Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 25 de Septiembre 2018
Internacional | Existieron legitimas diferencias de opinión sobre la decisión inicial de destituir a Sadam Husein y el inicio de la guerra

George Bush reconoce 'sacrificio' de EU en Irak

Gracias a la labor en Irak, y al coraje del pueblo iraquí, una nueva era de optimismo está naciendo para su democracia y la nuestra, dijo hoy en su discurso radiofónico

Por: SUN

WASHINGTON, EU.- El presidente de EU, George W. Bush, hizo por segunda vez en 24 horas un balance del costo que ha supuesto la guerra de Irak, y hoy dijo que ha sido una contienda que "ha exigido una gran cantidad de tiempo y dinero" a los estadounidenses.

"Gracias a la labor (de los soldados estadounidenses) en Irak, y al coraje del pueblo iraquí, una nueva era de optimismo está naciendo para su democracia y la nuestra", dijo hoy Bush, en su tradicional discurso radiofónico.

"El pueblo estadounidense ha hecho grandes sacrificios para llegar a este momento. La batalla en Irak ha exigido una gran cantidad de tiempo y de dinero", dijo el presidente, que sin embargo aclaró que los esfuerzos en Irak valieron la pena.

Reconoce, además, que meses antes de la invasión "existieron legitimas diferencias de opinión sobre la decisión inicial de destituir a Sadam Husein y el inicio de la guerra".

Afirmó que casi seis años después, "el aumento de tropas y el coraje de los iraquíes valientes han dado una vuelta a la situación" y se vislumbra "un Irak libre y democrático en el corazón de Oriente Medio".

Esta es la segunda ocasión en que Bush hace un repaso introspectivo de la guerra de Irak, que ha marcado su mandato.

Ayer, en un discurso ante el Instituto Brookings, admitió que sus planes en Oriente Medio no siempre salieron como esperaba en su mandato y cita el ejemplo de la guerra en Irak, más larga y costosa de lo que pensó.

"No todas las decisiones que hemos tomado han sido populares, pero la popularidad nunca fue nuestro objetivo", dijo.

En este sentido, defendió la decisión de ir a la guerra, una iniciativa que según él "no puede verse aislada del 11-S."

Sin embargo, reconoció que el entonces presidente iraquí, Sadam Husein, no estuvo relacionado con los atentados del 11 de septiembre de 2001 contra EU.

Según dijo en su discurso, no se podía tolerar a "un enemigo jurado que actuaba de modo beligerante, que apoyaba el terrorismo y del que los servicios secretos del mundo creían que tenía armas de destrucción masiva".

Tras el 11-S, puntualizó, Sadam Husein representaba "un riesgo que no podíamos correr".

Temas

Lee También

Comentarios