Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 12 de Noviembre 2019
Economía | Nuevo régimen de sanidad pública afectará intereses de aseguradoras

Ley de salud estadounidense, foco de atención financiera

La crisis terminará por producir una depuración positiva, expresa Gary Wendlandt, vicepresidente de la empresa New York Life Insurance Company

Por: EL INFORMADOR

NUEVA YORK, E.U.- El proyecto de reforma al sistema de salud en Estados Unidos, impulsado por el Gobierno de Barack Obama en el Congreso, está siendo seguido escrupulosamente por las compañías de seguros, puntales del sistema de seguridad social en este país.

“Ciertamente, va a haber reformas que podrían afectar el negocio de las aseguradoras (…) Sin embargo, estamos de acuerdo con la necesidad de que se reforme el sistema de salud”, expresó Gary Wendlandt, vicepresidente de la empresa New York Life Insurance Company, la mutualidad de seguros más importante de Estados Unidos.

De acuerdo con Wendlandt, es previsible que Estados Unidos suba los impuestos a muchos contribuyentes para soportar la iniciativa, que daría protección casi universal en materia de seguridad social a casi cuatro centenas de estadounidenses que hasta ahora no gozan de esta cobertura.

La Cámara de Representantes aprobó el plan Obama la semana pasada, que ahora está siendo discutida en el Senado, ante la expectativa de muchos ciudadanos en la Unión Americana.

Para New York Life, aunque falta esperar las modificaciones que puedan hacer los senadores al proyecto de reforma, es previsible que algunos de sus productos de protección se puedan ver afectados porque algunas personas considerarán en Estados Unidos que ya no es ineludible protegerse frente a la incertidumbre de los gastos por salud, aunque la afectación puede ser parcial porque, dice Wendlandt, la compañía con 164 años de existencia se ha dedicado fundamentalmente a atender a las clases medias de este país, y la iniciativa está destinada a beneficiar fundamentalmente a la población de bajos recursos.

Ya no hay caída libre

El responsable de la política de inversiones de New York Life, cuya sede se encuentra en la isla de Manhattan, asegura que los indicios de que se ha dejado la caída libre en la economía y las finanzas estadounidenses son consistentes.

“El colapso ha aminorado. Ya no estamos en caída libre, y eso es bueno. Podemos inferir que la parte más grave de la crisis (en la Unión Americana) ha cesado, aunque aún faltará tiempo para que vuelva a haber recuperación”.

Para Gary Wendlandt, el desempleo abierto en Estados Unidos sigue siendo uno de los mayores problemas para la sociedad. “Nos enteramos con tristeza el viernes pasado que la tasa de desempleo sigue elevándose”.

El directivo de la empresa aseguradora reconoce que la desocupación de la población influye en para que el consumo se vea afectado. “El consumo de la población implica 70% de la economía de este país. Y el consumidor actualmente está paralizado”.
Pero no es el consumo el que va a reactivar a Estados Unidos, reconoce. “Lo que necesitamos es limpiar el sistema de créditos de este país. Aún hay muchos préstamos malos, que necesitan una limpieza”.

Contra lo que muchas personas esperan, Wendlandt anticipa que las tasas de interés en la Unión Americana se mantendrán bajas por un tiempo. “La liquidez no es problema en Estados Unidos”.

El principal reto del país, cuya economía semiparalizada sigue afectando al mundo, particularmente a México —pues representa más de 80% de su mercado exterior—, es la corrección de los créditos “malos”, de los que aún hay alrededor de 400 mil millones de dólares en serios problemas.

New York Life, empresa que se ha caracterizado por mantener una política de riesgos calculados, “que algunos llaman conservadora, pero que nosotros más bien llamamos prudencia”, está a salvo de los problemas de otras entidades financieras.

Al final, anticipa Wendlandt, todo este problema que ha tenido tantos costos será útil para la empresa para la que trabaja, para las finanzas y el sistema económico estadounidense, porque producirá una evolución. “Tenemos todavía muchas dudas sobre cómo será la recuperación, cómo vendrá, pero no tenemos dudas de que esto ocurrirá porque finalmente la economía siempre se mueve en ciclos”, concluye.

(José Antonio Cázares/Enviado)

Temas

Lee También

Comentarios