Jueves, 20 de Junio 2024
Entretenimiento | El término “adicción” se ha vinculado al consumo de sustancias psicoactivas, pero se ha extendido a otras situaciones

Adicciones extrañas sin el uso de fármacos

Masticar hielo o tierra, usar BlackBerry, y realizarse cirugías cosméticas son algunos de los casos más raros a los que se enfrentan los especialistas

Por: SUN

CIUDAD DE MÉXICO.- "Desde hace 20 años, me paro cada mañana, enciendo el radio y escucho si alguien murió en el pueblo para poder asistir a su velorio. Este hábito no puedo evitarlo y nació desde el momento en que enterré a mi padre. Tengo 42 años, no tengo empleo y me declaro adicto a los funerales", confiesa Luis Squarisi, un brasileño con una la extraña afición de asistir a los sepelios.

Una adicción es un estado psicofísico causado por la interacción de un organismo vivo con un fármaco, caracterizado por la modificación del comportamiento y otras reacciones.

Usualmente el término se ha vinculado al consumo de sustancias psicoactivas, pero se ha extendido a otras situaciones que no requieren de la ingesta de ninguna sustancia, como comer hielo o el uso de los llamados smartphones, explica psicocentro.com

Los sitios medicalnewstoday.com y dailymail.co.uk recopilaron las que consideran las adicciones más extrañas del mundo, las cuales no incluyen, en ninguno de los casos, el empleo de drogas.

Tanorexia: Es la adicción al bronceado. Los rayos UV del sol producen endorfinas y eso da felicidad. Los casos graves de tanorexia pueden ser considerados muy peligrosos debido sobreexposición a los rayos ultravioleta que conlleva dicha adicción, hecho que puede ser causa de muchos efectos secundarios negativos, entre ellos el cáncer de piel.  

CrackBerry: Como lo dice su nombre, es la afición a la BlackBerry. Los expertos dicen que ésta se da porque alimenta el ego y hace sentir a las personas importantes.

Adicción a la cirugía cosmética: Los pacientes no se sienten nunca conformes con su aspecto y no paran de entrar al quirófano hasta no verse "perfectos" (lo que jamás van a lograr, según ellos).

Pagophagia: Es una obsesiva necesidad de masticar hielo. Científicos señalan que puede ser una señal de bajo contenido de hierro en la sangre.

Obsesión por los funerales. No tiene un nombre en particular. La historia más conocida de esta dependencia es la de un brasileño llamado Luis Squarisi quien sufre lo que él llama una adicción a los funerales. Tiene 42 años y durante los últimos 20 ha asistido a todos los entierros de su pueblo; incluso, ha dejado su trabajo para poder alimentar a su "vicio".

Blanquearse los dientes constantemente: Los posibles efectos secundarios de esta adicción son la sensibilidad dental y la irritación de las encías.

Geofagia: Es la práctica de comer tierra o el suelo sustancias similares, tales como arcilla y yeso, con el fin de obtener los nutrientes esenciales como el azufre y fósforo del suelo.

 Intervention es un reality show americano donde cada capítulo se sigue a alguien que sufre una adicción. El caso de Allison es uno de los más raros, la chica es adicta a diferentes tipos de aerosoles.

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones