menores de planteles ubicados en zonas de alta marginación.

La Secretaría de Desarrollo Social federal cuenta sólo con tres comedores, a través de los cuales se atiende a 302 jaliscienses; sin embargo, la dependencia reporta que a través del Programa de Inclusión Social (Prospera) se entrega apoyo económico para alimentación a 60 mil 168 familias.

De acuerdo con datos de esta delegación, a través de Liconsa se benefician a 280 mil personas, y en el caso de los municipios de Bolaños, Mezquitic y Santa María del Oro se vende el litro de leche a un peso. A través de las tiendas de Diconsa (canasta básica a bajo precio), se llega a 1.2 millones de habitantes.

NUMERALIA

20 millones. El proyecto Jalisco sin Hambre es financiado con 20 millones de pesos  del Fondo Mixto del Conacyt y el Gobierno de Jalisco.

12 millones 400 mil. Son las toneladas de alimentos que se desperdician anualmente en México, según el Índice de Desperdicio de Alimentos en México, elaborado por la Cruzada Nacional contra el Hambre.

10% de la población en situación de pobreza alimentaria es apoyada por los bancos de alimentos.

90 mil personas son apoyadas por el Banco Diocesano de Alimentos de Guadalajara.

Jaliscienses con inseguridad alimentaria

Año Personas
2010 1 millón 643 mil
2012 1 millón 570 mil
2014 1 millón 299 mil
2015 1 millón 211 mil

Desglose de la inseguridad alimentaria severa

2010 722 mil
2012 632 mil
2014 570 mil
2015 499 mil

Fuente: Coneval.

CELEBRAN ANIVERSARIO DE LA SEDESOL

Ayer, el gobernador Aristóteles Sandoval asistió al evento “Sedesol: 25 Años comprometidos con el desarrollo social”, encabezado por el Presidente Enrique Peña Nieto. “Todas las carencias que forman parte de la medición multidimensional de la pobreza, están en su mínimo histórico. En los primeros tres años de esta administración, de 2012 a 2015, el número de personas que superaron estás condiciones fue notable”, puntualizó el Presidente. El combate de la pobreza alimentaria es uno de los ejes de los programas federales y estatales.

Sigue: #DebateInformador

¿En alguna ocasión brindó apoyo a los bancos de alimentos?

Participa en Twitter en el debate del día @informador

Temas

Lee También

Comentarios