Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 24 de Mayo 2019
Jalisco | A FONDO: INVESTIGACIONES ESPECIALES

Chapala, un ''oasis'' para los tapatíos

Alrededor de 60% de los turistas es de la Zona Metropolitana de Guadalajara y la región

Por: EL INFORMADOR

Entre más agua contenga el lago, mayor es el atractivo para los visitantes. EL INFORMADOR  /

Entre más agua contenga el lago, mayor es el atractivo para los visitantes. EL INFORMADOR /

CHAPALA, JALISCO (26/SEP/2010).- “Chapala para la Zona Metropolitana de Guadalajara ( ZMG) es como un oasis, porque con la actividad diaria, el número de gente, los coches, la vida es más rápida… y a sólo 30 minutos tienen un ambiente totalmente diferente. Aquí es más pueblerino, más despejado, más tranquilo, no andas a prisa”, expresa Carlos Octavio Mendoza Ruiz, director de Turismo del municipio de Chapala.

Ir a Chapala en automóvil es un viaje corto. Y para los que no tienen esta opción, los autobuses que parten desde la central vieja de Guadalajara tardan apenas una hora pagando el viaje directo, 50 pesos. Ambos trayectos son breves, si se considera que hay quienes hacen de 30 a 45 minutos para trasladarse a la escuela o al trabajo, e incluso pueden tardar más de una hora en llegar a su destino dentro de la zona metropolitana.

El nivel del lago va totalmente de la mano con la actividad turística de la zona de la Ribera, que está comprendida por los municipios de Chapala, Poncitlán, Ocotlán, Jamay, Jocotepec, Tuxcueca y Tizapán el Alto, entre otros, pero los beneficios económicos por el turismo también han beneficiado a Ajijic y La Barca.

Es mayor el turismo nacional

La mayoría de los visitantes de la Ribera de Chapala son connacionales que provienen principalmente de la región y de la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG), el turista internacional también es regular, ya que ahí se encuentra la colonia más grande de extranjeros fuera de Estados Unidos.

La Ribera recibe cada fin de semana alrededor de cinco mil visitantes, lo que significa de 20 mil a 25 mil al mes y alrededor 240 mil al año.

Entre 60 % y 80% de los turistas es gente de la ZMG y de la región. De estos, 60% son familias y el resto son chavos que van a pasar un buen rato, de acuerdo con Mendoza Ruiz.

“Chapala ya es una tradición para la gente de la Zona Metropolitana de Guadalajara. Estamos trabajando en tratar de cambiar un poquito el posicionamiento de Chapala y de su Ribera, para que no vengan a tomar alcohol los chavos, pasarse un buen rato y luego regresarse. La cosa es que se queden. También que vengan más familias y que tengan más estadía, que vean que hay más cosas que hacer en el municipio, aparte de tener permiso de tomar en la calle”, señala el director municipal de Turismo.

Las familias tienden a gastarse entre 200 y 300 pesos por persona en promedio y los jóvenes unos 400 pesos cada uno, ya que el objetivo de la visita es diferente.

¿Qué hacer?


En el municipio de Chapala se puede recorrer los malecones, disfrutar de la tranquilidad del lugar y el lago. En esta área también hay una zona comercial.

En lo que se refiera a comida, y en particular restaurantes, en Chapala hay un buen nivel en cuanto a mariscos y carnes, mientras que en Ajijic hay establecimientos especializados en comida internacional, como la italiana. Esto generado por la comunidad extranjera.

En lo que corresponde a arquitectura, hay varios edificios históricos. El inmueble que ocupa la presidencia municipal y el centro cultural González Gallo, que fue una estación de ferrocarril, fueron construidos entre las dos primeras décadas del siglo XX, además de las iglesias.

También está la Isla de los Alacranes, a la que se llega en lancha y donde están los ranchos charaleros de los pescadores. Hay mucho por probar: pescado al gusto, guachinango, charales, caldo michi, mariscos, etc.

La isla es considerada como uno de los centros ceremoniales de la cultura Wixárica más importantes de la nación. Dentro de la cosmovisión huichola, Xapawiyemeta o Isla de los Alacranes, representa uno de los tres ciclos mitológicos del cual surgió la humanidad.

La isla para la cultura huichola es uno de los cuatro puntos principales para depositar ofrendas, música, danza y cultos, con objetos artesanales elaborados por sus propias manos.

