Martes, 21 de Enero 2020
Internacional | Obama recorrerá mañana con la canciller Angela Merkel algunos de esos lugares

Obama irá a Dresde y Buchenwald, símbolos del nazismo y de la reconstrucción

Acompañará a Obama en su recorrido por Buchenwald, el Premio Nobel de la Paz Eli Wiesel

Por: EFE

BERLÍN, ALEMANIA.- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, centrará mañana su fugaz visita a Alemania, la segunda desde que accedió a la Casa Blanca, en dos lugares de gran carga histórica: Dresde y Buchenwald, símbolos del nazismo y también de la reconstrucción alemana.

Dresde, capital de Sajonia y donde Obama llegará esta noche procedente de El Cairo, es para muchos alemanes una ciudad mártir de la Segunda Guerra Mundial, víctima de la operación de castigo lanzada por aviación aliada la noche del 13 al 14 de febrero de 1945 cuando el Tercer Reich estaba prácticamente derrotado.

La "Florencia del Elba", como se la conocía por su conjunto monumental barroco, quedó barrida por las bombas y su iglesia de la Frauenkirche, que milagrosamente se mantuvo en pie esa noche, se desmoronó al día siguiente como un castillo de naipes.

Durante la división alemana las autoridades germano-orientales apenas hicieron más que acumular piedras y restos de sus monumentos. Gran parte de la ciudad se convirtió en un panorama de edificios prefabricados, arquetípicos de la desabrida arquitectura socialista.

Tras la caída del Muro de Berlín y la reunificación se inició la recuperación de sus palacios, ópera y museos barrocos, con la Frauenkirche convertida en emblema ciudadano y la ciudad entera resurgiendo en todo su esplendor.

Hace tres años el templo reabrió sus puertas, tras una reconstrucción piedra a piedra financiada con donativos procedentes de todo el mundo.

Obama recorrerá mañana con la canciller Angela Merkel algunos de esos lugares de Dresde y visitará asimismo el antiguo campo nazi de concentración de Buchenwald, junto a Weimar, la ciudad donde vivieron Goethe y Schiller.

Acompañará a Obama en su recorrido por Buchenwald el Premio Nobel de la Paz Eli Wiesel, uno de los supervivientes de ese campo de concentración, donde se estima que murieron unos 56 mil judíos confinados de frío, hambre, enfermedades o víctimas de experimentos nazis.

El 11 de abril de 1945, unos 21 mil presos vivieron la liberación del campo, cuando las tropas estadounidenses entraron en Buchenwald. Entre esos soldados se encontraba Charles Payne, tío-abuelo de Obama, de 84 años en la actualidad.

Con la liberación de Buchenwald no terminó, sin embargo, la historia negra de ese lugar, a pocos kilómetros de Weimar. En los cinco años siguientes al fin de la Segunda Guerra Mundial, los soviéticos utilizaron sus mismos barracones para internar a unos 28 mil presos, siete mil de los cuales murieron.

Tras el recorrido histórico, Obama visitará a la base estadounidense de Ramstein, la mayor de Europa, y el hospital de Landstuhl, donde reciben tratamiento los heridos que a diario llegan por puente aéreo de Afganistán e Irak.

Como en su primera visita presidencial a Alemania, con ocasión de la cumbre de la OTAN en Estrasburgo y Baden-Baden, Obama no pisará tampoco esta vez Berlín, la ciudad que le aclamó siendo aún candidato a la Casa Blanca, en su multitudinario mitin ante la Columna de la Victoria el pasado verano.

El presidente Obama saldrá de la base militar de Ramstein en dirección a París, última parada de su reciente gira por países de Oriente Medio y Europa.

Temas

Lee También