Jueves, 13 de Agosto 2020
Entretenimiento | El Divo de Linares muestra potencia vocal a sus 71 años

Raphael sorprende con su fortaleza

El Divo de Linares, fiel a su estilo, de negro, cantó como si fuera su último concierto en la Perla de Occidente

Por: EL INFORMADOR

Talento mayor. El español en su reencuentro con el público tapatío agradeció la preferencia por más de 50 años de carrera.  /

Talento mayor. El español en su reencuentro con el público tapatío agradeció la preferencia por más de 50 años de carrera. /

GUADALAJARA, JALISCO (21/MAY/2014).- La perfección en persona. Eso es Raphael, el español que no olvida su acento pero se transforma en latino ante el mínimo aplauso. El cantante que cuando se postra en el escenario no hay quien lo baje, pero se mueve como mariposa cuando el ritmo se cuela en sus oídos.

La velada inició puntual y las pupilas tapatías asistentes al Auditorio Telmex no daban crédito de la fortaleza con la que Raphael apareció en el escenario la noche de ayer, tan divo como él solo, pero tan popular como sus éxitos que perduran a más de 50 años de trayectoria ininterrumpida.

De negro de pies a cabeza vistió. El hijo pródigo de Linares cantó como la primera vez y agradeció como si fuera el último encuentro con el público que recordó aquellas canciones que lo adoptaron en México.

A 15 minutos de iniciado el concierto Raphael soltó Mi gran noche entre un manoteo que invitó a los asistentes a balancear los brazos al ritmo de los coros que retumbaron cuando el cantante se alejaba del micrófono para hacer mancuerna con la eufórica audiencia.

Cinco fueron los músicos que lo acompañaron y atestiguaron los piropos que las damas exclamaron ante las pasionales entonaciones del intérprete de Toco madera y Yo sigo siendo aquel en donde añadió El Raphael del siempre.

Raphael no sólo cantó, el concierto se transformó en un recital de líricas consagradas de su compositor Manuel Alejandro como No te olvides”y Como yo te amo. Posó con su clásico encanto de brazos cruzados y sonrisa coqueta para memorar el por qué en la década de los ochenta recibió un disco de Uranio por vender más de 50 millones de copias en el mundo.

Con saco al hombro Raphael de 71 años no falló, se rindió ante los aplausos que él mismo devolvió para decir: “Esta es mi vida y aquí quiero acabarla” señalando al escenario mientras Digan lo que digan se expandió como pólvora entre los tapatíos que de pie cantaron a pulmón abierto.

SABER MÁS
Refrenda su estilo


Cadera de lado a lado, besos al aire y arreglos modernizados a las canciones no faltaron, como tampoco lo hicieron “Estar enamorado”, “Provocación” y “Gracias a la vida”, de la que dijo era su fetiche y guía artística.

Raphael prometió regresar a Guadalajara, no sin antes despedirse con las más esperadas de la bohemia noche “Hablemos del amor” y “Cuando tú no estás”.

Temas

Lee También