Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 22 de Noviembre 2018

Entretenimiento

Entretenimiento | “Este jardín es una coronación para él”: Keller

Un jardín escultórico para Soriano en Varsovia

Entre grandes árboles centenarios, se han instalado 12 piezas del artista tapatío

Por: EL INFORMADOR

CIUDAD DE MÉXICO.- En Polonia, a 30 kilómetros de Varsovia, habitan grandes monumentos de la naturaleza (árboles centenarios protegidos por la ley), en un parque en el que el tiempo ha tenido intensos romances con el entorno. Ahí, en medio de un aire tatuado de silencios y secretos, se han instalado una serie de esculturas monumentales (de tres y seis metros) del artista tapatío Juan Soriano (1920-2006), que serán develadas en mayo.

Marek Keller, representante de la Fundación Soriano-Keller y compañero del artista durante 30 años, ha declarado que actualmente las piezas están terminadas, pero debido a que en esta época la temperatura de la región es de 20 grados bajo cero, esperará a que el clima sea más cálido.

A principios de 2007, Keller confesó -con el cariño desbordado- que su deseo más profundo era que Soriano estuviera presente con su obra en el país en que nació y en el que también él quiso mucho. “Hicimos varios viajes juntos y siempre tuvo comentarios maravillosos. Este jardín es una coronación para él”.

El jardín luce abandonado por el tiempo, “tiene un contexto muy romántico y lo voy a arreglar para que no se vea tan abandonado, pero que le quede un poco de romántico. Tiene unos árboles hermosos, con las placas de que son monumentos de la naturaleza, y tiene también estanques de agua, es un sitio que se presta para convivir con las esculturas, y los temas tienen que ver con la naturaleza, así que me llevo sus grandes pájaros”, explica el polaco.

Envuelto en cientos de árboles y dos lagos, el terreno de siete hectáreas era propiedad de una familia noble, de la que aún quedan dos graneros y una pequeña casa que funcionarán como Galería Íntima Juan Soriano y como oficina de la Fundación (sucursal de México), respectivamente.

“Ahí estarán colocados 13 bronces monumentales distribuidos en los jardines y alrededor de 15 esculturas de pequeño y mediano formato que se van a presentar en la galería del lugar. También se van a exhibir foto murales de las esculturas públicas de Juan Soriano, así como imágenes de gran formato del maestro trabajando y su biografía y cronología de vida, traducida al polaco”, añade.

Este proyecto “es un asunto bastante íntimo, tomando en cuenta todo lo maravilloso que Juan me abrió y me enseñó en México, hizo que éste fuera mi país, aquí vivo, aquí tengo los mejores amigos... y siento una obligación muy profunda de hacer lo mismo con Juan en Polonia. Desgraciadamente no podrá ver sus esculturas en este entorno tan interesante, aunque no parezca -confiesa-, no le gustaban las exposiciones, él prefería trabajar todo el tiempo en su estudio, era lo que más le importaba, cualquier otra cosa le molestaba. Le encantaba salir con los amigos a cenar, discutir y reír en su compañía”.

Desde que Soriano murió, Keller ha promovido su arte alrededor del planeta. “La Fundación tiene un archivo muy interesante, que está abierto al mundo, es algo que hago con tanto placer, gusto y amor”. Mientras tanto, en el estudio de la colonia Condesa y en el departamento de París, “los objetos de Juan (Soriano) siguen ahí, pero sin alma, sin corazón, porque ambas se fueron, pero la vida sigue y si tengo el privilegio de trabajar en lo mismo que trabajé durante 30 años, no puedo pedir más, porque sería un ingrato. Estoy rodeado de sus maravillosas obras, me hace feliz en esta situación,... aunque no es una situación muy feliz, pero es lo que me queda de él”.

Ahora, la luna de Polonia alumbra la eternidad de un gran romance, entre las esculturas de Soriano y los mágicos árboles centenarios.

Temas

Lee También

Comentarios