Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 12 de Diciembre 2018

Entretenimiento

Entretenimiento | Pintura en el café La Coronilla

La ECRO cuestiona a Chucho Reyes como autor de un mural

En la planta alta de la finca situada en Morelos, ayer abrió sus puertas el Museo de Títeres de Jalisco

Por: EL INFORMADOR




Aunque aún hace falta realizar un análisis profundo, es casi un hecho que el mural encontrado en el Café La Coronilla en marzo pasado no es de la autoría de Chucho Reyes, como se creyó en primera instancia. “Es muy aventurada esa afirmación sin documentación histórica previa. Más bien parece que es una pintura decorativa  doméstica del siglo XIX, que de cualquier forma es muy relevante, porque hay muy pocas en Guadalajara”, asegura Denise Chauran, una de las especialistas de la Escuela de Conservación y Restauración de Occidente (ECRO) que realizó el dictamen de la obra, entregado ayer a la arrendataria de la finca ubicada en Morelos 666, Rebeca Cedeño.

El estudio señala que se encontró pintura decorativa en tres cuartos de este inmueble civil de tipo habitacional (estilo ecléctico semi-clásico del segundo tercio del siglo XIX), en el que se especula vivió Chucho Reyes Ferreira. “En dos de ellos  se trata de un color amarillo plano en los lienzos del muro y un guardapolvos color café, también liso. En una habitación, se encontró una pintura decorativa en tonos lila y morada sobre un fondo azul, que representan una red geométrica de flora de inspiración asiática. Este tipo de diseños son típicos de la pintura decorativa doméstica que se llevaba a cabo por la época de la construcción de la finca”.
Por las características de la pintura, parece que la técnica es temple al huevo, pero hace falta realizar un análisis de laboratorio para corroborarlo.

Denise Chauran, quien realizó el estudio con Eduardo Padilla, advierte que aún no se puede determinar nada a ciencia cierta, “necesitamos hacer más análisis y queremos realizar un proyecto para toda la pintura mural del edificio; queremos ver si hay más pintura mural en el piso de arriba (donde se inauguró ayer el Museo de los Títeres), porque sólo hicimos calas en la planta baja, donde está el café.  Haría falta hacer un análisis histórico, estilístico y técnico de las pinturas murales”.

El dictamen, realizado por la ECRO a petición de la arrendataria de la finca, estipula que se pudieron haber perdido pinturas murales por las intervenciones del edificio, pero lo que se ha encontrado, está “muy completo”.

La propuesta de la ECRO es desarrollar el proyecto ejecutivo el próximo semestre escolar, que incluya los estudios históricos de la casa y del mural, determinar los pigmentos utilizados, hacer propuesta de liberación, sondeos en el resto de la casa y en propiedades colindantes y realizar un plan de manejo para la conservación y exposición de la pintura en el sitio. De manera que las pinturas puedan restaurarse a principios de 2009.

“Nos interesa recuperarlos porque en Jalisco hay pocos ejemplos de pintura decorativa en vivenda del siglo XIX, es un hallazgo relevante. Otro elemento importante es que Rebeca Cedeño quiere hacer del café un centro cultural, por lo que todo se integrará en el mismo proyecto”, comenta la restauradora del Seminario Taller de Pintura Mural de la ECRO.


La alquimia de los títeres estrena casa

La compañía La Coperacha cortó ayer el listón del nuevo Museo de los Títeres de Jalisco que desprendió la alquimia de las marionetas por todos los rincones de la planta alta de la finca donde se especula que vivió Chucho Reyes.

En total son seis espacios que alojan escenarios y habitantes lúdicos que representan aspectos de la antigua Ciudad de Guadalajara y obras de José Clemente Orozco y Goya.

Antonio Camacho de La Coperacha señala que la idea del espacio es que “se genere la convivencia de las artes escénicas y visuales de los títeres, que sea un espacio que mejore la calidad de educación artística. No existe ningún lugar como este en el Occidente”.

Por la mañana, el secretario de Cultura, Alejandro Cravioto, inauguró el espacio y prometió apoyar esta iniciativa ciudadana. Por la noche, el escritor Carlos Monsiváis, Paco de la Peña y Juan José Doñán ofrecieron la conferencia “Los papeles de Chucho Reyes Ferreira”.  

El Museo de los Títeres se abrirá de martes a domingo y se ubica en Morelos 672. El costo de entrada es de 20 pesos para niños y 50 para adultos, ya que, según afirmó Antonio Camacho, “La Coperacha es una asociación civil que piensa que la autogestión es la alternativa para los artistas no solo en México sino en todo el país”.



Temas

Lee También

Comentarios