Sábado, 04 de Abril 2020
Jalisco | FM4 Paso Libre pide otorgarles ayuda integral

Asociación civil operará albergue para migrantes

Ayuda jurídica y acompañamiento durante el tránsito por Guadalajara son labores imprescindibles, opinan

Por: EL INFORMADOR

Apoyo de la sociedad. Lejos de verlos como una amenaza, algunas personas ofrecen comida a los migrantes. EL INFORMADOR /

Apoyo de la sociedad. Lejos de verlos como una amenaza, algunas personas ofrecen comida a los migrantes. EL INFORMADOR /

GUADALAJARA, JALISCO (27/SEP/2013).- Aunque el secretario de Gobierno, Arturo Zamora Jiménez, anunció a inicios de mes que el Instituto Jalisciense de Asistencia Social (IJAS) será el comisionado del proyecto, las acciones se remiten a apoyar a la asociación civil Promotora de Vivienda y Acción Social para que ésta se encargue.

Del Gobierno del Estado habrá un apoyo de 300 mil pesos para la instalación; hasta ahora tampoco hay plan de un acuerdo para apoyo constante, explica Fausto Velasco, gerente asistencial del IJAS; el provecho de esta dinámica es que las labores las realizará una organización que ya tiene experiencia en la materia, asegura.

El proyecto ya fue entregado esta semana al IJAS y, en cuanto las autoridades den el sí, dos meses después podrá estar listo, explica el sacerdote Alberto Ruiz Pérez, coordinador de la asociación. El plan indica que el costo será de dos mil pesos por metro cuadrado y esperan construir 160 metros más y, posteriormente, un perímetro similar.

Actualmente, la asociación tiene una casa de asistencia en la que atiende de cinco a 10 migrantes por día y se prevé que con la ampliación se logre capacidad para 60. Se localiza frente a la parroquia de Nuestra Señora del Refugio, en la colonia Cerro del Cuatro.

Acompañamiento


La organización FM4 Paso Libre pide que el albergue garantice atención a las necesidades de las personas migrantes, con acompañamiento desde el principio hasta el final, y bajo una perspectiva de derechos humanos: la ayuda debería significar seguimiento hasta que quede resuelto el percance del migrante, explica Diego Ramos, jefe de Vinculación de FM4. Si el albergue no alcanza a cubrir el requerimiento a detalle, la opción es canalizarlo a otras organizaciones especializadas.

La creación de un centro con estas características es “compleja”, describe Diego Rojas. Sobre todo, FM4 pide vigilar que el albergue “no sea de instancias que apelen a un control migratorio, persecutorio. Eso no sería un albergue con perspectiva de derechos humanos”. Lo principal es que se dé ayuda integral con servicios médicos, psicológicos, acompañamiento jurídico y más.

La ayuda jurídica


De hecho, la asesoría jurídica está entre lo imprescindible: en un albergue para migrantes, no sólo se trata de darles de comer, sino apoyarlos para que nadie vulnere sus derechos humanos, explica el coordinador del albergue Hermanos en el Camino, de Oaxaca, José Alberto Donis Rodríguez.

“La alimentación pasa a segundo término, ésa se consigue; lo más importante es su seguridad, un lugar donde no puedan sean agredidos, secuestrados o violentados”.

El coordinador no desprecia los recursos procedentes del Gobierno, en cualquiera de sus niveles, ya que eso “a ellos les toca. En la Constitución establece que toda persona tiene derecho de vivienda o alimentos. Deberían de apoyarnos, pero no lo hacen”.

TESTIMONIO
"Mientras más albergues, mejor"


Resbaló de la vía del ferrocarril, conocido como “La Bestia”, y la caída lo dejó con una herida detrás de la oreja y un hundimiento en la cabeza. Héctor es un transmigrante que salió desde Tegucigalpa, en Honduras; pretendía subir al tren en Irapuato para llegar hasta Estados Unidos, pero el accidente se lo impidió; de hecho permaneció 27 días hospitalizado en Guanajuato. “Ahorita siento como si me roncaran en el oído, porque me lo lastimé”.

La atención fue buena, cuenta Héctor, gracias a una persona que lo llevó a un hospital. Menciona que la gente en México sí lo ayuda; de hecho, celebra la existencia de espacios o albergues especiales para migrantes.

En su arribo a Guadalajara se encontró con FM4. “Ahí me dieron ropa, almuerzo, comida, te dejan quedarte a dormir y bañarte”. Dice que le encantaría que hubiera más para que apoyaran a los “trampas” como él, que ha viajado tres meses sobre el ferrocarril.

Héctor acaba de salir del albergue: pedía dinero en Arcos e Inglaterra y un par de policías le pidió que se retirara, mientras se resguardaba bajo un árbol. Acepta que hay otras personas, entre ellos migrantes, indigentes y mexicanos, que viajan en el tren y “hacen maldades”. Menciona que provocan que los transmigrantes tengan mala imagen. “Uno le batalla con los polis”. Por ello valora aún más el tiempo que pasa en los albergues.

El trajín hacia el sueño americano

Héctor viajó hace nueve años rumbo a Estados Unidos, pero llegó hasta Tijuana; ahí trabajó de chalán por mil 600 pesos a la quincena; apenas le alcanzaba para dar un poco de dinero a su esposa e hijo, que residen en Honduras.

