Viernes, 24 de Enero 2020
Internacional | El tema de la reunión, ''La no violencia'', ha sido propuesto por el presidente Manuel Zelaya

San Pedro Sula espera acuerdo sobre cultura de paz : OEA

La tasa promedio de asesinatos en Honduras en 2008 fue de 57.9 por 100 mil habitantes

Por: AP

SAN PEDRO SULA, HONDURAS.- Los cancilleres de las Américas emitirán el miércoles un pronunciamiento contra la violencia como política de estado y expresarán su compromiso para involucrar a todos los sectores de la sociedad en el fomento de una ``cultura de paz''.

La posición está contenida en la Declaración de San Pedro Sula que firmarán 34 ministros o sus representantes en la 39na Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos ( OEA) que durante dos días deliberarán a partir del martes.

El tema de la reunión, ''La no violencia'', ha sido propuesto por el presidente Manuel Zelaya, y aun cuando se adelanta que quedará opacado por el debate del retorno de Cuba a la organización, cobrará relevancia por el hecho de alcanzarse el pronunciamiento en la ciudad considerada más violenta en América Latina.

Según el Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, en 2008 esta ciudad de 1 millón de habitantes tuvo una proporción de 106,2 asesinatos por cada 100 mil habitantes, superando largamente el promedio estimado por la Organización Mundial de la Salud de 8,8 por 100 mil.

La tasa promedio nacional de asesinatos en Honduras en 2007 fue de 49.9 por 100 mil y en 2008 de 57.9 por 100 mil habitantes, situación que ha originado críticas de grupos internacionales a la política de seguridad pública de Zelaya, quien dejaría el poder a comienzos del 2010 si fracasa en su intento de modificar la constitución para reelegirse.

''El tema de la no violencia es importante y sumamente actual'', dijo la vicecanciller Patricia Licona. ''Creemos que todos los países debemos comprometernos con la no violencia en todos los sectores de la vida: la no violencia económica, la no violencia política, la no violencia social, la no violencia delincuencial...''

La declaración ha sido redactada desde hace meses y solamente hace referencia a lo que será el tema central de la 39na Asamblea General de cancilleres, el mayor acontecimiento anual de la OEA. No menciona a Cuba, por lo que si los ministros tuvieran la necesidad de emitir un pronunciamiento tendrían que insertarlo en ese texto o preparar una declaración separada.

``Latinoamérica y el Caribe son una de las regiones más violentas del mundo'', afirmó el subsecretario general Albert R. Ramdin hablando al lado de Licona y el secretario general José Miguel Insulza en el Centro Arabe, la sede de los debates.

Dijo que la situación es más grave cuando se trata de jóvenes: en el hemisferio existe el más alto número de homicidios, de 68 jóvenes por 100 mil, tres veces mayor que el promedio global.

En la asamblea ministerial, que tiene más de 100 temas en su agenda, se van a presentar unos 20 proyectos de resolución que tratan de manera específica el tema, según Ramdin.

La declaración dice que la desigualdad, exclusión social y falta de oportunidades contribuyen al incremento de la violencia por lo que es ``esencial un desarrollo económico y social que ofrezca igualdad de oportunidades, justicia e inclusión''.

Reconoce que la familia tiene ``un papel fundamental'' en la promoción y fortalecimiento de ``una cultura de paz y no violencia'' y que la intolerancia y violencia en contra de los inmigrantes y sus familias atentan también contra esa cultura.

Esta no es la primera vez que la OEA aborda el tema de la violencia como componente crítico de la seguridad pública. El año pasado, en una reunión ministerial en México se fijó una agenda que involucraba esfuerzos contra el narcotráfico, limitación de demanda de drogas, y hasta la elaboración de una convención interamericana contra el tráfico de armas de fuego.

La Declaración de San Pedro Sula tiene 32 puntos de compromiso de los gobiernos, y el secretario general ha admitido que tenía esperanzas de que los cancilleres centren su atención en ellos y no se distraigan por el debate del caso cubano.

Temas

Lee También