Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 16 de Noviembre 2018
Jalisco | Los nuevos titulares llegan al cargo sin una visión clara de la problemática

Alcaldes improvisan en ecología

Los gobiernos municipales citadinos, que comenzaron la gestión con problemas económicos y políticos, tienen a inexpertos al frente de la gestión ambiental

Por: EL INFORMADOR

GUADALAJARA, JALISCO.- La mayoría de las direcciones de Ecología o Medio Ambiente de los nuevos ayuntamientos en la zona metropolitana, no cuentan con personal técnico en el tema y los nuevos titulares llegan al cargo sin una visión clara de la problemática que deben atender, tampoco han proyectado cómo hacer funcionar el programa de separación de basura, que legalmente ya es obligatorio.

En manos de ellos han estado las decisiones del crecimiento urbano; el resultado es una ciudad desordenada.

En Tonalá, donde hay graves problemas de contaminación (por el aire, en Loma Dorada y Miravalle; por el Río Santiago, en Puente Grande principalmente, o por el basurero de Matatlán), la titular apenas ha iniciado su licenciatura y ahora es la encargada de vigilar el cumplimiento de la normatividad de los nuevos fraccionamientos y los bancos de materiales. Además, recibió la dirección sin un solo documento. Nadie sabe qué se hizo en las administraciones pasadas.

En Tlajomulco, el director es ingeniero zootecnista y no tiene experiencia en temas ambientales, pero ya tiene un registro de bancos de materiales irregulares, alrededor de 200 fraccionamientos autorizados sin manifestación de impacto ambiental y descargas irregulares de industrias.

En Zapopan, el titular es ingeniero agrónomo y su mayor preocupación es el basurero de Picachos, del cual volvieron a escurrir lixiviados en los días pasados.

Únicamente los directores de Tlaquepaque y Guadalajara son biólogos. En este último municipio no había técnicos en la revisión y autorización de los estudios de impacto ambiental, aunque es una de las capitales más importantes del país.

Tras ser consultados, los nuevos funcionarios no supieron describir las problemáticas ambientales de cada municipio, y los planes de acción aún están planteados en términos generales.

La zona metropolitana empieza de cero en políticas ambientales


Entre los mil 730 empleados de la Dirección de Medio Ambiente y Ecología de Guadalajara, no había un solo perito ambiental para la revisión y autorización de los estudios de impacto ambiental, por lo que se convirtió en una oficina de trámites, asegura la nueva titular, Magda Ruíz Mejía, quien fue invitada directamente por el alcalde tapatío, Aristóteles Sandoval.

Esta área es probablemente de las que tienen más despidos, denuncia el regidor panista Jorge Salinas, quien cuestiona la trayectoria de la nueva titular de Medio Ambiente, quien previamente fue asesora de la ex regidora Myriam Vachez, ahora directora de Cultura tapatía.

Pero la bióloga lo justifica: “Tengan la certeza de que todos los que salieron de la dependencia no cumplían con el perfil técnico o fueron retirados por abuso o pérdida de confianza. Fui muy cuidadosa, y de la gente con puestos de confianza de muchos años, 98% se quedó”.

Y es que en el tema ambiental, las administraciones pasadas se dedicaban a “cubrir” parches de lo que la realidad les iba demandando, “y finalmente es la segunda dirección más grande del Ayuntamiento, pero que tenía una visión de ofrecer servicios, como podar, cortar árboles. No tenían fundamentos técnicos y científicos.

No hay una concepción de integralidad y complejidad del manejo del territorio de uno de los municipios más importantes del país. Estamos empezando de menos cero, con muchos rezagos en política ambiental”.
Magda Ruíz asegura que recibe una dependencia llena de irregularidades, que van desde el mal manejo de recursos, con un personal que no cumple con el perfil o que tiene sueldos bajos, como los jardineros.

Las áreas operativas que dependen de esta dirección son Prevención y Control Ambiental, Manejo de Residuos, Mejoramiento Urbano, Dirección de Parques y Jardines, Centro de Control Animal.

Prevención y Control Ambiental debería ser “el corazón” de la Dirección General. “Pero no era así, porque había cualquier otra profesión, menos técnicos ambientales. Y es el área que tendrá mayor reingeniería; el peritaje ambiental tiene que tener sustento técnico de primer mundo, no que sea un trámite sólo de requisito”.

