Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 13 de Noviembre 2019
Internacional | Lula defiende visita, busca rol mediador Oriente Medio

Presidente de Irán prueba diplomacia brasileña en visita oficial

Amplios sectores de la población se han manifestado, instan a Lula a exigir derechos humanos

Por: EFE

BRASILIA, BRASIL.- El presidente de Irán, Mahmoud Ahmadinejad, arribó a Brasilia el lunes buscando apoyo para su controvertido programa nuclear, en su primera parada de una gira por Sudamérica que, según críticos, podría restringir las ambiciones de Brasil en la escena diplomática mundial.

Políticos de oposición brasileños condenaron la visita, citando preocupaciones por el programa nuclear iraní, su negación del Holocausto e informes sobre abusos a los derechos humanos.

Cientos de personas protestaban en Río de Janeiro y Brasilia, instando al presidente Luiz Inácio Lula da Silva a adoptar una línea dura hacia Ahmadinejad.

Lula defendió la visita, afirmando que cualquier progreso en la disputa nuclear con Irán y con la paz en Oriente Medio requiere de diálogo con todas las partes involucradas.

"Aislar a Irán no ayuda", dijo Lula el lunes en su intervención semanal en un programa de radio.

"Si Irán es un actor importante en esta disputa, es importante que alguien se siente y hable con Irán para tratar de establecer un equilibrio que permita el regreso de cierta normalidad en Oriente Medio", agregó el mandatario.

El viaje de Ahmadinejad ocurre luego de recientes visitas a Brasil durante las dos semanas precedentes de los presidentes de Israel, Shimon Peres, y el líder de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmoud Abbas.

Peres le pidió a Lula que use la creciente influencia de Brasil para ayudar a mitigar las ambiciones nucleares de Irán.

El primer mandatario brasileño, que ha defendido el derecho de Irán a desarrollar energía nuclear de uso civil, está previsto que en un encuentro que tendrán el lunes exhorte a Ahmadinejad a aceptar los términos de la no proliferación nuclear global.

Ahmadinejad ha comparado el programa nuclear iraní con el brasileño, en un intento por ganar el apoyo de Brasil.

"Si el pueblo brasileño se sitúa al lado del pueblo iraní en esta injusta disputa de países occidentales contra el programa nuclear de Irán, es debido a un experiencia similar", escribió el líder iraní en un artículo distribuido por la embajada de su país en Brasilia.

Brasil, que ha renunciado a las armas nucleares, está desarrollando su propia tecnología para enriquecer uranio. También se está asociando con Francia para desarrollar un submarino nuclear.

PROTESTAS

Casi 1.000 personas protestaron contra Ahmadinejad en Río de Janeiro el fin de semana, condenando su negación del Holocausto e instando a Lula a exigir libertad de expresión en Irán.

Grupos de manifestantes a favor y en contra del líder iraní intercambiaron epítetos el lunes a las afueras de la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores en Brasilia.

La Federación Israelí del estado de Sao Paulo publicó un aviso en periódicos brasileños en el cual una víctima del Holocausto muestra un número de identificación tatuado en su antebrazo.

"Señor Ahmadinejad, los números no mienten", reza el anuncio.

Brasil, que busca un puesto permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU, ha estado tomando un rol más proactivo en la escena internacional, desde las discusiones comerciales y climáticas hasta en los intentos por resolver los conflictos de Haití y Honduras.

Pero, críticos aseguran que Brasil tiene poco que ganar al aproximarse a Ahmadinejad, una estrategia que podría dañar las relaciones con Estados Unidos si el líder iraní emerge más envalentonado de su gira por Sudamérica.

José Serra, gobernador del estado de Sao Paulo y probable candidato opositor para la carrera presidencial del próximo año, dijo que la visita contradice los principios democráticos de Brasil.

"Una cosa es relaciones diplomáticas con dictaduras y la otra es darle la bienvenida a sus líderes en tu casa", escribió Serra en una columna de opinión publicada el lunes en el periódico local Folha de S.Paulo.

"Esta visita simboliza la negativa de todo aquello que Brasil defiende en el mundo", afirmó.

Temas

Lee También

Comentarios