Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 07 de Diciembre 2019
Entretenimiento | En plena formación artística

Paulina Gaitán confiesa su pasión por el cine

La actriz tabasqueña, con ocho películas en su carrera, se dice feliz por el estreno de Cosas insignificantes al lado de Bárbara Mori

Por: EL INFORMADOR

GUADALAJARA, JALISCO.- Le encantaría trabajar con Dakota Fanning o Salma Hayeck en alguna película, o porque no con Diego Luna o Gael García. Todavía es menor de edad, es originaria de Tabasco, se llama Paulina Gaitán y en dos semanas comenzará la filmación de su novena película, La mitad del mundo.

Sus primeras actuaciones se dieron en Televisa donde participó en Casos de la vida real para luego en TV Azteca mostrar su talento en Lo que callamos las mujeres, donde todavía actúa.

Paulina debutó en la pantalla grande de la mano de Luis Mandoki en Voces inocentes en 2004. Trabajó bajo la dirección de Daniel Gruener en Morirse en domingo en 2006 y luego compartió créditos con Kate del Castillo en Trade y con Jacqueline Bracamontes en Cuando las cosas suceden, ambas el año pasado.

En 2009 llegarán a la cartelera dos producciones cinematográficas más donde el rostro de Gaitán estará presente: Sin Nombre y Deseo, ésta última compartiendo cartel con Edith González, Paola Núñez y Christian Bach. Mientras que ayer, con todo y alfombra roja en una plaza de Guadalajara, Paulina presenció el estreno de la película Cosas insignificantes, protagonizada por Bárbara Mori y Fernando Luján, filme donde da vida a Esmeralda¸ que en palabras de la actriz y entrevista con EL INFORMADOR , “se trata de una joven de 15 años que está enojada con el mundo porque tiene que cuidar a su abuela y a su hermana de nueve años. Sus hermanos viven en Canadá y le mandan dinero, pero no le alcanza y tiene que trabajar y estudiar de ahí viene la frustración que experimenta”.

Estás a punto de filmar tu película número nueve y aún no eres mayor de edad, ¿cómo es que has logrado estar tan presente en la pantalla grande?
“Todo lo he conseguido por medio de castings. Y llegué al cine después de estudiar tres años en el CEA (Centro de Educación Artística de Televisa), estado ahí me invitaron al casting de Voces inocentes, les gustó mi trabajo y me quedé”.

Tras debutar en “Voces inocentes” ¿qué significado tomó entonces el cine?
“Después de eso me enamoré del cine. Sentí que la química era totalmente diferente en un rodaje, con respecto a la televisión, la gente es más alivianada, se trabaja más a gusto, aunque independientemente si se trata de televisión o cine, lo cierto es que trabajo es trabajo, y me gusta poner todo como actriz en un proyecto”.

¿Cómo llega a ti “Cosas insignificantes”?
“Mientras se rodaba Crimen sin perdón una persona de la producción me invitó a hacer casting. Después hubo que esperar dos años, entonces tenía 14 y por momentos pensé que no me quedaría con el papel porque el tiempo pasaba y no se filmaba, sin embargo aquí estoy con el personaje de Esmeralda”.

¿Qué cuenta la cinta?
“Tiene un mensaje. Me encanta Cosas insignificantes porque la gente suele acostrumbrarse a ver superficialmente las cosas, y a veces es necesario aprender a ver lo que la mayoría de la gente no le importa, por ejemplo, un periódico, trae miles de historias pero la gente a veces no le pone atención porque están acostumbrada a verlo a diario, y si alguien se adentra en lo que muestra un diario se puede sorprender con lo que encuentra, es como aprender apreciar los detalles”.

¿En algún momento has pensado en la dirección?
“Ahora sólo quiero enfocarme a la actuación, que es lo que me llena, y aunque en algún momento me gustaría dirigir una película, también pienso que no es lo mío”.

Temas

Lee También