En Parques y Jardines “encontramos una base enorme de sindicalizados con pocos insumos, y tenemos supervisores que no están cumpliendo sus encargos o incluso estaban coludidos en corrupción, ya que es sabido que había un cobro simbólico por el servicio. Ahí hay altos niveles de irregularidades”.

El caso de Manejo de Residuos no es distinto: la plantilla estaba compuesta por perfiles desde abogados hasta pilotos aviadores, y “a pesar de que hicieron un esfuerzo grande, no lograron la separación distintiva, que podría estar en cumplimiento de alrededor de 35%”.  Su opinión es que se requiere un pilotaje en algunas colonias en coordinación con la empresa Caabsa Eagle —que tiene la concesión—, que incluya rutas nocturnas y diferenciadas, horarios establecidos, información y capacitación a los ciudadanos.

“Y la relación con Caabsa debe ajustarse técnica y logísticamente, para mejorar la relación”.

Las dos áreas más olvidadas son Mejoramiento Urbano y Control Animal. En la primera, porque no tiene ni vinculación con Parques y Jardines y  Manejo e Residuos. “El resultado es que el Centro se ve sucio, además de que falta meterle técnicos sustentables”. En la segunda, respondían a cuestiones operativas, “pero nunca se vincularon con asociaciones protectoras de animales de manera positiva y no hay una cultura de prevención y de buen uso de las mascotas. Es urgente evitar que haya más palomas, perros y gatos en la calle… la fauna urbana es un problema y tenemos que atenderla, que la aplicación de la normatividad no sea tan laxa”.

La dirección recibe 300 millones de pesos anuales, pero 85% se paga a Caabsa Eagle por el manejo de los residuos, y el resto se va a nómina.

—¿Cuáles son los problemas más graves?

—Se reflejan en la ciudad. Hay un mal manejo de todo lo ambiental, en aire, suelo, agua, permisos, espacios públicos, recolección y separación de residuos, no hay políticas forestales…

—¿Qué temas le preocupan más?

—Me preocupa centrarnos en las grandes esferas, de la calidad de los espacios verdes (principalmente en el Oriente de Guadalajara, que está olvidado y requiere más arbolado) con lógica urbana. Atender la fauna urbana, la calidad ambiental del municipio, que haya interrelación con los ecosistemas que son proveedores de servicios ambientales, como la Barranca de Huentitán, el Bosque La Primavera, el Lago de Chapala.

Más acciones para mejorar la calidad del aire, con proyectos integrales de movilidad urbana, para desincentivar el uso del auto. Con la industria, pedirles que sean cuidadosas y estar al pendiente, porque es competencia estatal.

Picachos, prioridad para Zapopan


Lo primero que dijo el ingeniero agrónomo Miguel Prado Aguilar cuando asumió la Dirección de Ecología de Zapopan fue que recibía al basurero de Picachos en contingencia ambiental, pero que con la reinyección de lixiviados podrían controlar el problema. Con las lluvias de los primeros días de febrero, las descargas al Arroyo Milpillas se repitieron y los pobladores afectados de plano ya no saben a dónde acudir para que les resuelvan este problema.

Porque el argumento de las autoridades —estatales y municipales— es que no pueden suspender la recolección a los zapopanos. Entonces, quienes deben “aguantarse” son las poblaciones rurales, que de por sí tienen años recibiendo los desperdicios y descargas de aguas negras de la ciudad.

A diferencia del resto de direcciones, es el único que asegura tener técnicos: en todas las áreas técnicas tienen ingenieros, biólogos y abogados.

Las áreas de la Dirección de Ecología son Aseo Público, Parques y Jardines, Protección al Medio Ambiente, Salud Animal y Villa Fantasía.

En el primer caso, 50% del parque vehicular funciona. El resto es chatarra. “Y es el área encargada del relleno sanitario de Picachos, que encontramos fuera de toda norma en lo que se refiere a tratamiento, a las celdas que contienen la basura, suelo y aguas contaminadas. Y para arreglar toda la maquinaria se necesitan 60 millones de pesos. Lo que gastaron en rentar equipo, pudieron usarlo para arreglar lo que ya se tiene”.  

