Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 13 de Diciembre 2017
Entretenimiento | Experimenta el poder sanador que puede tener una melodía

Marco Antonio Muñiz: la música sanará heridas

El cantante dijo que la situación afecta a los artistas directamente porque la gente tiene miedo de salir a la calle

CIUDAD DE MEXICO.- Los recientes acontecimientos de violencia en México y la muerte inesperada de dos altos funcionarios de gobierno en un avión que se estrelló han dejado huellas profundas en la población, que pueden empezar a sanarse mediante la música.

Al menos así lo cree firmemente el cantante Marco Antonio Muñiz, quien lleva casi 65 años de carrera y ha podido experimentar el poder sanador que puede tener una melodía.

``Podemos aportar un poco de paz y de alguna manera ayudar a compensar las heridas abiertas... Por eso llego lleno de entusiasmo redoblado'', dijo el viernes en rueda de prensa con motivo de su espectáculo la semana próxima en un hotel de la capital mexicana.

``La idea es que el público que está dolido... pueda tener una noche tranquila, una noche llena de romanticismo y de cosas positivas'', agregó.

Dijo que la situación afecta a los artistas directamente porque la gente tiene miedo de salir a la calle y los teatros ya no se llenan como antes.

El cantante señaló que muchas personas han querido hacerle daño a México, pero se mostró confiado en que vendrán mejores tiempos.

``Yo pienso que esto nos va a cambiar a medida que pase el tiempo y que surjan verdaderos valores jóvenes'', afirmó.

Muñiz comenzó su carrera un 6 de enero de 1946, cuando por primera vez le pagaron por cantar ``en una carpita'' en la Ciudad Juárez.

Desde entonces ha tenido momentos ``buenos, malos, regulares, de chile y de azúcar'', pero lo que le mantiene a flote es el apoyo de su familia, sus amigos y del público.

Señaló que mantener su voz en buenas condiciones luego de tantos conciertos no ha sido tarea fácil, en especial por la cantidad de excesos que debía ``torear'' en los camerinos, donde las drogas y el alcohol no faltaban.

``Pero hasta para ser vago se necesita equilibrio'', indicó.

Además, desde que inició su carrera siempre le tuvo miedo a hacer el ridículo frente al público.

``De pocas cosas puedo presumir, pero... ese miedo a estar ronco, a decir cosas incoherentes, el temor de que a la tercera canción las cosas no caminen como debe ser, eso es importantísimo para mí'', aseguró.

El intérprete de boleros como ``Por amor'', ``Serenata'' y ``Regálame esta noche'' lamentó la poca producción actual de temas de contenido poético y opinó que se ha ``opacado la cultura musical'', en aras de la propagación de la música regional mexicana, que se enfoca más en el ritmo que en la calidad de la interpretación o de las letras.

Por ahora no piensa retirarse porque entiende que aún tiene su garganta en muy buenas condiciones, dijo tras repartir besos a diestra y siniestra, autógrafos y posar para fotos.

``No sé cuánto (tiempo más cante), el que está allá arriba es el que ordena''.

Temas

Lee También

Comentarios