Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 24 de Marzo 2019
null
Jalisco

En 3 años, se duplican voluntarios en el Civil

En 2016, mil personas apoyaban a pacientes y sus familiares, cifra que llegó a dos mil este año; en enero se sumaron 14 grupos 

El Informador

“Es sólo una etapa, esto va a pasar”, le dice una mujer que está parada a su lado, y quien lo cuida como si fuera de su familia, aunque sea la primera vez que se ven. “Con su plática se siente uno relajado”, afirma Ignacio, quien recibe su primera quimioterapia en el Hospital Civil “Fray Antonio Alcalde”, en Guadalajara.

Algunas personas les dicen “ángeles”, otras se despiden de ellos con un “Dios les bendiga y les dé más”. Se refieren a quienes hace tres años eran alrededor de mil, y que en 2019 crecieron al doble. Son dos mil voluntarios que adaptan su tiempo y vida a las necesidades de familiares y pacientes que pasan por situaciones adversas en esa unidad hospitalaria.

"Sería muy diferente el hospital sin estos apoyos beneficiarios que la gente nos trae, ya sea para comer o vestir… o hasta para un rollo (de papel)". María Acevedo, familiar de un paciente del Hospital Civil.

Dentro del Civil Viejo existen 165 grupos voluntarios, de los cuales 134 son de alimentos y 31 son de acompañamiento. En el Nuevo Hospital Civil “Juan I. Menchaca” operan otros 52: son 217 y se estima que en cada uno hay 10 personas.

Esther Cisneros, representante de los voluntarios, asegura que en lo que va de este año se sumaron 14 agrupaciones. Atribuye el crecimiento a que “la institución cada vez atiende a más personas, quienes se quedan empáticas con la situación y agradecidas”.

Mago Lara tiene cuatro años como voluntaria en el Civil Viejo. Lleva comida junto con su grupo “Voluntariado Mariano” de la Parroquia Belén de Jesús. Ella agenda el día de la semana en el que va a servir desayunos para las personas que lo necesitan.

“Muchas veces estamos en nuestra casa sin hacer nada y podemos ser portadoras de este gran servicio. Beneficiamos a las personas que vienen a recibir los alimentos y creo que nos beneficiamos también nosotras, porque nos vamos bendecidas”, comenta.

Desde hace 20 años, Ignacia García apoya a pacientes de cáncer. Es tanto su cariño al voluntariado que le resulta “raro” el día que no pasa en el hospital. Es parte de la Fundación “Voluntarias contra el Cáncer” y ahora acompaña a mujeres que superaron esa enfermedad en la mama, y quienes desean hacerse una operación de reconstrucción.

“Apoyo a los tres médicos que hay de reconstrucción. Yo siempre estoy al pendiente; no me gusta dejarlas solas”, dice.

Su rutina es muy variada, pues puede llegar a las nueve, 10 o incluso desde las seis de la mañana. Todo depende de las necesidades de la paciente.

Voluntariado del Civil, indispensable para las familias de los pacientes  

Hace un mes que Rosa “vive” en el Hospital Civil. Su suegro está internado a causa de un infarto y desde Puerto Vallarta vinieron a atenderlo a Guadalajara. De no ser por los voluntariados de alimentos y por el área de descanso que existe dentro del nosocomio, ella gastaría 300 pesos en comida y unos 160 más en el hotel para su aseo diario y para usar el baño. Esto, calcula, le obligaría a gastar más de tres mil pesos a la semana.

"Muchas veces estamos en nuestra casa sin hacer nada y podemos ser portadoras de este gran servicio. Beneficiamos a las personas que vienen a recibir los alimentos, y creo que nos beneficiamos también nosotras porque nos vamos bien bendecidas." Mago Lara, voluntaria del Hospital Civil.

Sin embargo, sus cálculos son optimistas. En un recorrido que este medio realizó, se constató que una habitación para dos personas cuesta 300 pesos por día, y que una sola persona gastaría entre 150 y 200 pesos en sus tres comidas. Es decir, que para estar siempre al pendiente de las necesidades de un familiar hospitalizado en el Civil, se necesitarían al menos tres mil 500 pesos por semana.

Esa es sólo una de las razones por las cuales la ayuda de los voluntarios se ha vuelto indispensable. “Te evitas el gasto de la comida y te ayudan mucho con eso”, comenta Rosa, quien también ha recibido apoyo económico para realizar estudios de laboratorio a su familiar.

María Acevedo también ha recibido el auxilio de los voluntarios. “Sería muy diferente el hospital sin estos apoyos beneficiarios que la gente nos trae, ya sea para comer o vestir… o hasta para un rollo (de papel)”. Afirma que a veces ella no tiene ni para eso.

En septiembre del año pasado, el Hospital Civil de Guadalajara inauguró un área de descanso acondicionada para recibir a 64 personas, familiares de los pacientes internados en el Civil Viejo. Para su construcción, el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF Nacional) invirtió más de seis millones de pesos.  

Desde hace cinco años, Rosalinda Pérez es voluntaria en el Hospital Civil y ahora es quien coordina esa área de descanso. “Me encargo de cuidar los artículos de higiene y de cama, que son sábanas y cobijas. Tenemos un pequeño almacén donde se administran para que siempre estén las camas y la ropa limpia, y las personas que llegan puedan tener siempre un champú, un jabón”, comenta.

Además, en 2017 el Gobierno de Guadalajara inauguró unos baños públicos afuera del Hospital Civil que los familiares de los pacientes y el público en general pueden utilizar de manera gratuita. Sin embargo, éstos sólo abren de 07:00 a 18:30 horas. 