Ajijic tiene su pintoresca plaza y conserva un importante archivo histórico. En Jocotepec está un nuevo malecón y explotan otro sector turístico.

“Estas diferencias son las que generan una gran riqueza en la Ribera de Chapala, cada uno de los municipios que estamos a la orilla del lago tenemos características diferentes y también hay una gran riqueza de actividades, entre recorridos, exposiciones y eventos culturales”, expone el funcionario.

Por su parte, los comerciantes ubicados cerca de los malecones de Chapala señalan que la actividad principal de los turistas es apreciar el lago y recorrer los malecones, y uno que otro se mete a bañar. El lugar también es aprovechado para tomar alcohol con los amigos.

Para saber

En la Ribera de Chapala está la colonia de extranjeros más grande fuera de Estados Unidos, ésta varía entre tres mil y 15 mil. En un principio fueron estadounidenses quienes llegaron, pero entre 1980 y 1990 se dio un incremento de canadienses y en los últimos ocho años han comenzado a llegar europeos.


Beneficios

El lago para la metrópoli

Chapala beneficia de dos formas a la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG): suministra el agua a la ciudad, “desafortunadamente en la red de distribución, de cada litro que sale del lago se pierde hasta 50%”, señala Manuel Guzmán Arroyo, director del Instituto de Limnología del Centro Universitario de Ciencias Biológicas y Agropecuarias de la Universidad de Guadalajara ( UdeG).

El otro punto es la regulación del clima. “Cuando el Lago de Chapala tiene buenos niveles el clima de Guadalajara es muy agradable, ni es frío ni es caliente, y cuando el lago baja, el clima se vuelve extremoso”, explica el especialista.

Cuando las cosas se ven a la inversa, los habitantes de la ZMG benefician a Chapala con turismo. La población de Chapala concentra la mayor parte de los servicios, pero aún hay mucho por hacer. “Faltan muchos servicios: no hay estacionamientos, viene la gente, come y se va. La parte cultural está muy deficiente y está desaprovechada la arquitectura colonial del lugar”, apunta Guzmán Arroyo.

“Lo que se le ofrece al turismo que llega es muy poco”, pese a esto, en la Ribera de Chapala hay mucho para hacer.

El especialista recordó que la UdeG, en coordinación con los gobiernos federal y del Estado,

realizó un proyecto incorporando los municipios alrededor, se plantearon todas las posibilidades de actividades que se podían hacer, “el problema serio que se tiene es que no hay inversión”.

Telón de fondo

Turistas por un rato

De acuerdo con el perfil del visitante de la Ribera de Chapala, el turismo es en su mayoría nacional y proviene principalmente de la Zona Metropolitana de Guadalajara. Además, los visitantes tienden a regresarse el mismo día que llegaron.

En el municipio de Chapala hay alrededor de 400 cuartos de hotel, en promedio la ocupación durante todo el año ronda 30%, lo que refuerza el perfil mencionado.

Otro problema es la proliferación del servicio “bed and breakfast”; y esto ha impactado a los hoteleros. Como la estadía es corta prefieren pagar sólo por una cama en donde dormir y apenas el desayuno, para luego dejar el lugar.

El atractivo de la Ribera de Chapala es por estar ahí el lago más grande del país, por su transformación y desarrollo urbanístico al hacer más dignos los atractivos, de acuerdo con el profesor investigador del departamento de Turismo, Pablo Chávez Hernández.

“La corta estadía de los turistas es normal, porque la población que llega a Chapala normalmente llega primero a Guadalajara y se instala, y los habitantes de la metrópoli viven cerca, lo cual sí influye en que tengan una corta estadía”, subraya el investigador, y agrega que para concentrar mayor turismo faltan paradores turísticos donde llegar a descansar y asearse.

Testimonios
Chapala está cerca y tranquilo. Venimos a admirar el lago y a traer a nuestros hijos. No nos quedamos porque ya es una costumbre venir aquí y luego regresarnos a Guadalajara
Familia, ZMG.

Venimos porque aquí está tranquilo y no nos quedamos porque no hay dinero; además, ¿para qué? Estamos muy cerca
Pareja, ZMG.

Venimos a ‘cotorrear’, a tomar un rato. No nos quedamos porque hay que trabajar al día siguiente y además está cerca
Amigos, ZMG.

Por donde le vea, nuestro México es bonito y aquí tiene que haber algo que los atraiga. ¿Sin el lago cree que vendrían?
Pescador, de Michoacán.

Temas

Lee También

Comentarios