Miércoles, 20 de Octubre 2021
Entretenimiento | El uruguayo presenta el disco 'Bailar en la cueva'

El México que fascina a Jorge Drexler

El uruguayo está muy contento de regresar a la Perla Tapatía, donde presentará el disco 'Bailar en la cueva'

Por: EL INFORMADOR

Jorge Drexler asegura que regresa a Guadalajara con el corazón lleno de experiencias para compartir. ESPECIAL  OCESA  /

Jorge Drexler asegura que regresa a Guadalajara con el corazón lleno de experiencias para compartir. ESPECIAL OCESA /

GUADALAJARA, JALISCO (17/SEP/2014).- Jorge Drexler abrirá su próximo concierto en Guadalajara con una coreografía. “Se van a reír mucho. Lleven ropa cómoda”, recomienda el cantautor uruguayo que regresa a la Perla Tapatía con un nuevo disco, ''Bailar en la cueva''. Esta vez acompañado de una banda, con secciones de vientos y percusiones, el músico regalará sus mejores pasos de baile un día antes de su cumpleaños número 50, cuando se presente en vivo el 20 de septiembre en el Teatro Estudio Cavaret.

Su más reciente placa incorpora distintos ritmos más allá de su clásico folk latino de guitarra y voz, con una instrumentación más amplia que le permite pintar en texturas como la bossa nova, la cumbia y el jazz. Pero Drexler está lleno de más sorpresas. En entrevista, no sólo se decanta como un admirador de la música ranchera, sino que afirma que algo de su influencia está presente en ''Bailar en la cueva'', fenómeno que bautizó como una especie de “ranchera metafísica”.

El cantante también ha tenido una prolífica carrera en el celuloide. Después de haber ganado un Oscar por su tema ''Al otro lado del río'', que aparece en la película ''Diarios de motocicleta'' (2004), protagonizó un filme argentino llamado ''La suerte en tus manos'', hace dos años. Ha colaborado para múltiples bandas sonoras por las que también se ha llevado algún premio más, como el Goya. Si volviera a participar en un proyecto fílmico, le encantaría que fuese bajo las instrucciones de un director mexicano.

—Después de venir de una faceta muy intimista, en tu más reciente disco usas el concepto del baile como protesta ante la dictadura militar que viviste en Uruguay (1973-1985) ¿Cómo conjugaste el uso de ritmos más bailables con un tema tan duro?

—Nunca he visto un obstáculo entre el movimiento y la reflexión. Las experiencias humanas que más me gustan son las más completas, las que involucran más áreas de las personas. Bailar sintiendo y bailar sabiendo son experiencias muy fuertes.

Cuando a mí más me gusta bailar, es cuando la canción parte de una rítmica preciosa, de una armonía, y además de eso hay dos, tres, cuatro palabras en un lugar muy específico que terminan de llevarte al lugar más alto. Siempre he pensado que la música y el baile han servido para todo tipo de catarsis, para algo evidentemente lúdico, amoroso, y hasta para exorcizar el dolor.

A mí me gusta utilizar la canción con todos los colores de la paleta: canciones con rima, sin rima, con estructura en décima, en son jarocho, en formato de rap, con rima no periódica, música instrumental, música electrónica, folklores…
 
—¿Entonces, vas tejiendo con muchos ritmos tu propio estilo?

—Creo que el estilo de una persona es algo más personal. Es como la personalidad: se ve alterada muy ligeramente con la ropa que se pone, pero la personalidad de fondo es inherente a la persona y no se modifica con el exterior.
 
—Hace algún tiempo fuiste telonero de Caetano Veloso y ahora él es uno de los invitados en las colaboraciones de tu disco. ¿Qué se siente alcanzar ese logro?

—Es un sueño hecho realidad. No pensé que fuera a pasar nunca. Todo fue de manera muy espontánea, estábamos los dos en Bogotá grabando el disco y surgió de repente. También es muy importante porque ''Bolivia'' es una canción muy personal para mí: habla de cuando mis padres escaparon de Alemania en 1939 y se fueron a vivir a Bolivia durante ocho años.

Todas las colaboraciones del disco, la de Caetano Veloso, la de Anita Tijoux, la de Bomba Estéreo, la de Calle 13… todas surgieron de manera realmente espontánea, en una comida, en una charla. No suelo planificar mucho.
 
—Tras colaborar con artistas de diferentes países, pasearte con tu música por toda Latinoamérica, grabar en Colombia, ser uruguayo y vivir en Madrid… ¿qué te deja ese multiculturalismo?

—Este disco ha sido una expansión de mi territorio geográfico, de la misma manera que ha sido una expansión de mi territorio corporal. En los últimos cinco años hemos tocado en prácticamente todas las capitales de América y en cada lugar en el que estábamos fuimos estableciendo vínculos, aprendiendo de la música y de la danza.
 
—Después de protagonizar una película, ganar un Oscar y colaborar en muchas bandas sonoras, ¿tienes algún otro proyecto en cine?

—El cine me ha dado un montón de alegrías. Últimamente he tenido algunas ofertas pero no me han terminado de convencer. Para hacer una película tengo que dejar tres meses de tocar en vivo y entonces por eso tiene que ser un guion muy bonito. A mí me encanta el cine mexicano, y por eso aprovecho para hacer un llamado a los directores a que me inviten a actuar.
 
—¿Qué puede esperar el público tapatío de tu próximo concierto?

—Estoy muy contento de regresar a Guadalajara. El último concierto que tuve fue muy especial para mí, me quedé muy impresionado con el calor de la gente, con el fervor, y si así fue ese concierto, que fue bastante íntimo, ¿qué no va a pasar en este otro? Esta gira es tanto para el cerebro y el alma como para el cuerpo (…) y la verdad nos vamos a entregar por entero. Vamos a festejar mi cumpleaños por Guadalajara. Así que invítennos de fiesta.

LAS POSTURAS DE JORGE DREXLER SOBRE...

El cine mexicano


Se confiesa fan del cine mexicano y en particular del director Carlos Reygadas. Es un admirador de la “poesía visual” que encuentra especialmente en sus más recientes películas, ''Luz silenciosa'' (2007) y ''Post Tenebras Lux'' (2012). No ha visto “Gravedad (2012), pero también le gustan otros trabajos de Alfonso Cuarón.

El son jarocho

Uno de los aspectos que cautivan a Drexler es la hibridación de la cultura hispana con la prehispánica, lo que dio lugar a lo que él llama un “maravilloso mestizaje”, un ir y venir cultural constante en toda Latinoamérica. El sincretismo posibilitó el nacimiento de fenómenos musicales como el son jarocho, del cual se declara seguidor.

José Alfredo Jiménez


Jorge Drexler es amante de la música ranchera, y particularmente del compositor guanajuatense José Alfredo Jiménez. Asegura que el mexicano tiene una gran capacidad de síntesis del lenguaje, cuya música posee una “precisión inimaginable”, a la que compara con los breves poemas japoneses conocidos como haikus.

FRASE

“Hay un conato de ranchera en mi disco actual, una especie de ranchera metafísica que está basada en la ley de la entropía y la realidad”.

Jorge Drexler, cantante

¡ASISTE!

El valor del Circulo I


¿Eres suscriptor de El Informador y cuentas con tu tarjeta de Circulo I? Entra al Facebook de Circulo I y participa por pases dobles para el show de Jorge Drexler.

Temas

Lee También