Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 19 de Noviembre 2018
Economía | En México la producción caería hasta 50 por ciento

Mantendrán debacle las tres grandes de Detroit: Chrysler, Ford y GM

Ante este escenario, especialistas consideran que hacer al gobierno de Estados Unidos su principal accionista, recurrir a un sistema de economías de escala

Por: NTX

MÉXICO, DF.- Los efectos de la debacle que enfrentan las tres empresas más grandes de Estados Unidos del ramo automotriz: Chrysler, Ford y General Motors continuarán en 2009; se estima que sólo en México la producción reporte un descenso de hasta 50 por ciento, lo que implicará más paros técnicos en la industria instalada en el país.

Ante este escenario, especialistas consideran que hacer al gobierno de Estados Unidos su principal accionista, recurrir a un sistema de economías de escala e incluso las fusiones podrían dar un respiro a la industria estadounidense, y en consecuencia, atenuar los efectos en el resto del mundo.

En entrevista con Notimex, el presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), Eduardo Solís, adelantó que los primeros seis meses de 2009 serán complicados, "la industria en México y el mundo resentirá una importante caída en la demanda mundial. En nuestro país habrá más paros técnicos".

Pese a la crisis por la que atraviesa la industria, las tres grandes del sector estadounidense siguen apostando sus inversiones en México "y no hay, hasta el momento, signos de retiro de inversiones.

No hay ninguna información de que se vayan a detener inversiones", aseveró el presidente de la asociación.

La industria automotriz en México representa casi 20 por ciento del sector manufacturero, además de 20 por ciento de las exportaciones totales del país.

Ford de México continúa con sus planes de inversión al 2010 de tres mil millones de dólares en la reconversión de la planta de Cuatitlán para la fabricación del nuevo Fiesta, la construcción de una planta de transmisiones en Guanajuato y el apoyo a proveedores locales.

Por su parte, General Motors de México invertirá hasta en el último bienio un total de tres mil 600 millones de dólares para finales de 2008.

En otro escenario, el resultado en México de una posible desaparición de esas empresas en Estados Unidos, que tuvieron que ser inyectadas con recursos gubernamentales por 25 mil millones de dólares para su sobrevivencia, sería la pérdida de 27 mil 650 empleos directos, sin contar la cadena de proveedores.

Para el economista Juan Manuel Gordillo, director general de la firma mexicana Global Mind, al final del presente año se espera que la utilidad en Estados Unidos de esas marcas sea un tercio menor de lo que se presentó el año pasado, lo que llevará consigo una proporción semejante a la depresión de las exportaciones a Estados Unidos.

La industria automotriz estadounidense ya trae una tendencia de decrecimiento desde el año 2005 en cuanto a competitividad con otras zonas del mundo, fundamentalmente las asiáticas.

Para México, el impacto de la crisis del sector automotriz sería mucho mayor que en la Unión Americana, pues proporcionalmente muchas empresas dependen al 90 por ciento de la relación que se tiene con Estados Unidos, detalló el especialista.

En este sentido, el presidente de la Industria Nacional de Autopartes (INA), Agustín Ríos, adelantó que sólo este año, debido a la depresión en las ventas de Ford, General Motors y Chrysler en Estados Unidos, así como los paros técnicos en las plantas de México, el sector decrecerá entre 5.0 y 7.0 por ciento en cuanto al valor de al producción respecto al año anterior.

Tal situación, adelantó, ha propiciado que algunas líneas de producción ya estén cerrando, aunque no mencionó nombres de las empresas.

Las tres grandes de Detroit mantienen una plantilla en México de 27 mil 650 fuentes de trabajo, de las cuales cinco mil 650 pertenecen a Ford de México, 13 mil a General Motors y alrededor de nueve mil de Chrysler.

Con 10 plantas en conjunto en territorio mexicano (cinco de General Motors, tres de Ford con una en construcción y dos de Chrysler), las compañías automotrices de Estados Unidos participan con 54 por ciento de la producción nacional vehicular .

Aunque el próximo año será complicado para las armadoras en México y el mundo, en función de que la crisis es de nivel internacional, el sector automotor mexicano espera la implementación de medidas que reactiven el mercado doméstico.

Temas

Lee También

Comentarios