Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 23 de Abril 2019
Internacional | Los comicios fueron tranquilos

Evo Morales arrasa en Bolivia; estiman triunfo con 62% de votos

Además de la reelección, tendrá mayoría en el Senado, lo que le permitirá el poder absoluto para seguir su proyecto de nación

Por: SUN

LA PAZ, BOLIVIA.- Con un respaldo arrollador, el presidente de Bolivia, Evo Morales, fue reelecto este domingo en el cargo hasta 2015, mientras su partido consiguió los ansiados dos tercios en el Senado, por lo que tiene vía libre para plasmar su proyecto político con base en el Estado plurinacional.

Con 62% de los votos, según el conteo rápido, Morales consiguió más apoyo del previsto en los sondeos previos a los comicios. En segundo lugar quedó el derechista Manfred Reyes Villa, con 28% de los votos, y en tercero el empresario Samuel Doria Medina, con 6%.
El pueblo boliviano hace historia gracias a la conciencia y demuestra que es posible cambiar Bolivia en base al voto”, indicó el mandatario, al rechazar que su Gobierno haya utilizado nunca una política de prebendas o compra de voluntades.  

Visiblemente nervioso y por ratos trabándose en su discurso, Morales fue vitoreado anoche con el grito de “¡Evo... Evo!”, que retumbaba en potente eco en la Plaza Murillo, en el corazón de La Paz.

En lo que al Parlamento respecta, el oficialista Movimiento al Socialismo (MAS) obtuvo una abrumadora mayoría. En el Senado, el conteo rápido precisaba que logró 25 de 36 asientos, lo que lo habilita para reformar la Constitución sin necesidad de convocar a una consulta previa.

En Santa Cruz, Evo obtuvo 40%, ocho puntos más que hace cuatro años, cuando llegó a poder, y recuperó los departamentos de Tarija y Chuquisaca, en manos de la oposición, que quedo diezmada.

Al emitir su voto en el Chapare, donde se formó como sindicalista y político, Morales comentó que “este es un día histórico, un día de singular importancia, que permitirá a los indígenas asumir un papel protagonista en la Bolivia que ahora empieza a renacer”. El vicepresidente Álvaro García Linera calificó la jornada como “la revolución política más importante desde la fundación de Bolivia en 1825”.

Este domingo, Bolivia dejó de ser un país divido en dos. La Paz, Cochabamba, Oruro, Potosí y Chuquisaca aprobaron mayoritariamente adoptar el modelo autonómico, como en 2006 ya lo habían hecho Santa Cruz, Tarija, Beni y Pando.

Al conocer las encuestas de boca de urna, el primero en reconocer la victoria de Morales fue Doria Medina, quien lo felicitó y pidió que “se respeten los resultados”.

Los temores radican ahora en cómo utilizará el Gobierno semejante apoyo electoral a su proyecto, que en algunos casos, como en La Paz, alcanzó 77% de los votos. Durante la campaña, la oposición repitió una y otra vez el temor existente a que una amplia victoria “lleve al Gobierno por la vía del autoritarismo”.

Los millonarios planes sociales para mejorar la situación de millones de personas, matizado con programas macroeconómicos con tendencia a la ortodoxia, llevaron a que la sociedad se volcara en masa a favor del Gobierno.

La jornada electoral transcurrió sin incidentes, coincidieron las misiones de observación de la Organización de Estados Americanos y de la Unión  Europea.

En tanto, la Corte Nacional Electoral de Bolivia aplazó para hoy el anuncio de los resultados preliminares. No obstante, la autoridad ratificó que los datos al 80% de la votación serán entregados en 48 horas.

Consolida su ‘‘revolución’’

Evo Morales Ayma


El primer presidente indigenista e izquierdista de Bolivia, logró la reelección en los comicios de ayer, ante una oposición debilitada y unos rivales que, según los sondeos, siempre estuvieron a gran distancia.

El gobernante, que el 26 de octubre pasado cumplió 50 años, llegó a las urnas con el propósito de seguir batiendo récords para continuar con las polémicas reformas sociales, políticas y económicas que desde enero de 2006 aplica en Bolivia.

Morales nació en la comunidad de Isallavi, en la región andina de Oruro, en una humilde familia aimara. Tuvo seis hermanos de lo que sólo viven dos: Hugo y Esther.
Tiene además dos hijos adolescentes de madres distintas, pero aún no se ha casado porque, según ha explicado, las actividades del Gobierno copan todo su tiempo.

En su infancia y juventud, Morales fue pastor de llamas, panadero, albañil y trompetista, antes de su éxito como jefe de los productores de coca de su país, sector de donde pasó a liderar un movimiento campesino que le catapultó a la Presidencia hace cuatro años.

En 1997 llegó al Congreso como el diputado más votado, pero fue expulsado de su curul acusado de apoyar al terrorismo, como definió la mayoría congresal a las protestas cocaleras.

Su determinación para “refundar” el país y enfrentarse a sus opositores, su alianza con amigos como el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, su alto perfil mediático y su dominio de los sindicatos han despertado en Bolivia tanto entusiasmo como intenso rechazo.

Ejemplo de ello es por un lado el apoyo que reciben sus políticas de nacionalización de la economía y de reparto de bonos a niños, mujeres y mayores de 60 años y, por el contrario, sus ataques al Poder Judicial que han dejado a este órgano casi inoperante.

Sus relaciones externas también levantan polémica, pues Morales es uno de los miembros firmes de la Alianza Bolivariana de las Américas (ALBA) y defiende un camino hacia el “socialismo”.

Dieron el sí a la autonomía cinco distritos

Cinco distritos bolivianos votaron a favor de tener autonomía del Gobierno central, según sondeos a boca de urna, aprobando una iniciativa del presidente Evo Morales, que buscaba neutralizar el principal reclamo de la oposición conservadora.

De acuerdo a las proyecciones de medios de comunicación, los departamentos andinos de Chuquisaca, Cochabamba, La Paz, Oruro y Potosí, bastiones electorales del mandatario de izquierda, respaldaron con más de 70% de los votos válidos el proyecto de autonomía.

Otros cuatro distritos gobernados por la oposición --Beni, Pando, Santa Cruz y Tarija-- ya habían votado “Sí” a la autonomía en el 2006 y hasta aprobado posteriormente sus estatutos autonómicos en referendos que habían convocado para desafiar el poder de Morales.

En el referendo sobre autonomía de hace tres años, el mandatario había liderado el voto por el “No”, que se impuso entonces en el balance nacional y en los cinco departamentos que ahora, también por consigna de Morales, dijeron que “Sí”.

Con la nueva votación, los nueve distritos bolivianos adoptarán gobiernos autónomos, con amplias facultades administrativas y económicas, una de las promesas electorales del socialista Morales.

Según analistas, el cambio de posición de Morales resultó clave para que las autonomías dejen de ser una bandera de la oposición y sean adoptadas por todos los departamentos y hasta por municipios y comunidades indígenas.

“Este contundente apoyo a las autonomías muestra una ligazón con proyectos ideológicos, porque los mismos que hace tres años dijeron 'No', ahora, sin mayor debate, dicen que sí, sólo porque el presidente ha lanzado la consigna”, señaló la analista María Teresa Zegada.

Temas

Lee También

Comentarios