Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 18 de Noviembre 2017
Internacional | Francisco sorprende a fieles de Ostia, en la periferia sur de Roma

El Papa sale a bendecir casas como un párroco más

Francisco sorprende a fieles de Ostia, en la periferia sur de Roma
El Papa Francisco bendice un hogar durante su visita al popular vecindario de Ostia. AP /

El Papa Francisco bendice un hogar durante su visita al popular vecindario de Ostia. AP /

CIUDAD DE MÉXICO (19/MAY/2017).- Francisco volvió a ser un simple párroco urbano cuando decidió dejar el Vaticano y sorprender a fieles de Ostia, en la periferia sur de Roma, quienes lo vieron aparecer para bendecir sus casas.

En las primeras horas de la tarde, el Papa se trasladó hasta un edificio ubicado en el número 11 de la Piazza Francesco Conteduca y él mismo comenzó a sonar el timbre de los departamentos populares, provocando estupor entre los vecinos.

Como es tradición entre los católicos italianos, en tiempos posteriores a la Pascua los párrocos suelen impartir bendiciones anuales de las habitaciones, un momento que sirve también para breves convivencias entre sacerdotes y feligreses.

Dos días atrás el sacerdote Plinio Poncina, responsable de la iglesia Stella Maris, una de las seis parroquias de Ostia, había colgado un aviso sobre la puerta del condominio de las casas populares advirtiendo a las familias que iba a pasar para la bendición.

Pero en su lugar apareció el líder católico, quien visitó 12 departamentos pasando algunos minutos en cada uno, "con gran sencillez" -como informó el Vaticano- y dejó un rosario en cada casa.

Bromeando, pidió disculpas por la molestia aclarando que respetó el horario de silencio en el cual los vecinos reposan después de la comida, como señala un cartel colgado al ingreso del edificio.

Así, el Papa decidió dar seguimiento a los llamados "viernes de la misericordia", una iniciativa que puso en marcha durante el Jubileo que él mismo convocó entre 2015 y 2016.

Para reforzar la importancia de las "obras de misericordia", el Pontífice decidió -cada mes- realizar visitas sorpresa a enfermos, ancianos, discapacitados, huérfanos, ex drogadictos, encarcelados, refugiados y ex prostitutas.

Sin importar el fin del Año Santo, el líder católico quiso mantener estos "signos inspirados por las obras de misericordia corporales y espirituales".

Temas

Lee También

Comentarios