Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 18 de Noviembre 2017
Jalisco | La autoridad los ha desalojado, pero ellos vuelven a instalarse

Ambulantes cercaron al Hospital Civil Nuevo

La autoridad los ha desalojado, pero ellos vuelven a instalarse
Los vendedores se instalan a pesar de no contar con autorización del municipio. EL INFORMADOR / F. Atilano

Los vendedores se instalan a pesar de no contar con autorización del municipio. EL INFORMADOR / F. Atilano

GUADALAJARA, JALISCO (21/ENE/2016).- Laura es una mujer en silla de ruedas, quien empujada por su hija espera a que un chofer tenga civilidad y las deje cruzar la calle, pero nadie lo hace, ni el auto gris ni la camioneta roja, mucho menos el operador de la 615, una ruta certificada.

“No hay misericordia”, grita la señora mientras un joven la hace de agente vial y detiene el tráfico para que cruce la mujer.

Aunque el Ayuntamiento tapatío implementó operativos, como “Banquetas Libres”, para retirar a comerciantes ambulantes en zonas como el Hospital Civil viejo y las clínicas 2, 46 y 110 del IMSS, en muchos casos la problemática reincide y los vendedores vuelven a instalarse, como en el Hospital Civil Nuevo, en donde por lo menos 20 comerciantes siguen expidiendo sus productos sin contar con licencia.

El caos en la zona del Hospital Civil Nuevo es grande: rutas del transporte como la 603, 605 y 615 entorpecen la vialidad, mientras, los taxistas lentamente buscan que algún paciente suba a su vehículo y camiones de refresqueras estacionados en doble fila desquician la circulación.

Al igual que ellos, hay automovilistas que se niegan a pagar 16 pesos por la hora de estacionamiento en las cercanías y las ambulancias que llegan con alguna emergencia tienen que sortear todos los obstáculos para llegar a la rampa de acceso e ingresar a los enfermos.

Patrullas de la Policía tapatía, de la Fiscalía y de la Procuraduría entorpecen la situación caótica en el lugar, pero ellos tienen permiso para instalarse en la zona: las licencias municipales los avalan.

Son las calles Sierra Nevada, Salvador Quevedo y Zubieta, Eulogio Parra y Mariano Jiménez un verdadero sufrimiento para los peatones que tienen que lanzarse entre los autos para cruzar.

Tacos, gelatinas, atole, tamales, pozole, lonches, fruta e imágenes religiosas, son algunas de las vendimias que se expenden en las afueras del Hospital Civil Nuevo. Son productos a bajo costo que los familiares de los pacientes internados tienen al alcance de su bolsillo.

“Nos ponemos a la brava”


Una veintena de negocios de comida se ubican afuera del Hospital Civil nuevo. La banqueta y parte de la calle Salvador Quevedo, a su cruce con Sierra Nevada, están invadidas por comerciantes que dicen, están en el lugar desde que se inauguró el nosocomio en 1988.

Hoy están sin permiso, ya que el Ayuntamiento tapatío no les renovó sus licencias este año.

En lo que va del año, los comerciantes ya fueron retirados del lugar en dos ocasiones por autoridades, que les negaron los permisos para expender en la vía pública, sin embargo, se reinstalan y se niegan a ser reubicados a 100 metros del sitio. “Estamos a la ‘brava’, ya que nos quitaron. Nos explicaron que no podemos estar en la zona, pero nos reinstalamos”, dice Guillermo, quien vende tacos.

Temas

Lee También

Comentarios