Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 22 de Septiembre 2018
Entretenimiento | Los materiales pétreos con más de 25 millones de años de antigüedad, gozan de protección como atractivos culturales y turísticos

Colabora la SC en la protección de las Piedras bola

El Cerro de Piedras Bola, reserva ecológica protegida en Jalisco, es casa de longevas esferas pétreas consideradas patrimonio de la entidad.

Por: EL INFORMADOR

AHUALULCO DE MERCADO, JALISCO.- Durante millones de años, han permanecido como testigos silentes e inertes del paso del tiempo, de la fauna que las rodea, quizá como protectoras, como ornamento de la flora que se encuentra en torno a ellas, cobijándolas con su sombra. Se trata de las enormes Piedras Bola, materiales pétreos que desde hace más de 15 años han comenzado a ser protegidos por el hombre y desde la quincuagésima séptima legislatura, reconocidas como parte fundamental de la reserva ecológica asentada en el municipio de Ahualulco del Mercado.

Por ello es que las autoridades municipales se han preocupado por la conservación de estas enormes piedras circulares que se pueden encontrar en diversas regiones del municipio, elementos que se integran armónicamente a una serie de lugares protegidos, como es el caso de la zona arqueológica Santa Cruz de Bárcenas e incluso Guachimontones, por la cercanía que tiene con ambos sitios.

Con apoyo del Gobierno del Estado, a través de la Secretaría de Cultura (SC) y su Dirección General de Patrimonio, el municipio ha recibido hasta le fecha más de nueve millones de pesos para la conservación de la reserva, seis millones 750 mil pesos el año pasado y este 2008, tres millones de pesos, los cuales han sido destinados para trazar el polígono y la adquisición del territorio.

Piedras Bolas se encuentra en el cerro del mismo nombre (bautizado así en honor a las esferas pétreas que abundan en el sitio), a 14 kilómetros de la cabecera municipal de Ahualulco del Mercado, a mil 100 metros sobre el nivel del mar. El área protegida es de 256 hectáreas, de las cuales, 156 son de uso restringido.

El proyecto sobre el cual se trabaja para proteger y dar a conocer esta zona y se divide en tres áreas: deportiva, recreativa y educativa. En la primera se han instalado tres tirolesas para el uso de los visitantes, existe una zona para acampar, hay diversos senderos para observar la flora y fauna, así como tres rutas ciclistas con diferentes niveles de dificultad. A ello se suma un par de puentes colgantes para una sola persona, de 99 y 66 metros de longitud.

Sobre las piedras, Luis Guillermo Martínez Olmos, asesor de la Presidencia municipal, dijo en una conferencia de prensa convocada en el sitio en cuestión, que éstas tienen una antigüedad de 25 a 30 millones de años, de acuerdo a estudios realizados por la Universidad de Pensilvania (Estados Unidos).

Su nombre científico es “mega esferulitos”, pero son mejor conocidas como “piedras bola”. Si bien algunas de ellas se encuentran en forma simple reposando sobre la montaña, hay otras que están sobre un cono invertido (pináculo), desafiando a la gravedad, como sucede en Torrecillas y Torcasas.

A pesar de que todavía son pocas las personas que conocen la existencia de estos materiales pétreos, no obstante su longeva existencia, los pocos que han dado con ellas se han encargado de dañarlas. Por eso, al cuestionar al presidente municipal de Ahualulco del Mercado, Miguel Ángel Ballardo Tiznado, sobre las acciones que se emprenderán para protegerlas del ganado que todavía transita por ahí, él asegura que ello no les provoca preocupación, pues al final de cuentas es el hombre el que se ha encargado de destruir mucho de lo que existía en la zona (algunas piedras han sido dinamitadas en busca de oro supuestamente oculto en su centro). De ahí la urgencia de proteger el sitio y darle también vida nueva.

Así, se espera que en cinco o seis años, el cerro de Piedras Bola cuente con la suficiente infraestructura para dar cabida a visitantes (para ello se requerirá también apoyo de la Secretaría de Turismo). De momento ya se puede acampar y se ha pensado en realizar actividades culturales los fines de semana en un ágora situada en la parte alta de la montaña.

“En febrero de 2009 -añadió Martínez Olmo-, si logramos armar la presentación de un proyecto, llevaremos a cabo un encuentro de místicos y científicos; además, vamos a ligar el sitio con los centros arqueológicos y esperamos que para 2010 sea una alternativa para los Juegos Panamericanos”.


Zona arqueológica

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en Jalisco ha trabajado de manera muy cercana con la Secretaría de Cultura en la protección de las zonas arqueológicas. Tal es el caso de Santa Cruz de Bárcenas, situada en el municipio de Ahualulco del Mercado.

Lorenza López, arqueóloga responsable de la investigación en el área junto con Marisol Montejano, resaltó que se trata de un sitio de gran importancia, toda vez que pertenece al periodo posclásico, el cual ha sido poco estudiado en el Estado debido precisamente a que son escasos los sitios de este tiempo.

Añadió que de momento ya se ha delimitado el área, privilegiando aquella en donde se encuentran vestigios que deben ser protegidos, además de identificar y valorar los daños que la zona ha sufrido al paso del tiempo.

Para ello, Modesto Aceves (director de Patrimonio Artístico e Histórico de la SC) apuntó que el Gobierno del Estado ya les ha otorgado un millón 850 pesos para llevar a cabo esa tarea y seguirá habiendo otras aportaciones, toda vez que en Ahualulco del Mercado la Secretaría de Cultura ha establecido cuatro frentes de protección: la zona arqueológica, las Piedras Bola, la torre de la parroquia y la estación del ferrocarril, estos últimos aspectos en términos de restauración.


Temas

Lee También

Comentarios