Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 12 de Diciembre 2018
Entretenimiento | Corona de lágrimas. El desafío apenas comienza

Lola Merino saca fuerza de flaqueza

''Siento que muchas mujeres van a identificarse con mi personaje porque en esta sociedad no sabes lo que sucede en casa. Muchas mujeres aguantan de todo por sus hijos''

Por: EL INFORMADOR

Con un plan superior. Lola sabe que los malos momentos de Mercedes tendrán una recompensa.ESPECIAL  /

Con un plan superior. Lola sabe que los malos momentos de Mercedes tendrán una recompensa.ESPECIAL /

GUADALAJARA, JALISCO (28/SEP/2012).- Una mujer abnegada y sumisa que lleva una doble vida. Frente a la sociedad es la esposa perfecta de un abogado con mucho poder y madre de una bella hija. Detrás de la puerta del hogar sufre el maltrato de su pareja y la falta de respeto de su retoño. Esa es la historia de Mercedes, personaje que interpreta Lola Merino en la telenovela Corona de lágrimas.

Protagonizada por Victoria Ruffo, la una novela rinde homenaje a las mujeres fuertes. “Es el drama de sobrellevar la vida y sus obstáculos sin la ayuda de nadie. Como el de todas las mujeres luchadoras que solitas se encargan de sacar adelante a su familia”, explica en entrevista la actriz Lola Merino.

“Voy a sufrir, pero me voy a valer del dinero de mi esposo, conseguido en malos trabajos, para hacer cosas buenas. Ayudo a organizaciones no gubernamentales que, por lo menos, apoyan a los que más lo necesitan”, declara Lola, prestándole su voz a Mercedes.

“Los espectadores se van a preguntar ¿por qué aguanta todo esto teniendo tanto poder para salir adelante?”, afirma Merino respecto a su personaje. “Pero ella está segura de que si decide divorciarse va a perder a su hija porque realmente a quien quiere y admira es al papá. Su felicidad implicaría perder a lo que más quiere en su vida, que es su hija, a pesar de que la trate mal”.

Adriana Louvier interpreta a su hija, mientras el papel de su esposo corre a cargo de Ernesto Laguardia. “Él y yo ya habíamos trabajado hace como 18 o 19 años. Éramos la pareja joven en la telenovela Cenizas y diamantes. Yo era algo así como una Cenicienta. Nos volvemos a reencontrar; volvemos a ser pareja, pero esta vez como papás”, comparte la actriz.

Las grabaciones de la telenovela apenas inician y hasta el momento Merino no ha tenido la oportunidad de convivir tanto en escena, pero cree que todo va muy bien. “Siento que va a ser un proyecto muy muy bonito. Siento que muchas mujeres van a identificarse con mi personaje porque en esta sociedad no sabes lo que sucede en casa. Muchas mujeres aguantan de todo por sus hijos”.

Su participación en este proyecto se dio gracias a que “El Güero” Castro, productor del melodrama, le llamó para hacer pruebas y, luego de hacerlas, obtuvo el papel. Platica que tenía muchas ganas de trabajar con este equipo porque “es divino, con un carisma hermoso. Me dio la oportunidad de trabajar con él y aquí estamos, con las mejores ganas del mundo.”

PIENSA EN EL FUTURO
Equilibra facetas


Lola se describe como aventurera, pues por temporadas se desconecta del mundo cuando termina un proyecto, y se retira por un mes o dos a surfear a una playa en Nayarit. Luego, cuando añora la vida acelerada de la ciudad, regresa a México. Por su personalidad inquieta, esta actriz comienza a planear lo que hará al acabar el rodaje. “Falta mucho, pero si Dios quiere, cuando termine de grabar, me quiero ir a África a comprar unas cositas allá porque me encanta la cultura africana. Y si se puede me quiero ir a Bali a surfear un rato”.

Corona de lágrimas / Lunes a viernes, 16:15 horas/ Por: Canal de las Estrellas

Temas

Lee También

Comentarios