Ni el cáncer la detiene para ayudar a los demás

En 2011, Patricia Briseño luchó contra el cáncer de mama y, después de una reconstrucción mamaria, ahora enfrenta una metástasis en su hígado. Pero ni eso la detiene para ser voluntaria y ayudar a las mujeres que pasan por lo mismo contra lo que ella ha luchado.

Cuando le hicieron la mastectomía le quitaron más de veinte ganglios del brazo derecho y le dijeron que “cuidara el brazo como si fuera de cristal”. Eso la convenció de no rendirse. “Me decían que no moviera mi brazo, que ya nomás era de adorno. Yo dije: no, claro que no”.  
Recuerda que una vez sufrió una caída y se fracturó la muñeca, pero no la operaron debido a su condición. Y gracias a esa experiencia, Patricia se profesionalizó y tomó cursos relacionados con el problema que logró evitar.

Así, desde 2016 comparte sus vivencias y aprendizajes para ayudar a las mujeres que acaban de recibir una mastectomía en el Hospital Civil.

Cuando las pacientes ya presentan un linfedema (inflamación del brazo por la acumulación del líquido linfático, como le sucedió a ella), Patricia las invita a su consultorio para darles tratamiento sin cobrarles.

“El sentir que estoy ayudando a una persona, la verdad que para mí es mucha satisfacción”, concluye.

Claves: Acciones en pro de quienes lo requieren

  • Bazares  Hay grupos que se encargan de realizar bazares, rifas y otras actividades para recaudar fondos y ayudar a los pacientes. Con estas acciones incluso se han podido costear cirugías de corazón.
  • Compras  Gracias a estos fondos, los voluntarios han podido comprar desde medicinas, sillas de ruedas y muletas, hasta traslados, tratamientos de mayor costo e incluso se han cubierto gastos funerarios.
  • Anónimos  Aunque hay muchas personas que están de manera presencial ayudando a los pacientes y a sus familiares, otras lo hacen de manera anónima, enviando donativos periódicos para la compra de insumos o alimentos.
  • Comida  Ciertos grupos se organizan y llevan alimentos para repartir entre los familiares que acompañan a pacientes hospitalizados durante su recuperación. Las comidas se entregan tres veces al día, toda semana.
  • Respaldo Pero el apoyo no queda allí. También se organizan para realizar actividades de acompañamiento y respaldo psicológico. La mayoría de quienes integran esos grupos alguna vez fueron pacientes que así regresan el apoyo que el hospital les dio en su momento.

Grupos de voluntarios en el Hospital Civil

  • Sagrada Familia.
  • El Señor de la Misericordia.
  • Patrimonio Pro Enfermos.
  • Desvalidos Hospital Civil A.C.
  • Voluntarios Universidad Panamericana.
  • Una Sonrisa al Dolor A.C.
  • Cómplices A.C.
  • Asociación Civil de Damas
  • Pro-Hospital A.C.
  • Fundación Voluntarias contra el Cáncer A.C.
  • Junior  League de Guadalajara A.C.
  • Mi Gran Esperanza A.C.
  • De la Mano con Dany A.C.  
  • Mi último deseo A.C.
  • Nariz Roja.
  • Una Oportunidad de Vida Sociedad de Trasplantados A.C.
  • Club Rotario Guadalajara Colomos A.C.
  • Voluntariado Mariano.

¿Cómo sumarse a los grupos de ayuda? 

Si usted desea ser uno más del ejército de voluntarios que ayuda a los pacientes y a sus familiares, puede acudir cada jueves al Hospital Civil “Fray Antonio Alcalde” (Coronel Calderón # 777, Colonia El Retiro, en Guadalajara) y apoyar con alimentos o sumarse como voluntario al grupo “Voluntariado Mariano”, desde las 09:00 horas.

También puede acudir al área de Trabajo Social del Hospital Civil y unirse a algún grupo de voluntarios. Allí podrá ponerse en contacto con el o la encargada del grupo cuya causa sea con la que más se identifique más. 

Muchas organizaciones prestan su servicios a las familias de los internados. ARCHIVO / EL INFORMADOR

Mil “ángeles” en apoyo de los más necesitados

En julio de 2016, este medio publicó que había más de mil personas en los grupos de apoyo del Hospital Civil, quienes no sólo se acercaban con la intención de hacer alguna donación en efectivo, sino para brindar su tiempo y su esfuerzo en ayudar a los pacientes y a sus familiares, en tanto éstos se encontraban hospitalizados.

Esos “ángeles”, como muchos los conocen, también se encargan de hacer gestiones con panaderos, tenderos, tortilleros o carniceros, para tratar de acercar algún apoyo en especie. “En su mayoría, los voluntarios han sido pacientes de los hospitales o familiares de enfermos que han estado ingresados. Quedan con un agradecimiento especial por la atención que recibieron durante su estancia y quieren de alguna manera agradecerlo”, dijo entonces Esther Cisneros, la representante del voluntariado.

Día internacional: 5 de diciembre 

El 17 de diciembre de 1985, la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) invitó a los gobiernos del mundo a celebrar, cada 5 de diciembre, el Día Internacional de los Voluntarios. Pero no sólo a conmemorar la labor altruista, sino a ejecutar medidas que incentiven estas prácticas a fin de lograr que más personas se sumen y aporten algo de lo que tienen para ayudar a quienes carecen de ello.