Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 15 de Diciembre 2017
Entretenimiento | Galería Vértice acoge la muestra que acumula más de una veintena de paisajes y pequeños retratos

La evocación infantil de Szmulewicz se convierte en Ecos

El pintor argentino radicado en la Ciudad de México muestra en Guadalajara lo último de su producción plástica

GUADALAJARA, JALISCO.- El del pintor argentino Pablo Szmulewicz es un pincel expresivo, casi onírico, que dignifica los recuerdos de la niñez en el lienzo a través de un trabajo que consiste en la remembranza. Sus colores, en confabulación con la herramienta de esbozo y por encima de una labor dibujística bien depurada, se suceden y se ordenan, en los diversos planos contenidos en el espacio pictórico, en una mezcla que da contundencia a los personajes lúgubres y lúdicos que protagonizan su obra -arlequines, caballos de carrusel, mujeres jóvenes que nunca muestran el rostro- hasta alcanzar la intensidad de un caleidoscopio. O, por el contrario, el sombrío ambiente de un paisaje selvático.

Así, el contrastante imaginario del artista bonaerense con una trayectoria de más de 30 años, se exhibe a partir de esta noche en la Galería Vértice de Guadalajara transformado en Ecos, una muestra que recoge más de una veintena de los trabajos más significativos -entre las obras que ostentan su sello personal, paisajes y pequeños retratos- del autor nacionalizado mexicano desde 1987.

De acuerdo con Szmulewicz, "las imágenes que surgen reiteradamente en mi obra, como leit motiv, nacen de mi infancia: los carruseles, el primer erotismo, las historias de migraciones, la música, los colores y las formas. Fibras sensibles que organizan la sinfonía y el ritmo de lo que me es entrañable".

En la composición de las piezas -pequeño y gran formato- que el autor muestra en lo que viene a ser su primera exposición en Guadalajara, además, se revela su pasado como responsable de una tienda de telas en su natal Argentina a manera de inspiración, ya que dota a cada obra de texturas sutiles y figuras simbólicas que enfatizan la finalidad, sino única, al menos sí consciente del trabajo plástico de Szmulewicz: rendir cuentas de la historia personal que se empieza a construir desde la infancia.

"En mi pintura busco dar sentido y dimensión humana a la vorágine de información que, cotidianamente, nos golpea y nubla nuestra mirada. Para ello, planteo claves y acertijos como herramientas para revelar la realidad y propongo y propongo la ternura como método de sanación.", advierte el pintor.
De esta forma, añade, "en mi trabajo hay una búsqueda a través de lo sensible que, naciendo de lo particular, alcance lo universal para crear un vínculo con el observador, contando y reinventando la historia, nuestra historia".

El paralelismo entre espectador y creador, entonces, radica "en la posibilidad de crear otros órdenes. Se trata de abrir nuevos parajes a la fantasía, mundos arreglados de otro modo, sin rigidez de ideas adultas. El pintor pide volver a la infancia, pero sin ingenuidad", según lo establecido en alguna ocasión por el periodista cultural Humberto Musacchio con respecto a la obra de Szmulewicz.

"Mi obra me define y me describe. Soy pintor, por eso reivindico el oficio de la pintura y el placer lúdico del trabajo cotidiano como alternativas para afirmar la vida y recomponer la realidad frente al vacío", puntualiza el argentino.

La inauguración de la muestra Ecos en la Galería Vértice (Lerdo de Tejada 2418) es esta noche, a las 20:30 horas y permanecerá en exhibición hasta los últimos días de este mes.

Como previo a una retrospectiva
Antes de que el Museo de Arte de Zapopan (MAZ) monte en sus salas una exposición retrospectiva del pintor y escultor Ismael Vargas (Guadalajara, 1947) el próximo 20 de noviembre, la Galería Vértice presenta ocho piezas del artista -grabados, esculturas y de técnica mixta- a partir de esta noche.

Aunque son pocas piezas, Luis García Jasso, propietario de la galería, detalla que la idea de exhibir el trabajo de Vargas es "porque toda su obra está vendida incluso antes de terminarla", además de que, en su mayoría, pertenece a colecciones de Monterrey y Ecuador, país donde el artista residió durante cuatro años.

Frases a destacar

"Pablo Szmulewicz pinta las imágenes turbulentas del cambio aferrado a una sola certeza: la composición rigurosa, la arquitectura tenaz de sus cuadros".
Graciela Schmilchuk, historiadora de arte

"Szmulewicz redondea su juicio como creador, dándole una vuelta de tuerca más a la felicidad de la imagen, para recalcar los poderes mágicos permanentes del arte de la pintura en sí. Es mester de juglaría postmoderna".
Luis Carlos Emerich, crítico

"Rema un minotauro o un ángel, se desangra un torero, damas de la pintura barroca miran nostálgicas o temerosas. ¿Hacia dónde? No nos lo dice Pablo Szmulewicz, no puede, su caballete está en medio de la embarcación".
Luc Desmarquest, historiador de arte
 

Temas

Lee También

Comentarios