Eso fue hace mucho tiempo; ahora, las muestras del trajín las carga en el cuerpo: el tabique nasal desviado, el dedo medio de la mano derecha amputado y una rodilla inflamada por líquido; según Héctor, y los dichos del médico que lo revisó, es ácido úrico. “Voy al pasito, de pueblito en pueblito, más por la lluvia, porque uno se resbala”.

Camina lento, renquea de la pierna izquierda y se dirige a Mariano Otero para tomar un camión que lo lleve a La Venta del Astillero, en Zapopan, y de ahí llegar a Tequila, uno más de sus destinos momentáneos como fueron Guatemala, Chiapas, Veracruz o Tabasco, tras subir al tren.

Narra una más de sus historia, una peligrosa y que vivió en Jalisco: “Ayer en Las Juntas, si no corro, me hubieran golpeado; creen que uno tiene mucho dinero, pero no.

“Yo me he encontrado con mucha gente mexicana en las vías que va muy triste porque no tienen familia. Yo, como quiera, tengo a mi esposa, y a veces le hablo y me desanimo, y me quiero regresar”.

A pesar de ello, resiste el viaje. Quiere volver a Tijuana, Baja California, para poder darle algo a su familia. Confiesa que se sintió mal al dejarlos, “pero quiero alcanzar algo mejor allá, en otro lado”.

EL DATO
Nacionalidad de extranjeros alojados en México


Guatemala: 45.3%

Honduras: 32.9%

El Salvador: 14%

EN TRÁNSITO
Estados con mayor flujo de migrantes en 2012

Chiapas: 50%

Veracruz: 8.8%

Tabasco: 6.3%

Oaxaca: 5.7%

SABER MÁS
Deportaciones desde México

Los extranjeros alojados en México, y que no poseen documentos de estancia legal, son resguardados en estaciones migratorias y posteriormente deportados.

Los datos del Instituto Nacional de Migración indican que hasta julio de 2013 iban 53 mil 503 presentados ante una autoridad migratoria; 95% (50 mil 203) son originarios de Centroamérica.

En total, 50 mil 703 personas han sido deportadas; casi 50% (23 mil 877) se realizó desde Chiapas.

CIFRAS
De dónde vienen


47% Honduras

15% Guatemala

9% El Salvador

2% Chile, Cuba, Paraguay y Uruguay

MEJOR ATENCIÓN
Peticiones de la CEDHJ

Al Congreso del Estado de Jalisco

Que reformen la Ley de Desarrollo Social y el Código de Asistencia Social para incluir a las personas migrantes de nacionalidad extranjera como titulares de derechos y ampliar los servicios de las instituciones encargadas de esta labor.

A la Fiscalía de Derechos Humanos del Estado de Jalisco

Que solicite a todas las áreas competentes que integran la Fiscalía General que lleven a cabo acciones tendentes a inhibir, investigar y erradicar los casos de robo, lesiones, agresiones sexuales, extorsiones o cualquier otro acto de naturaleza delictiva cometidas en agravio de las personas migrantes, con estricto apego a los principios de la legalidad.

Ayuntamientos de Guadalajara, Zapopan, El Salto y Ocotlán

Que adecúen e impartan formación profesional en derechos humanos como herramienta indispensable para el buen desempeño del personal que brinda servicios a la comunidad, y verifiquen su programación de manera continua para aplicar métodos de medición conforme a los perfiles de puesto, a fin de erradicar las violaciones de derechos humanos.

Al Sistema DIF Jalisco y sus homólogos municipales

Que extiendan los servicios que ofrecen a migrantes mexicanos para amparar a las personas migrantes de otra nacionalidad.

Al Instituto Jalisciense de Asistencia Social

Que replique el modelo de atención que administra actualmente para personas con problemas de indigencia, y velar por la garantía de esos mismos derechos sociales para las personas migrantes sin distinguir condición o nacionalidad.

A la Secretaría de Salud Jalisco

Que emprenda una efectiva campaña de atención médica dirigida a la población migrante.

LA VOZ DEL EXPERTO

Piden al Gobierno apoyo económico
Hiram Ángel Lara
(académico de la UdeG)

Ningún dinero es suficiente para atender los problemas de los migrantes en México, y los 300 mil pesos que invertirá el Gobierno del Estado para la edificación de un albergue para esta población, que será operado por una asociación civil, son pocos, dada la magnitud del fenómeno; pero lo verdaderamente importante es que el proyecto sea sustentable, explica el coordinador de la maestría en Políticas Públicas de la Universidad de Guadalajara, Hiram Ángel Lara.

Evalúa que la implementación del recurso es un buen primer paso: “Se nota el interés inicial, no definitivo”. Indica que este tipo de acciones funcionan para crear conciencia en la población de que los transmigrantes son personas con derechos que deben ser atendidas por el Estado y comprendidas por la gente.

Lo anterior, tomando en cuenta las declaraciones que en semanas anteriores hizo el gobernador Aristóteles Sandoval, y por las que luego se disculpó, al insinuar que había sospechas de robo por parte de los migrantes. “Es muy distante entre el discurso que criticaba y el otro que busca ayudar”.

Expone que la administración estatal debe crear convenios con la sociedad civil que apoya a los migrantes para su mejor protección. Además propondría crear una estrategia para recopilar o incentivar a la donación de recursos de parte de sectores específicos de la sociedad para la manutención de los albergues.

Temas

Lee También