Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 15 de Diciembre 2018
Entretenimiento | En estas mismas obras se hallaron también siete almenas monumentales de cerámica, de 2,40 metros de alto cada una.

Nuevos hallazgos del Templo Mayor azteca mostrados en exposición

Estas esculturas representan a dos deidades prehispánicas, Mictlantecuhtli, dios azteca de la muerte, e Izcalli, dios azteca del fuego, ambas removidas de su emplazamiento original por los españoles durante la conquista.

Por: EFE

MÉXICO.- Tres esculturas aztecas y cuatro almenas de casi tres metros de altura prehispánicas descubiertas en 2007 en el centro de la capital mexicana serán mostradas por primera vez en una exposición que se inaugura hoy en el Templo Mayor de Ciudad de México para conmemorar los 30 años de este proyecto arqueológico.

La muestra pretende mostrar "de forma sucinta" los trabajos llevados a cabo a lo largo de estas tres décadas a través de piezas encontradas en este sitio arqueológico y demostrar que el "proyecto del Templo Mayor sigue vivo", sostuvo hoy en entrevista con Efe el director del museo, Carlos Javier González.

Explicó que gracias al programa de arqueología urbana, pensado para rescatar las piezas arqueológicas de Tenochtitlán, ciudad azteca que dio origen a la actual capital mexicana y cuyos restos se encuentran en el subsuelo de la moderna urbe, fueron halladas tres esculturas prehispánicas.

Concretamente aparecieron en la calle Donceles 97, en las obras de construcción del edificio anexo del Centro Cultural de España en México, y dos de las piezas fueron mutiladas por los conquistadores en el siglo XVI.

Estas esculturas representan a dos deidades prehispánicas, Mictlantecuhtli, dios azteca de la muerte, e Izcalli, dios azteca del fuego, ambas removidas de su emplazamiento original por los españoles durante la conquista.

Sin embargo la tercera está prácticamente completa, a excepción de la cabeza que falta, y representa a un ave de grandes dimensiones, probablemente un águila, usada como vasija de ofrendas.

En la base muestra en relieve al dios de la tierra azteca, Tlaltecuhtli, y en su parte superior es donde está la cavidad para depositar las ofrendas.

En uno de los laterales muestra la fecha "siete caña", relacionada con el dios Quetzalcoatl (Serpiente emplumada).

En estas mismas obras se hallaron también siete almenas monumentales de cerámica, de 2,40 metros de alto cada una, en forma de caracol cortado, y en la exhibición se mostrarán tan solo cuatro porque el resto están siendo restauradas.

Éstas sí aparecieron en su colocación original azteca, bajo el suelo de los vestigios de un edificio prehispánico, lo que parece indicar que originalmente formaron parte del techo del mismo y después se colocaron en su base como ofrenda a los dioses.

Para no detener las obras del inmueble, dentro del mismo se conservará una "generosa porción" del edificio prehispánico "a manera de ventana arqueológica" para que los visitantes puedan admirar los vestigios aztecas, explicó González.

En total la exposición, que estará abierta hasta el 31 de agosto, está formada por más de noventa piezas de concha, piedra pulida e incluso algunas de la época colonial que también fueron encontradas con el programa de arqueología urbana.

EFE, 24-04-08, RNGZ.

Temas

Lee También

Comentarios