Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 17 de Agosto 2018
Entretenimiento | En la misma situación se encuentran, entre otros muchos espacios, el Museo Anahuacalli, diseñado por Diego Rivera, y el Museo Rufino Tamayo, de Teodoro González de León y Abraham Zabludovsky.

Museo de antropología está en peligro por falta de declaratoria

Fue creado para proteger lo que quedó del pasado, pero nadie lo protege de lo que pueda pasar en el futuro.

Por: EL INFORMADOR

MEXICO, D.F.- Fue creado para proteger lo que quedó del pasado, pero nadie lo protege de lo que pueda pasar en el futuro: el Museo Nacional de Antropología, obra emblemática del arquitecto Pedro Ramírez Vázquez, no cuenta con la declaratoria de monumento artístico, que otorga el Instituto Nacional de Bellas Artes, encargado de resguardar el patrimonio mueble e inmueble del siglo XX.
El año pasado, la Secretaría de Educación Pública envió a la Comisión Federal de Mejora Regulatoria los anteproyectos de decretos para declarar a los museos de Antropología y Anahuacalli monumentos artísticos. También hay anteproyectos para el Horno 3 del Parque Fundidora, en Monterrey, así como para cinco inmuebles de estilo ecléctico en las colonias Roma y Juárez de la ciudad de México.
Mientras los decretos son firmados y publicados en el Diario Oficial de la Federación, todos los inmuebles corren el riesgo de sufrir alteraciones.
Ser un edificio bello y famoso no es garantía de conservación. En esa situación estaba la antigua sede del Instituto Nacional Indigenista, ubicado en la avenida Revolución del Distrito Federal.
La construcción, creada por Alejandro Caso y Margarita Chávez de Caso constituye un ejemplo de la arquitectura funcionalista, que tiene en su fachada de concreto martillado uno de sus más notables atractivos.
Por determinación de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas íinstitución que hace uso del inmueble para albergar los archivos documentales del INIí, y con el pretexto de disminuir el ruido, se le agregó una segunda fachada.
La Dirección de Arquitectura y Conservación del Patrimonio Artístico Inmueble del INBA llegó con un año de retraso a la obra. Su titular, el arquitecto Ramón Vargas, dio algunas recomendaciones y otorgó su visto bueno.
A la intemperie Para la arquitecta Margarita Chávez de Caso es claro que el patrimonio arquitectónico mexicano del siglo XX está totalmente desprotegido.
"Ya se han cometido estropicios irreparables, como la alteración de la casa del arquitecto Enrique del Moral, en Tacubaya, un ejemplo de integración de arquitectura vernácula con aspectos contemporáneos."
La antigua sede del INI no es el único edificio de los arquitectos Caso que ha sufrido alteraciones. El edificio ubicado en la esquina de Paseo de la Reforma y General Primm, que en su momento fue sede del Banco Obrero, también se ha visto afectado. Los arquitectos experimentaron en el inmueble de 22 pisos el uso de concreto teñido de negro combinado con laja negra de Taxco. No obstante, el concreto fue pintado de verde.
"Los museos de Antropología y Anahuacalli deberían tener declaratoria. No están alterados porque son muy famosos, pero legalmente están tan desamparados como muchos otros."
Entre los inmuebles que deberían tomarse en cuenta, la arquitecta señala al despacho del arquitecto Agustín Hernández, en Tecamachalco,
La Ley Federal de Monumentos, en su artículo 32, estipula que son monumentos artísticos los bienes muebles e inmuebles que revistan valor estético relevante.
El valor estético se determinará a partir de elementos como la representatividad, la inserción en determinada corriente estilística, el grado de innovación, los materiales y técnicas utilizados, y en el caso de los inmuebles, su significación en el contexto urbano.
De acuerdo con la ley, el órgano encargado de asesorar a la autoridad  es la Comisión Nacional de Zonas y Monumentos Artísticos, integrada por funcionarios del INBA y expertos en arte.
El 24 de julio del año pasado la Comisión se reunió y sugirió la declaratoria de cinco inmuebles ubicados en las colonias Roma y Juárez de esta ciudad (Colima 145, 151 y 249-E, Córdoba 90 y Turín 40).
El 13 de septiembre, por unanimidad los miembros de la Comisión, aprobaron sugerir la declaratoria del Museo Nacional de Antropología y el Horno 3 del Parque Fundidora.
El anteproyecto de decreto correspondiente al Museo Anahuacalli, si bien está dirigido a Josefina Vázquez Mota, titular de la SEP, fue aprobado por la comisión desde el 25 de febrero de 2004.
De 1972, en que se promulgó la ley, a la fecha menos de 40 bienes han sido declarados patrimonio artístico. Se pidió al INBA la lista de los inmuebles con declaratoria, sin embargo no hubo respuesta;
tampoco la hubo para la solicitud de entrevista con el arquitecto Vargas con el fin de aclarar el destino de la antigua sede del INI y la situación del patrimonio del siglo XX.
La más reciente declaratoria fue la de un edificio diseñado porVladimir Kaspé, el cual sería derribado para construir la Torre Bicentenario, proyecto del Gobierno del Distrito Federal. La acción expedita del INBA en defensa del patrimonio no fue la misma con la antigua sede del INI, alterada por un organismo federal.
Una búsqueda en los registros del Diario Oficial de la Federación arrojó que entre los monumentos con declaratoria están el edificio de Correos, el de la Secretaría de Salud, el Palacio de Bellas Artes, el Munal, la Ciudad Universitaria y la Casa Luis Barragán, en el Distrito Federal; en Guadalajara se encuentran la Casa ITESO y el Mercado Libertad.

Redacción/El Informador, 4/03/08, RNGZ.

Temas

Lee También

Comentarios