Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 19 de Noviembre 2017
Entretenimiento | Los ibéricos cruzan el Atlántico para encontrarse con sus fieles tapatíos

Love of Lesbian, amistad a toda prueba

Los ibéricos cruzan el Atlántico para encontrarse con sus fieles tapatíos, montados en el éxito de 'El poeta Halley'
Love of Lesbian tocará en el Teatro Diana el próximo 10 de noviembre. ESPECIAL /

Love of Lesbian tocará en el Teatro Diana el próximo 10 de noviembre. ESPECIAL /

GUADALAJARA, JALISCO (19/OCT/2016).- Las relaciones humanas son misteriosas. Lo mismo se comparten momentos de gloria que se enfrentan instantes de dolor. Sucede que a veces entre dos personas hay acercamientos profundos, solamente para dar paso a una barrera infranqueable. Quizás es por eso que se dice que una amistad es un tesoro que vale la pena cuidar, y eso es algo que saben bien los integrantes de Love of Lesbian.

A 20 años de haber comenzado sus andanzas en los escenarios, el quinteto conformado por Santi Balmes (voz, sintetizadores, guitarras), Julián Saldarriaga (guitarra, secuenciador, banjo, coros), Oriol Bonet (batería), Joan Ramón Planell (bajo) y Jordi Roig (guitarras) se alista para presentarse en el Teatro Diana el próximo 10 de noviembre. Una cita que el público tapatío y la banda esperan con ansias, como lo reconoce el propio Oriol.

“Venir a México siempre supera nuestras expectativas”, asegura el baterista, quien reconoce que la primer visita a nuestro país, en 2013, marcó un punto de inflexión para la agrupación. “La sensación que nos deja tocar en su país siempre es positiva, y recordamos bien que será nuestra segunda visita a Guadalajara, lo que nos tiene muy emocionados, porque siempre encontramos más de lo que imaginábamos”.

Orgánico regreso

Bonet agrega que la adrenalina que les provoca su reencuentro con los tapatíos es todavía mayor debido a que lo hacen con un disco nuevo bajo el brazo. “Con ‘El poeta Halley’ recuperamos un poco la esencia de cómo hacíamos música muy al principio, apelando mucho al trabajo en común; se sintió muy similar a lo que habíamos hecho en ‘Maniobras de escapismo’ (2005). Fue volver a trabajar en ensayos, a participar todos en todo, algo que quizás había sucedido menos en las dos placas anteriores”.

Si en el estudio hubo magia, para Oriol lo mejor está en los conciertos en vivo. “Al tocar el disco en directo se despliega una comunión enorme con el público. Eso ha sucedido en España y nos emociona cómo será en México, donde la gente suele ser mucho más intensa”.

Las dos décadas de experiencia sobre los escenarios no se notan en la voz de Oriol. No hay cansancio ante las preguntas ni cae en los lugares comunes al momento de definir su trabajo. Presume el disco como un niño presume su juguete nuevo, y se emociona con el viaje, el tercero a nuestro país, como si apenas fuera el primero. Quizás todo lo anterior se deba a la armonía que hay al interior del quinteto, y a un elemento clave: “Antes que músicos, somos amigos”.

“Todos tenemos claro en la banda cuales son los roles. Esta claridad en hace que el grupo siga siendo lo que es. Cada uno ha aportado su grano de arena en el funcionamiento, y ya son muchos años juntos, más de 20, y seguimos siendo los mismos de siempre, somos más un grupo de amigos que una banda de rock”.

SABER MÁS

Cada quién su rollo

Aunque cada uno de los integrantes de la banda está comprometido con el proyecto, Oriol Bonet reconoce que todos saben darse su espacio para hacer otras cosas. “Cada uno busca su parcela en este parque creativo. Santi explota su faceta de escritor, Julián explota su lado como productor y yo la gastronomía, por ejemplo. A veces necesitas abandonar por un rato lo musical y abordar ese otro lado creativo que tienes”.

Temas

Lee También

Comentarios