/contenidos/2008/03/21/noticia_0043.html
Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 20 de Junio 2018
Economía | La Reserva Federal intenta mostrar que se ve acosada por los mercados, al cortar las tasas más de lo necesari.

Fed: baja de tasas tranquiliza al mercado pero la recesión parece

El banco central rebajó la tasa de interés de los fondos federales a 2,25%, buscando cerrar el paso a una crisis que se extiende

Por: EL INFORMADOR


NUEVA YORK.- La resuelta intervención de la Reserva  Federal estadounidense (Fed), que recortó el martes en 0,75 punto su tasa  rectora y licita más fondos para los bancos, permitió a los mercados recuperar  el aliento, pero los indicadores económicos siguen apuntando a la recesión.
El banco central rebajó la tasa de interés de los fondos federales a 2,25%,  buscando cerrar el paso a una crisis que se extiende y va contaminando  gradualmente nuevos sectores, en momentos en que las malas noticias sobre la  economía se acumulan.
La Reserva Federal intenta mostrar que se ve acosada por los mercados, al  cortar las tasas más de lo necesario, expresó el economista Scott Anderson, de  Wells Fargo. "La Fed quiso recordar que se ocupa de la tasa de fondos  federales, y no del mercado futuro", explicó.
La bolsa de Nueva York reaccionó inicialmente con euforia al recorte y  cerró el martes con alzas de 3,51% (Dow Jones) y +4,19% (Nasdaq), que a su vez  estimularon a todas las bolsas latinoamericanas.
Sin embargo, este optimismo duró poco: al día siguiente, los temores de los  inversionistas ante el estado de la economía estadounidense y las malas  noticias que aparecen por todas partes, impulsaron un nuevo derrumbe en el que  las acciones perdieron la mayor parte de las ganancias de la víspera.
Pero si bien la Reserva Federal está preocupada por la inflación, la  declinación del dólar ante el euro viene desencadenando una subida de precios  de materias primas en el mercado internacional. En efecto, el recorte de tasas  estimula la caída del dólar y consecuentemente se disparan los precios de las  "commodities".
"La Fed quiere amortiguar la turbulencia de los mercados, pero no por eso  les va a firmar un cheque en blanco. Quiere recordarle al mercado que no existe  un almuerzo gratuito, de modo que alguien tendrá que perjudicarse. Además,  tienen que ahorrar munición para el caso de que aparezca un nuevo Bear Stearns  o cualquier otro imprevisto", dijo Anderson.
El jueves, el índice de actividad de la región de Filadelfia, considerado  representativo de la tendencia de la economía, cayó a -17,4 puntos, lo que  indica una contracción de la actividad industrial, aunque algo menor que lo que  habían previsto los analistas, contribuyendo a levantar el ánimo de los  mercados.
El entusiasmo se vio reforzado cuando la Fed anunció que subastará 75.000  millones de dólares en bonos del Tesoro en su tentativa de estabilizar a los  bancos, que necesitan mucha liquidez.
El índice compuesto de indicadores económicos, que mide la evolución de la  coyuntura en los próximos seis meses, cayó 0,3% en febrero con relación a  enero, informó también el jueves el instituto de coyuntura Conference Board.
Las noticias no son mejores en el frente del empleo, donde las solicitudes  de seguro contra el desempleo experimentaron un marcado ascenso la semana  pasada, con 22.000 pedidos más que la semana anterior, totalizando 378.000  nuevos beneficiarios, según el Departamento de Trabajo.
La política monetaria de la Fed se ve así ante un difícil dilema: luchar  contra una recesión que, según el ex presidente del banco central, Alan  Greenspan, será "la más grave desde el fin de la Segunda Guerra Mundial" o  contra la inflación, que se ve estimulada por la declinación del dólar, por el  creciente déficit comercial estadounidense y por las políticas monetarias para  evitar la recesión, que ya parece inexorable.
En los últimos seis meses, el Comité Federal del Mercado Abierto (FOMC) de  la Fed cortó en tres puntos porcentuales la tasa rectora, buscando sortear la  recesión, aun poniendo en peligro su misión de cuidar el frente inflacionario.
"La Fed está gastando rápidamente su munición, pero no tiene otra opción",  explicó el analista Joel Naroff, de Naroff Economic Advisors, quien dijo creer  que la autoridad monetaria "tendrá éxito en evitar una recesión abrupta y  prolongada" y expresó su percepción de que "la economía estará de nuevo en pie  hacia fines de este año".
En todo caso, tal vez valga la pena tener en cuenta la reciente predicción  de Greenspan, en el sentido de que la crisis sólo "llegará a su fin cuando se  hayan estabilizado los precios de los bienes inmobiliarios, y con ellos las  cotizaciones de los productos financieros adosados a los préstamos  hipotecarios", que originaron la situación actual.

REUTERS 12:21 21/03/08 ccms

Temas

Lee También

Comentarios