Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 22 de Enero 2019
Entretenimiento | La cantante ofreció un espectáculo de dos horas la noche del 16 de septiembre

Yuri se entrega a sus fans de Cancún

La cantante ofreció un espectáculo de dos horas la noche del 16 de septiembre

Por: SUN

'Yo canto, no tengo necesidad de andarme toqueteando' comentó la intérprete. SUN / ARCHIVO

'Yo canto, no tengo necesidad de andarme toqueteando' comentó la intérprete. SUN / ARCHIVO

CIUDAD DE MÉXICO (17/SEP/2016).- Con 52 años, la cantante veracruzana Yuri, se siente "como una chamaca de 25" y así lo demostró al regresar después de cuatro años a Cancún, Quintaba Roo para su concierto en el Oasis Arena la noche del 16 de septiembre.

La intérprete comentó a los medios: "Yo no soy como las otras que no quieren envejecer, yo estoy envejeciendo con dignidad".

Con un vestuario de policía, acompañada de seis bailarines y al ritmo de "Ese amor ya no se toca" comenzó, en punto de las 21:15 horas, un concierto que se extendería por cerca de dos horas.

"Dame un beso" (que incluyó un beat del tema "Sweet Dreams"), "Al bailar" y "Es ella más que yo" fueron algunos de los temas que interpretó, siendo este último uno de los más coreados por el público.

"Yo canto, no tengo necesidad de andarme toqueteando" comentó la intérprete.

Trajes hawaianos, el vestuario egipcio de su tema "Presa", por el que se le comprara con la cantante Katy Perry, y un vestido blanco que dejaba ver las piernas de la cantante, fueron parte de los alrededor de 10 vestuarios que utilizó durante la velada.

El tema "Maldita primavera" resonó en el escenario y provocó que más de uno, con servilleta en mano ondeando por el aire, coreara "qué importa si para enamorarme basta una hora".

Cuando el concierto ya estaba por terminar y tras observar escenas de la cantante durante su participación en el Festival OTI en los años 80, se escuchó un popurrí con las canciones: "Será mañana", "Vive", "Hay amor", "Al final" y "El triste".

Otro popurrí al estilo brasileño incluyó "Magdalena", "Más que nada" y "Disco samba" piezas que se mezclaron entre las notas de "Hombres al borde de un ataque de celos" para despedir a un público que, de pie, aplaudió la presentación de Yuri.

Al final del concierto, la cantante se detuvo antes de abordar su camioneta para tomarse fotografías con sus administradores, repartir autógrafos y comentar a los medios: "Eso es lo que te hace sentirte crecido, que la gente a pesar de tantos años te siguen teniendo ese respeto y ese amor".

Temas

Lee También

Comentarios