Jueves, 13 de Mayo 2021
Economía | El banco afirmó que los únicos riesgos que se enfrentarán provienen del exterior

Fundamentos de la economía mexicana se mantienen sólidos: Banxico

El aumento en precios internacionales de hidrocarburos y el agravamiento de las crisis de deudas soberanas en Europa, representan posibles trabas a la recuperación mexicana.

Por: NTX

La economía mexicana será beneficiada por un crecimiento estimado de entre 4.0 y 5.0 por ciento en 2011. ARCHIVO  /

La economía mexicana será beneficiada por un crecimiento estimado de entre 4.0 y 5.0 por ciento en 2011. ARCHIVO /

NUEVA YORK, ESTADOS UNIDOS (14/JUL/2011).- Los fundamentos de la economía mexicana se mantienen sólidos y los únicos riesgos que se enfrentan para la recuperación provienen del exterior, afirmo Manuel Sánchez, subgobernador del Banco de México, en una conferencia en Nueva York.

"Pensamos que la economía de México ha mantenido la casa en orden. Así que tenemos que supervisar los eventos que pasan fuera del país. Los siguientes años serán afectados por la economía mundial", explicó Sánchez.

En una conferencia organizada por la Cámara de Comercio México-Estados Unidos, el funcionario dijo que un aumento en los precios internacionales de los hidrocarburos, así como el agravamiento de las crisis de las deudas soberanas en Europa, representan posibles trabas a la recuperación mexicana.

Sánchez opinó que un alza en las valuaciones del crudo favorecería a México mientras los incrementos no afecten a la economía de Estados Unidos, cuya desaceleración impactaría al país latinoamericano.

Otro de los riesgos mencionados por el funcionario es que disminuya el ritmo de la recuperación de la economía de Japón, que hasta el momento parece expandirse vigorosamente tras el terremoto y el tsunami de marzo pasado.

Una baja en la expansión de la actividad industrial en Estados Unidos también frenaría el ritmo de crecimiento de la economía mexicana. Al respecto, Sánchez descartó que el gobierno estadunidense pudiera declarar una suspensión de pagos por no acordar un presupuesto anual.

"Nos preocupan los problemas de los países avanzados, tanto los de corto como los de largo plazo. En el corto plazo, su reto es mantener la recuperación económica cuando terminen sus políticas de estímulo monetario, algo que pasará tarde o temprano", aseveró el economista.

Con un crecimiento estimado de entre 4.0 y 5.0 por ciento para este año, y de entre 3.8 y 4.8 por ciento para 2012, Sánchez dijo que la expansión de la economía mexicana se beneficiará además de una inflación de alrededor de 3.0 por ciento.

Finalmente, estimó que en el peor de los escenarios, en que México sufriera una masiva salida de capitales, los fundamentos de la economía real no serían afectados.

Temas

Lee También