Prado Aguilar estuvo encargado de Picachos durante la administración de Arturo Zamora y dice saber cómo arreglar el problema, aunque no contemplaba una  planta de tratamiento.

“Será una de las prioridades de Héctor Vielma (quien no ha dado cita a los pobladores afectados por los lixiviados). Porque si no lo hacemos, tendremos que pagar a un externo por el manejo de mil 200 toneladas diarias, y no podemos costearlo”.

En el programa de separación de basura hay 308 colonias en las que funciona. “Pero tenemos que ser más ambiciosos, el principal problema es la falta de vehículos para las rutas diferenciadas (la mayoría están descompuestas) y que haya realmente separación en los hogares”.

En Protección al Medio Ambiente no sólo revisan las manifestaciones de impacto ambiental, sino que también están pendientes de los incendios de los bosques La Primavera, El Nixticuil o el Centinela. Expresa que ya hay solicitudes para nuevos fraccionamientos, pero que aún no se emiten autorizaciones porque aún se están
revisando los estudios de impacto ambiental, que se presentaron el año pasado. Ignora si hay irregularidades.

El zoológico Villa Fantasía no tenía ni alimentos para los animales en la segunda quincena de enero, “no hay crías de ninguna especie, se nos hace muy raro. Y todo está deplorable”.

Más allá de esto, no menciona otras problemáticas fundamentales, como fraccionamientos irregulares, el Bosque La Primavera o el conflicto en El Bajío.

En Tlaquepaque son más optimistas

El nuevo director de Ecología de Tlaquepaque, Javier Ochoa,  es uno de los más optimistas en los municipios de la Zona Metropolitana de Guadalajara: “La entrega-recepción fue buena” y el problema más grave es que no hay recursos suficientes.

Operan 100 millones de pesos, pero aproximadamente 50% se paga a Hassar’s, la empresa que se encarga de la disposición de las 400 toneladas de residuos que se generan en Tlaquepaque.

“El resto se utiliza para nómina y suministros y materiales, como refacciones para equipo de reparaciones o medicamentos de salud animal”.

Las áreas que tiene son Parques y Jardines, Aseo Público,  Dictaminación y Protección Ambiental, Salud Animal y Educación Ambiental.

“De momento no hay irregularidades en los fraccionamientos ni en otra área, estamos revisando”.

En separación de basura hay rutas diferenciadas en 51 colonias, pero “no significa que en todas cumplan, desgraciadamente no”.

Sin preparación, directora de Ecología de Tonalá

A la Dirección de Ecología de Tonalá llegó Sugeil Fonseca, quien apenas ha iniciado su licenciatura en Derecho y dice tener experiencia en temas ambientales por su participación en el Partido Verde.

Y de los 55 empleados, ninguno más tiene formación técnica.

Su oficina está vacía, porque dice que se llevaron toda la información y apenas están levantando el padrón de bancos de materiales, gasolineras, industrias, ladrilleras, fraccionamientos y problemáticas ambientales en general.

Las áreas son Ordenamiento Territorial, Verificación Normativa, Educación Ambiental y Coordinación de Aseo.

A pesar de que no hay técnicos, durante el mes de enero se enfocó a realizar recorridos, principalmente en bancos de materiales, y detectaron dos clandestinos. Hasta el momento tiene 20 registrados, “y creemos que hay otros clandestinos”.

—¿Cuál es tu experiencia en temas ambientales?


—Participé en el Partido (Verde) en lo del Río Santiago. En reforestación. Soy maestra de Ciencias Naturales, en educación primaria”.

Al cuestionarle sobre la contaminación del Río Azul, en Loma Dorada, o del basurero de Matatlán, de las problemáticas de salud en la población de Puente Grande, por el Río Santiago,  dijo que lo ignoraba, pero que próximamente en los recorridos revisaría la situación ambiental del municipio.

Sobre la separación de basura, dice que irán por zonas a entregar trípticos y empezarán en la cabecera municipal y en Loma Dorada.

“También nos preocupan las descargas a ríos, vamos a difundir el programa de la separación de basura, atenderemos las zonas de explotación geológica, veremos que las industrias no suelten humo y que en Salud Animal cumplan, porque fuimos a revisar y tenían residuos biológico infecciosos acumulados en un rincón”.

Tlajomulco carece de técnicos ambientales

Entre las irregularidades más importantes que se han detectado en el municipio de Tlajomulco, están las de la Dirección de Medio Ambiente y Ecología, pues no tiene técnicos ambientales, las autorizaciones a las empresas se daban sin revisar qué hacen con sus desechos, hay alrededor de 200 fraccionamientos que no presentaron manifestaciones de impacto ambiental y bancos de materiales irregulares.

Salvador Zamora es el nuevo director y estará a cargo de las siguientes áreas: Ingeniería Ambiental, Educación Ambiental y Control y Verificación.

“Hay 900 empresas en el municipio, y la mayoría no tienen plantas de tratamiento. Se daban licencias sin revisar el tema. Y nos urge firmar un convenio con la Comisión Estatal del Agua para verificar el cumplimiento en descargas al alcantarillado, para poderles renovar la licencia”.  

Cada año se renuevan los permisos y “siempre se hacía de manera irresponsable, sin estar seguros de que cumplían. La verdad es que había sólo un ingeniero ambiental y es el que se encarga de todo, estamos saturados”. Esta dirección tiene alrededor de 10 empleados, para uno de los municipios con mayor crecimiento urbano, en contraste con los casi dos mil de Guadalajara.

Asegura que en un recorrido que hizo en semanas pasadas, encontró fraccionamientos que están descargando en microcuencas, que afectan principalmente a la Laguna de Cajititlán e incrementan la contaminación del arroyo El Ahogado.

Asimismo, en los primeros 15 días de enero hicieron 67 inspecciones a bancos de materiales, de un total de 100. Lo que encontraron fueron 27 sin actividad, 10 con manejo inadecuado, ocho fueron apercibidos o multados y seis eran clandestinos y se clausuraron.

Entre los proyectos que tiene está la reforestación del Cerro de la Cruz con 150 mil árboles, reubicar al predio Tecolote (ejido La Teja) a las 150 ladrilleras ubicadas en la cabecera municipal, porque ninguna cumple con la normatividad, y sanear la Laguna de Cajititlán.

“Otro asunto importante es que queremos ser muy duros con los fraccionamientos, pues no están haciendo estudios de impacto ambiental y se están autorizando. Es una iniciativa que propondremos al cabildo, porque en teoría está legislado, pero no hay forma de castigarlos. Al menos hemos encontrado 200 con irregularidades, por ejemplo, Bosques de Santa Anita, donde tenemos serios problemas de inundaciones”.

Perfiles

GUADALAJARA


Magda Ruiz es bióloga y comenzó estudios de la maestría en Educación Ambiental por la Universidad de Guadalajara. Estuvo a cargo del proyecto de Educación Ambiental del Centro de Investigación y Formación Social del ITESO y posteriormente fue asesora de la ex regidora Myriam Vachez.

ZAPOPAN

Miguel Prado Aguilar es ingeniero agrónomo por la Universidad de Guadalajara. Tiene cursos en psicoterapia y tratamiento de pastizales y compostas. Fue regidor en Zapopan de 2004 a 2006 y asesor de Medio Ambiente y Salud Pública tanto en la Legislatura local como la federal.

TONALÁ

Sugeil Fonseca cursa actualmente el segundo trimestre de la Licenciatura en Derecho, y su única experiencia en temas ambientales la adquirió en el Partido Verde Ecologista de México, además de que es maestra de Ciencias Naturales en educación primaria.

TLAQUEPAQUE

Javier Ochoa es biólogo por la Universidad de Guadalajara y ha trabajado en la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales. Fue director de Ecología en el Ayuntamiento de Guadalajara, al principio de la administración de Alfonso Petersen.

TLAJOMULCO

Salvador Zamora es ingeniero Zootectnista, por la Universidad Autónoma de Guadalajara. Fue dirigente del Comité municipal Agrario del PRI, de 2005 a 2009. Es la primera vez que ocupa un cargo relacionado a temas ambientales.

Temas

Lee También

Comentarios